Desastres Naturales

Bomberos libran en Grecia su sétimo día de batalla contra el fuego

El siniestro de Eubea, la segunda mayor isla del país, seguía siendo preocupante este lunes y ofrecía un panorama apocalíptico

Pefki, Grecia. Los bomberos seguían luchando este lunes en Grecia, por séptimo día consecutivo, para tratar de salvar la isla griega de Eubea, a 200 km al este de Atenas, donde los pueblos son asediados por las llamas obligando a miles de personas a huir.

Aunque la mayoría de los incendios estaban estabilizados o remitían este lunes en Grecia, el siniestro de Eubea, la segunda mayor isla del país, seguía siendo preocupante y ofrecía un panorama apocalíptico.

Espesas y asfixiantes humaredas envolvían el lunes por la mañana la zona costera de Pefki, donde un centenar de residentes fueron evacuados por mar y otros reagrupados en la mañana, constató un equipo de AFP.

Allí, los lugareños más jóvenes acompañaban a sus vecinos mayores hasta la arena de la playa, desde donde tomaron un ferry para ser evacuados.

Mientras la Suprema corte griega pedía una investigación sobre la posible intencionalidad de varios incendios suimultáneos, los refuerzos aéreos están en camino.

El Primer ministro Kyriakos Mitsotakis dijo el lunes que conversó con su homólogo ruso Mijail Mishustin sobre el envío de otro avión BE-200 lanzador de agua.

El vecino y tradicional rival Turquía también prometió otros dos aviones antiincendios, señaló el ministro griego de Relaciones exteriores.

La Comisión Europea (CE) informó este lunes que en los últimos días aumentó el envío de aviones, helicópteros y bomberos a Grecia, así como también a Albania, Macedonia del Norte y Turquía para ayudar a estos países a combatir los incendios estivales.

Los países de la UE han movilizado hasta ahora 14 aviones y 3 helicópteros para extinción de incendios, unos 1.300 bomberos y 250 vehículos para apoyar a estos países, señaló en un comunicado el ejecutivo de la UE.

El viceministro griego de Protección Civil Nikos Hardalias había anunciado el domingo “otra noche difícil” en la isla de Eubea, asolada por el fuego desde hace siete días.

A falta de medios aéreos, los bomberos lucharon durante toda la noche y hasta el alba en Monokarya para impedir que el fuego llegara a la ciudad de Istiaia, según la agencia griega de prensa ANA.

Uno a uno, decenas de pueblos fueron desalojados a medida que las llamas engullían sus casas.

Los municipios de Kamatriades y Galatsades figuraban entre las prioridades de los bomberos este lunes.

“Si el fuego penetra por allí, se encontrará un bosque espeso y difícil de apagar”, indicaron los bomberos citados por ANA.

Entre los 650 bomberos desplegados en la isla figuran unos 200 llegados de Ucrania y Rumanía, reforzados por 11 aviones y helicópteros contra incendios, indicó la protección civil.

Los medios aéreos experimentaban “serias dificultades” en su labor debido a las turbulencias, el humo espeso y la visibilidad limitada, dijo el domingo Hardalias.

Hasta la fecha, dos personas han muerto en Grecia y ocho en Turquía, y decenas han tenido que ser hospitalizadas.

‘Situación crítica’

La Guardia costera griega señaló que 2.700 personas fueron evacuadas por sus fuerzas y barcos privados en los últimos diez días, la mayoría de la isla de Eubea.

Esto incluye a 350 personas evacuadas de pueblos alrededor de Pefki, muchas de las cuales pasaron la noche en un ferry estacionado cerca de la costa.

A las puertas de Atenas, el incendio que destruyó decenas de viviendas había perdido intensidad, según los bomberos griegos. Pero “el riesgo de reactivación es elevado”, advirtió Hardalias.

Numerosos medios terrestres seguían desplegados a pies del cercano monte Parnés, particularmente unidades enviadas de Israel, Chipre o Francia para socorrer a los bomberos griegos.

Otro incendio en Creta quedó bajo control y la situación también remitía en el Peloponeso, donde todavía hay 300 bomberos movilizados, según las autoridades.

Las llamas han arrasado más de 56.000 hectáreas en los últimos diez días en Grecia, según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS).

Unas 1.700 hectáreas ardieron, de media, en el mismo periodo entre el 2008 y el 2020.