Ivannia Varela. 11 agosto
Aunque la mayoría de los genes en los ticos son europeos, en el Valle Central, el porcentaje suele estar un 5% más arriba del promedio que se ve en el resto del país. Foto: Jorge Castillo (Con fines lustrativos).
Aunque la mayoría de los genes en los ticos son europeos, en el Valle Central, el porcentaje suele estar un 5% más arriba del promedio que se ve en el resto del país. Foto: Jorge Castillo (Con fines lustrativos).

¿Desde el punto de vista genético, cómo es la composición de la mayoría de los costarricenses? Para el genetista Ramiro Barrantes, si tuviéramos que dividirlo en porcentajes, la fórmula aproximada sería: 50% europea, 30 al 35% amerindia y 10 o 15% africana.

Sin embargo, por la sangre de los ticos también corren genes orientales, lo que convierte a esta población en una mezcla llamativa para estudios.

“Siempre hemos sido ‘mezcladitos’ (…) incluso, el español que vino a Costa Rica tampoco fue puro, tenía más mezclas genéticas con algunas partes de África (moros principalmente), por ejemplo. Las personas negras que vinieron tampoco tenían genes 100% de un solo tipo”, dijo Ramiro Barrantes a La Nación en una entrevista anterior sobre este tema.

En esa ocasión también aclaró que la combinación racial en Costa Rica es muy similar a la vista en otros países centroamericanos, con lo que se cae el mito de que aquí seamos los “más europeos y blanquitos” de la región.

Como la genética de la población nacional continúa despertando el interés de las personas, durante el mes de la Ciencia Barrantes se dio a la tarea de dar respuestas a las interrogantes que plantearon los lectores de este diario.

El resultado se plasma en este artículo, el primero de la serie Pregúntele al Científico que se publicará durante los próximos tres domingos de agosto, para celebrar el mes de la Ciencia.

Se trata de un proyecto conjunto entre La Nación y la Academia Nacional de Ciencias (ANC) y que se realiza por tercer año consecutivo. A continuación algunas de las consultas recibidas a través de Facebook o vía correo electrónico.

– El fenotipo predominante en mi familia es de piel blanca y ojos claros (de hecho mi papá tiene una mutación interesante llamada heterocromía y sus ojos son de colores distintos). Nos inquieta mucho nuestro origen porque nos vendieron la idea de tener orígenes europeos pero tenemos la sospecha de tener ancestros indígenas y afrodescendientes.

La mayoría de la población costarricense actual tiene su origen en la unión de tres grupos étnicos: los amerindios, que ingresaron al continente americano unos 12.000 años atrás; una población de origen europeo con unas 20 generaciones de pobladores en los últimos 500 años y los grupos africanos que ingresaron al inicio de colonia y a partir del siglo XIX provenientes de las islas del Caribe.

“El flujo de genes entre estas tres etnias originó la mezcla racial existente hoy en Costa Rica. Por otra parte, evaluaciones realizadas en los últimos 25 años indican que la población costarricense tiene aproximadamente un 50% de genes europeos, 30-35% amerindios y 10-15% africanos.

“Además, posteriormente ingresaron grupos chinos, en su mayoría de Cantón, que hoy contribuyen con un 5-7% de genes distribuidos en todas las provincias.

“Por lo tanto, es muy probable que, a menos que su familia ingresara al país un par de generaciones atrás, tenga el origen descrito antes, aunque bien podría diferir en sus proporciones”.

– Yo siempre he querido saber qué tanto de primos con primos hay en la genética tica. En mi familia hay varios matrimonios de ese tipo y nos han dicho que afecta mucho la salud de las generaciones que surgen a partir de esas relaciones.

La consanguinidad en Costa Rica hoy es mucho más baja que 50 años atrás; y esta tendencia continuará porque los aislados con alto endocruzamiento son pocos o no existen.

“Las uniones entre primos hermanos dieron lugar a uniones entre primos terceros o menos disminuyendo la consanguinidad (uniones entre parientes) y la endogamia (uniones entre personas de la misma localidad).

“Algunas regiones tienen en este momento algún grado de ambos (Alfaro Ruiz, la región de los Santos)”.

– ¿Con respecto a las mezcla genéticas, sería posible averiguar los genes por medio de mis apellidos Vílchez Martínez y el de mi esposo Carmona Argüello?

No. Donde si son valiosos los apellidos es para calcular los valores de endocruzamiento y endogamia.

¿Quería saber cuál es la mezcla genética de la población de Atenas y de San Carlos, mi abuela era de Atenas y mi abuelo de San Carlos?

La mezcla étnica de sus abuelos es muy probable que sea igual a la de todos los ticos.

– ¿En la zona sur, donde uno ve gente hasta de ojos azules, cuál origen genético es el más fuerte y por qué?

El color de los ojos representa poco en términos de genética de poblaciones ya que se utilizan marcadores genéticos (de preferencia neutros). La zona sur también tiene frecuencias de 50% de europeos, 30% de amerindios, 11% de africanos y 6% de chinos.

– ¿En cuál zona del país, hay más genes orientales?

En la zona norte (Guanacaste) y en la zona sur.

– ¿En qué parte del país se ve más influencia de la genética europea?

Las frecuencias no son tan diferentes, pero el Valle Central está un 5% arriba del promedio.

– ¿Cómo separa la genética del indígena de la china...ya que según dicen aquellos eran originarios de Oriente?

Los amerindios tuvieron su origen 14.000-12.000 años atrás, en parte de Siberia y Alaska; comparten muchos rasgos con los chinos, son orientales; pero su evolución a partir de aquí, es diferente.

– ¿Qué literatura científica o publicaciones científicas se puede leer de Costa Rica respecto al tema, hecho por costarricenses?

Hay bastante literatura científica sobre este tema; destacan en cantidad (y en calidad) las publicaciones sobre las poblaciones amerindias.

Ramiro Barrantes, genetista, es fiscal de la Academia Nacional de Ciencias. Foto de Archivo LN /Carlos González
Ramiro Barrantes, genetista, es fiscal de la Academia Nacional de Ciencias. Foto de Archivo LN /Carlos González
Acerca del científico: ¿quién es Ramiro Barrantes Mesén?

En el pasado fue presidente del Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit) y en la actualidad es fiscal de la Academia Nacional de Ciencias.

Estudia la genética humana, la genética de poblaciones y evolución, la epidemiología genética y la antropología genética.

Además, es el investigador principal del proyecto: “Análisis de la estructura genética y orígenes de la población costarricense, mediante el ADNmt y el cromosoma Y”.

Cuenta con tres libros y más de 125 publicaciones en español e inglés, en revistas científicas nacionales.

Es profesor emérito de la Escuela de Biología, de la Universidad de Costa Rica (UCR).