Fabrice Le Lous. 4 febrero
El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP

Wuhan, la novena ciudad más grande de China, está cerrada por aire y por tierra en una misión por contener el nuevo coronavirus que ya ha acabado con la vida de al menos 1.400 personas y ha infectado a más de 65.000 alrededor del mundo.

Héctor Retamal, 44 años, es un fotoperiodista chileno de la Agence France Presse (AFP), quien estuvo reporteando desde Wuhan por 8 días, antes de ser evacuado gracias a las autoridades chinas y francesas. A Héctor lo acompañó otro periodista de AFP: Sebastien Ricci, de 38 años, que he reporteado en Afganistán, Irán, Kurdistán y Corea del Norte.

Chen Qiushi es un abogado chino especializado en derechos humanos que sube fotos y videos a su canal de YouTube o a su cuenta de Twitter todos los días para revelar cómo está la situación en la ciudad.

En este Explicador destacamos la información más relevante de sus últimos relatos para entender cómo es la vida en el centro de una crisis de salud mundial.

Wuhan es el punto de origen del coronavirus, un grupo de virus nuevo similar al Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés) que mató a 774 personas entre 2002 y 2003 principalmente en Asia. El nuevo coronavirus se conoce por ahora como 2019-nCoV, y científicos en todo el mundo trabajan contrarreloj para encontrar una vacuna.

Se cree que el brote se dio a finales del 2019 en el mercado mayorista de mariscos de Wuhan. Existen más de 200 coronavirus identificados. La mayoría vive en animales como murciélagos. En el concurrido mercado se venden todo tipo de animales vivos y muertos. No hay certezas de que el coronavirus naciera allí, pero es la suposición que se maneja en la versión oficial por el momento.

Actualización: este Explicador fue escrito y publicado el 5 de febrero pasado. El 7 de febrero, su familia y amigos dejaron de saber sobre él. Qiushi está desaparecido y cercanos suyos temen que el Estado de China lo haya detenido, puesto en cuarentena forzada o incluso matado, según este articulo de la BBC.

Chen Qiushi, el abogado y periodista desaparecido en Wuhan. Foto: YouTube.
Chen Qiushi, el abogado y periodista desaparecido en Wuhan. Foto: YouTube.

Sus cuentas en redes sociales son ahora manejadas por un amigo suyo. Según la BBC, las autoridades chinas pueden estar tan interesadas en controlar la expansión del virus como callar las voces independientes que indagan al respecto de la crisis.

Ciudadanos de Wuhan en una calle de la ciudad en bicicleta, el 29 de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
Ciudadanos de Wuhan en una calle de la ciudad en bicicleta, el 29 de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
Así se vive la crisis en Wuhan

Así está la situación en Wuhan comenzando febrero de 2020, según los reportes de Chen Qiushi, Héctor Retamal y Sebastien Ricci.

Situación del transporte

--En diciembre pasado, en los grupos de chat de taxistas ya se mencionaba el temor de una enfermedad infecciosa que se expandía por Wuhan, pero las autoridades lo negaron. Los taxistas pensaban que era Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés), y alertaban a otros taxistas a no comprar comida en el mercado de Huanan, donde se cree que comenzó el brote del coronavirus.

--Desde que la ciudad fue cerrada por aire y por tierra, la sociedad civil se ha organizado para enfrentar la crisis. Unos 20.000 taxis más unos 6.000 carros de voluntarios llevan a personas a los hospitales de forma gratuita y también recogen materiales médicos urgentes que llegan a Wuhan desde toda China, y los acarrean a centros de acopio o a hospitales.

--El transporte solo puede usarse para viajes de emergencia: llevar equipos médicos o pacientes gravemente enfermos. No pueden usar el transporte los civiles ordinarios. Si alguien necesita usar un vehículo de transporte con urgencia, debe comunicarse a un centro comunitario. La demanda es mucha y los carros pocos. La mayoría de las personas salen a pie o en bicicleta.

Un hombre trata de usar una bicicleta en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
Un hombre trata de usar una bicicleta en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
El primer día del nuevo año lunar chino mostraba calles prácticamente vacías en Wuhan, la ciudad bloqueada por ser el epicentro del brote del nuevo coronavirus. Foto: Héctor Retamal / AFP
El primer día del nuevo año lunar chino mostraba calles prácticamente vacías en Wuhan, la ciudad bloqueada por ser el epicentro del brote del nuevo coronavirus. Foto: Héctor Retamal / AFP

Situación en los hospitales

--Los médicos no dan entrevistas y en algunos hospitales les quitan el teléfono antes de que comience su jornada laboral. Chen Qiushi no ha podido entrevistar a doctores pero sí ha entrado a varios de los hospitales que atienden la emergencia.

