Vistazo al mundo

Un niño perdido en la frontera, el retrato del drama migratorio en EE. UU.

En Vistazo al mundo, la frontera entre Estados Unidos y México está desbordada por la llegada de miles de migrantes centroamericanos, muchos de ellos son menores no acompañados. Hoy retomamos el caso del niño Wilton Eniel Gutiérrez

En el repaso internacional de la semana ahondamos en el drama migratorio en la frontera entre Estados Unidos y México y también hablamos sobre la grave situación sanitaria en Brasil que superó este martes la cifra de 4.000 muertes por covid-19 en 24 horas, un nuevo máximo para el país suramericano. Además, Ecuador y Perú acuden hoy a las urnas para decidir su futuro político en medio de los estragos de la pandemia.

Si preferís recibir este blog en tu correo electrónico, registrate al boletín Vistazo al Mundo desde este enlace.

_________________________________________________________________________________________

Aunque los desplazamientos forman parte de la humanidad desde hace miles de años, cada vez que un flujo migratorio aumenta en una región del mundo, deja a su paso dolorosas y desgarradoras vivencias.

Las movilizaciones de centroamericanos a Estados Unidos no han cesado desde hace varios años, pero recientemente se combinaron una serie de aspectos coyunturales que han animado a miles de personas a cruzar el río Bravo: la llegada del presidente demócrata Joe Biden a la presidencia y su aparente apertura para recibir y mejorar la calidad de vida de los migrantes, el golpe de los huracanes Eta e Iota en el 2020, la pobreza, el escaso empleo, la falta de vacunas contra la covid-19, la violencia de las pandillas y la presencia cada vez mayor del narcotráfico y crimen organizado.

En marzo, las autoridades estadounidenses reportaron la detención de 172.000 migrantes, un récord que no se había alcanzado en 15 años, y que representa un alza del 71% con respecto a las cifras de febrero. Mientras que el número de menores no acompañados registró un aumento del 100% en un mes.

De acuerdo con las cifras oficiales, unos 17.000 menores indocumentados no acompañados se encuentran bajo custodia del gobierno federal de Estados Unidos, de los cuales 5.500 se mantienen en centros de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, más allá de los números, hay seres humanos con historias —dramáticas, conmovedoras, insólitas— en busca de empezar una nueva vida en un lugar más próspero y seguro, porque más que migrar, lo que hacen es huir.

Esta semana se conoció el caso de un niño nicaragüense perdido en la frontera entre Estados Unidos y México. En un video publicado en redes sociales, se observa al menor pidiendo ayuda a un policía porque, según cuenta, el grupo con el que había conseguido cruzar lo había dejado abandonado.

“¿Me puede ayudar? (...) Yo venía con un grupo y me dejaron botado y no sé dónde están”, se escucha decir al niño a un oficial, en un camino rural en el estado de Texas. El menor lloraba y dijo que estaba asustado.

Días después, el niño de 10 años fue reconocido por su familia en Nicaragua e identificado como Wilton Eniel Gutiérrez.

Las indagaciones realizadas en Nicaragua determinaron que el niño viajaba con su madre, Meyling Obregón, de 35 años.

La abuela del menor, Socorro Leiva, relató a la revista nicaragüense Divergentes que su hija, la madre del niño, decidió viajar con él a Estados Unidos huyendo de la pareja, quien la agredía física y psicológicamente.

Originarios de la comunidad de Muelle de los Bueyes, en el centro del país, ambos habrían emprendido el viaje con destino a Estados Unidos el 7 de febrero.

De acuerdo con la agencia AFP, el tío del menor, Misael Obregón, quien reside en Estados Unidos, explicó a un medio digital nicaragüense que sus parientes habían sido rechazados en la frontera y deportados a México.

Ya de regreso en México, dijo Misael, madre e hijo fueron secuestrados por traficantes que, tras una negociación, liberaron solo al niño.

La vicepresidenta nicaragüense Rosario Murillo dijo a medios oficiales que su gobierno realiza gestiones ante México y Estados Unidos para localizarlo.

El menor se encuentra sano y salvo y fue trasladado a las instalaciones de detención de la CBP en la localidad de Donna, Texas, donde recibió alimentos y le hicieron la prueba para detectar coronavirus.

Su historia representa el drama migratorio que se vive en la frontera, una situación que está lejos de acabar mientras se mantenga el mismo sistema que está quebrado y falten las medidas integrales.

_______________________________________________________

Otras informaciones relevantes de la semana…

⇒ Brasil registró el martes 6 de abril por primera vez más de 4.000 muertos de covid-19 en 24 horas, en una interminable espiral ascendente que augura un abril más sombrío que marzo, hasta ahora el mes con más decesos por la pandemia. Asimismo, la cifra de casos superó los seis millones. Brasil es el segundo país con más muertos y con más contagios, superado solo por Estados Unidos.

⇒ Perú y Ecuador acuden a las urnas este domingo para elegir presidente en medio de la emergencia sanitaria. En Ecuador se lleva a cabo la segunda ronda que se decide entre los candidatos Andrés Arauz y Guillermo Lasso, un duelo de izquierda y derecha. La disputa se concentra, al igual que en la primera ronda, alrededor de la figura del expresidente Rafael Correa.

Mientras que los peruanos escogen entre 18 candidatos, aunque sin favoritos, el final resulta impredecible. Según las encuestas, ningún candidato supera el 10% de intención de voto.

_______________________________________________________

Si tenés algún comentario o consulta podés escribirme a ximena.alfaro@nacion.com.

Si preferís recibir este blog en su correo electrónico, registrate al boletín Vistazo al Mundo desde este enlace.

Ximena Alfaro M.

Periodista en la sección El Mundo. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas relacionados con el acontecer internacional.