--Ocho personas fueron arrestadas en diciembre en la ciudad por distribuir “desinformación” acerca de la crisis que vive China. Estas ocho personas serían aparentemente doctores de hospitales de Wuhan que querían divulgar lo que sucedía antes de que se hiciera público.

--Hay quejas entre los voluntarios y entre el personal médico por el tipo de equipos médicos que les envían, pues muchos vienen en paquetes pequeños individuales que toman mucho tiempo en ser abiertos. Las mascarillas de protección son a veces de calidad inferior a las que se necesitan.

--Chen Qiushi fue al Hospital #5 de Wuhan y preguntó a quienes hacían fila en Emergencias la razón de su presencia. La mayoría viene por síntomas de tos y fiebre que no mejoran tras aplicarse el tratamiento con fármacos comunes. Las palabras más recurrentes son “caso sospechoso”.

--Wuhan logró construir un hospital nuevo en 10 días. Se llama el Hospital Huoshenshan, y se terminó en parte con materiales prefabricados para ensamblar. Aquí podés ver en video las imágenes aceleradas de su construcción. Miles de trabajadores locales ayudaron a su construcción haciendo jornadas dobles y hasta triples. Hay imágenes de trabajadores durmiendo sobre las obras, mientras otros continuaban laburando. Un trabajador dijo a Chen Qiushi que sabía que podía morir por las condiciones laborales, pero que moriría “siendo un héroe; haciendo algo por Wuhan”.

El nuevo Hospital de Huoshenshan, en Wuhan, construido en 10 días. Foto: AP
El nuevo Hospital de Huoshenshan, en Wuhan, construido en 10 días. Foto: AP
El nuevo Hospital de Huoshenshan, en Wuhan, construido en 10 días. Foto: AP
El nuevo Hospital de Huoshenshan, en Wuhan, construido en 10 días. Foto: AP

--En el nuevo hospital trabajan 1.400 personas y este martes 4 de febrero se comenzó a atender pacientes. En otros hospital, por falta de personal médico o capacidad, algunos pacientes esperaban 2 días para ser atendidos. El nuevo hospital funciona exclusivamente para afrontar el nuevo coronavirus. Según el medio chino Global Times, el Gobierno ha enviado a unos 6.000 médicos del país a Wuhan para ayudar en los diferentes centros de salud.

Imágenes del interior del Hospital de Huoshenshan. Foto: AP
Imágenes del interior del Hospital de Huoshenshan. Foto: AP
Imágenes del interior del Hospital de Huoshenshan. Foto: AP
Imágenes del interior del Hospital de Huoshenshan. Foto: AP

--Uno de los hospitales que más atiende casos por coronavirus es el Hospital Tongji. Chen Qiushi lo visitó y lo describe así: “Hay docenas de tanques de oxígeno en el recibidor. Los primeros pasillos están repletos de pacientes en sillas. Hay camas dispuestas en los corredores y hasta en las entradas de los baños. Un 60 o 70 por ciento de los pacientes respiraba con tanques. Algunos con máscaras que bombean aire bajo presión. Vi un cadáver en una silla de ruedas con su rostro cubierto. Esperaba transporte, pero las ambulancias básicamente solo trabajan para transportar personas vivas. Al tiempo, pusieron al cadáver en una bolsa plástica. No hay suficientes equipos de pruebas para detectar el nuevo coronavirus. Los doctores hacen varias mediciones y muchas preguntas antes de tener que utilizar uno de los equipos de prueba. Al entrar y al salir del hospital uno tiene que desinfectarse con el personal de la entrada”.

--Las personas que mueren por el nuevo coronavirus son cremadas cada día, por orden del gobierno chino. Un video que fue filmado presuntamente en el patio de uno de los crematorios de Wuhan ha sido compartido muchas veces en redes sociales en los últimos días. A falta de ser comprobado como cierto, el video mostraría basureros repletos de bolsas amarillas para llevar cadáveres, tras las cremaciones realizadas durante el día.

--Chen Qiushi hace notar que en los hospitales que él ha visitado, los doctores y enfermeros tratan muy bien a los pacientes. La seguridad mantiene el orden y los profesionales de la salud hacen el esfuerzo por no perder la calma bajo sus trajes de aislamiento.

Aquí otro video --esta vez interno-- de un presunto crematorio con cadáveres en Wuhan:

Situación de los ciudadanos comunes

--La mayoría de personas en Wuhan permanecen en sus casas. Se habla de ‘autocuarentena’. Algunas familias tienen prohibido salir de sus zonas residenciales y se ha prohibido que las personas saquen sus carros. Tampoco hay transporte público aparte de los 26.000 taxis organizados organizados que se coordinan con las autoridades para dar servicios de emergencia.

--Chen Qiushi ha contactado a un periodista del New York Times y a un periodista de investigación que de Hong Kong que todavía se encuentra en Wuhan, pero ninguno ha visitado hospitales por órdenes de sus jefes, según los relatos de Qiushi. “Su prioridad es permanecer saludables”, afirma Qiushi en su video. “El reportero del New York Times me ha entrevistado pero no permite que yo lo filme a él”, dice el abogado en su video de YouTube.

--Los hoteles y las calles están prácticamente vacías. El equipo de tres personas de la AFP salió todos los días por ocho días de su hotel a pie. La misión era “contar la vida cotidiana de los chinos aislados del mundo”, tras el cierre total de la ciudad en un esfuerzo por detener los contagios.

"Vimos hospitales abarrotados, gente esperando dos días para ser examinada, residentes nerviosos y la policía, que normalmente nos habría prohibido trabajar cerca de los hospitales, demasiado ocupada en otros lugares". Dice Sebastien Ricci para un recuento de relatos que publicó AFP.

Héctor Retamal capturó las fotografías de un hombre muerto que yacía con su máscara de protección cerca del hotel donde se alojaban. El cadáver estuvo quieto, sobre el pavimento, por dos horas. Esto cuentan los periodistas de AFP:

“Nunca podremos comprobar si murió por el virus. Pero en un país como China, un hombre abandonado durante dos horas en la acera a 50 metros de la entrada de un hospital fue algo realmente significativo”.

El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP
El cadaver de un hombre yace en medio de una calle en el centro de Wuhan, China, a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP

Los policías permanecieron largo tiempo alrededor, sin atreverse a tocar el cuerpo. Al final se lo llevaron gracias a personal médico.

Para entrar y salir del hotel, los periodistas tenían que someterse cada vez a controles de temperatura.

“Cada vez que sucedía tenía miedo del resultado. Cuando ves que el termómetro no pasa de 36,5, suspiras. Una vez que el termómetro marcó 37,6, una, dos, tres veces, todo el hotel vino a verlo. Estaba muy asustado... Buscaron un termómetro de mercurio clásico. Era sólo el dispositivo que estaba funcionando mal", cuenta uno de los periodistas.

--La mayoría de trabajos del sector privado y actividades académicas como colegios y universidades están suspendidas. No hay estimaciones de cuándo volverán a la normalidad.

--Este miércoles 5 de febrero, un bebé con apenas 30 horas de nacido fue diagnosticado con el nuevo coronavirus en Wuhan. Es la persona infectada más joven que se conoce. Su madre ya había sido diagnosticada con el mal antes de dar a luz. Las autoridades de China han dicho que el 80% de las muertes ocurren en pacientes infectados mayores a los 60 años.

Personal médico viste equipos de protección para atender a pacientes infectados por el nuevo coronavirus en Wuhan a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP.
Personal médico viste equipos de protección para atender a pacientes infectados por el nuevo coronavirus en Wuhan a finales de enero de 2020. Foto: Héctor Retamal / AFP.
Guardias de seguridad vigilan el mercado de Huanan, donde se cree que comenzó el brote del nuevo coronavirus. Foto: Héctor Retamal / AFP.
Guardias de seguridad vigilan el mercado de Huanan, donde se cree que comenzó el brote del nuevo coronavirus. Foto: Héctor Retamal / AFP.
Dos ticas en Wuhan

Hasta diciembre de 2019, antes de que el mundo conociera el nuevo coronavirus, Wuhan era la casa de cuatro costarricenses. Uno se encontraba fuera de la ciudad cuando la cerraron, así que no pudo regresar, y otra, por tener también ciudadanía estadounidense, ya fue evacuada gracias a las autoridades norteamericanas.

Comenzando febrero de 2020, Paola Reyes Pérez y María Belisa Torres Pérez son las dos ticas que todavía se encuentran en la ciudad.

Ambas están en conversaciones con San José y Pekín para organizar su salida. Por ahora, la opción que se contempla es sacarlas por tierra a una ciudad cercana que no esté cerrada y llevarlas por avión a otro país, desde el cual se pueda organizar su regreso a Costa Rica con mayor facilidad.

La tica María Belisa Torres Pérez estudia en Wuhan. Foto: Cortesía
La tica María Belisa Torres Pérez estudia en Wuhan. Foto: Cortesía
La costarricense Paola Reyes Pérez vive desde hace dos años en Wuhan, China. Foto: Cortesía.
La costarricense Paola Reyes Pérez vive desde hace dos años en Wuhan, China. Foto: Cortesía.

Ficha de Wuhan

Ubicación: Centro de China, en la provincia de Hubei, 1.100 km al sur de Pekín, la capital

Población: 11 millones de personas

Densidad poblacional: 1.152 habitantes por km cuadrado

Wuhan es la novena ciudad más grande de China. Es una metrópolis industrial y un importante conector aéreo que comunica Asia con el resto del mundo. El cierre de la ciudad representa un golpe duro para la economía local, y no hay estimaciones de cuándo será levantado.

Ficha del nuevo coronavirus

Nombre: Nuevo coronavirus o 2019-nCoV

Cuán contagioso es: Moderadamente infeccioso, similar al SARS

Cuán mortal es: Es difícil saberlo. El porcentaje de mortalidad es menos del 3%, mucho menor al SARS.

Cuánto tiempo duran los síntomas en manifestarse en el cuerpo: Entre 2 y 14 días. Durante ese tiempo, el coronavirus puede no ser detectado.

Cuántas personas infectadas viajaron: El coronavirus se contagió y se expandió rápidamente porque brotó en una ciudad conectora de vuelos en todo el mundo.

Cuán efectiva ha sido la respuesta contra el coronavirus: La Organización Mundial de la Salud ha felicitado a China por sus esfuerzos como cerrar Wuhan, pero algunos críticos temen que el cierre de ciudades no sea suficiente.

Cuándo habrá una vacuna: Como mínimo, la creación de la vacuna puede durar un año.

Cuántas personas han muerto: 1.400 (14 de febrero de 2020)

Cuántas personas han sido infectadas: +65.000 (14 de febrero de 2020)

Fuente: The New York Times

Libros que narran escenarios similares a los que vive Wuhan

Según el The New York Times, la situación de Wuhan y del nuevo coronavirus en general, podría evolucionar en una pandemia. Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas de Estados Unidos, dijo a ese medio: “El 2019-nCoV es muy, muy transmisible, y es casi seguro que se volverá una pandemia. Lo que no sabemos es si será catastrófica”.

Algunas novelas de reconocidos autores ya han tratado el tema de pandemias que incluyen medidas similares a las que vive Wuhan, como cuarentenas, suspensión del trabajo y la educación, limitación del transporte, cierre de fronteras, etc. Estas son cuatro obras literarias sobre este tema:

La Peste (1947), de Albert Camus

El libro narra el drama que sufre la ciudad argelina de Orán en los años 40s con la aparición de una peste que comienza por matar las ratas de la ciudad. Al libro lo han comparado como una alegoría de la respuesta que la Resistencia dio al Nazismo durante la ocupación alemana en Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

Ensayo sobre la ceguera (1995), José Saramago

Un virus vuelve ciegas a las personas y su impacto en la sociedad es terrible. Los afectados son aislados y el aparato social se quiebra. Los personajes no llevan nombres comunes sino que se llaman “El Chico”; “La Esposa del Doctor”, “La Señora con los Lentes Oscuros”.

El año del diluvio (2009), de Margaret Atwood

Es el segundo libro de una trilogía, pero este volumen narra el destino de los sobrevivientes de una pandemia que destruye la civilización. Atwood ha llamado su trilogía como ‘especulación ficticia’, y rechaza que la califiquen como ciencia ficción, ya que no hay ningún avance científico superior a los de la actualidad en su obra.

La danza de la muerte (1978), de Stephen King

Un virus artificial, diseñado para ser usado militarmente y similar a la influenza, mata al 99% de la humanidad. Es la novela más larga de King, con más de 800 páginas, y narra la descomposición de la humanidad ante una pandemia apocalíptica. Reinan la violencia y la censura de la información.

Uno de los bloqueos terrestres de Wuhan, la novena ciudad más grande de China. Foto: Héctor Retamal / AFP
Uno de los bloqueos terrestres de Wuhan, la novena ciudad más grande de China. Foto: Héctor Retamal / AFP