Jairo Villegas S.. 19 diciembre, 2019
Pese a que el tiquete entre Nueva York y Beijing nos costó $397, la aerolínea Hainan nos ascendió a primera clase en el trayecto entre Chengdú y Beijing.
Pese a que el tiquete entre Nueva York y Beijing nos costó $397, la aerolínea Hainan nos ascendió a primera clase en el trayecto entre Chengdú y Beijing.

Beijing, China. Uno de los destinos que suelen parecer inalcanzables es China, debido a su lejanía y alto costo del tiquete aéreo.

Es difícil encontrar oportunidades de oro para visitar ese país gigante, lleno de bellezas y desafiante por su idioma, las restricciones en el Internet y las comidas, que aunque deliciosas, difíciles de escoger por la barrera idiomática.

No obstante, para octubre pasado descubrimos tiquetes a muy buen precio para aventurarnos en un viaje a Asia, con entrada y salida por China. Así pudimos disfrutar de la Ciudad Prohibida, la Plaza de Tiananmén y por supuesto la Gran Muralla China, la cual subimos en telesilla y bajamos en tobogán. En el siguiente video les digo cómo hacerlo por cuenta propia.

Gran Muralla China en tobogán

La aerolínea Hainan ofreció boletos a $412 desde Nueva York, Estados Unidos, a Beijing, con una escala en la ida en Chengdú y a la vuelta en Chongqing.

Lógicamente la emoción nos embargó, pero aún más cuando vimos que el mismo tiquete estaba en $397 en la aplicación trip.com, especialista en Asia. Luego publicaré una nota explicando por qué muchas veces en los buscadores está más barato que en las páginas oficiales de las líneas aéreas.

No obstante, teníamos al frente un desafío grande... ¿cómo llegar a Nueva York por el menor monto posible, haciendo coincidir los vuelos?

La mejor manera fue con Lifemiles, el programa de viajero frecuente que utilizamos. Las millas las ganamos con el uso de la tarjeta de crédito, eso sí, pagamos todo al contado porque los intereses son elevados.

Esta imagen corresponde a la Ciudad Prohibida, en Beijing, China. Fotografía: Jairo Villegas S.
Esta imagen corresponde a la Ciudad Prohibida, en Beijing, China. Fotografía: Jairo Villegas S.

Con un celular y una computadora, Nancy y yo empezamos a hacer todas las pruebas.

El vuelo a Nueva York ida y vuelta debía ser con millas, pero teníamos que llegar un día antes de que partiera el avión a China. ¿Por qué? Porque al no ser la misma aerolínea, no podíamos arriesgarnos a un atraso en el vuelo desde Costa Rica y, con ello, perder el que iba a Asia. Igual al regreso.

Cuando encuadramos todo, adquirimos al mismo tiempo los pasajes de Beijing y los de Nueva York.

A Estados Unidos llegamos la madrugada del 3 de octubre y a Beijing salimos 24 horas después.

Además de las millas, el impuesto que debimos pagar por el viaje a Nueva York, ida y vuelta, fue de $66 cada uno. Es decir, desde Costa Rica a China, ida y vuelta, cancelamos $463.

El total de millas a redimir eran 28.000 ida y vuelta por cada uno si volábamos en Avianca; si lo hacíamos en otra aerolínea, era mucho mayor.

El costo de la visa china es muy económico, ₡20.000 por dos entradas, pues llegábamos, salíamos a otros países y volvíamos a China. Los precios en esa nación son bastante razonables, tanto en hospedajes como en alimentación y transporte interno.

Disponíamos de varias opciones a escoger. A la ida, optamos por una escala de siete horas en Chengdú para así salir a ver los osos pandas a la Reserva de Osos Pandas Gigantes de Chengdú. Lo hicimos en transporte público desde el aeropuerto (metro y autobús).

Si desea ver osos panda en Chengdú, China, debe solicitar visa. El trámite se hace de manera personal en la Embajada de China, en Pavas. Fotografía: Jairo Villegas S.
Si desea ver osos panda en Chengdú, China, debe solicitar visa. El trámite se hace de manera personal en la Embajada de China, en Pavas. Fotografía: Jairo Villegas S.

A la vuelta, escogimos 21 horas de escala en Chongqing para conocer esa ciudad.

Viajar por cuenta propia demanda mayor trabajo, pero le permite encontrar este tipo de promociones. Lo único es que debe tomar en cuenta varios detalles: no siempre son en las fechas que usted desea, se acaban muy rápido por lo que no se puede detener a pensarlo mucho y pueden aplicar algunas restricciones.

En nuestro caso, teníamos derecho a documentar equipaje, pero siempre exploramos otros países solo con una mochila, para no perder tiempo ni cansarnos, debido a que acostumbramos a caminar mucho.

Ahora esperamos con ansias una nueva oportunidad de este tipo para aprovecharla.

Todas mis notas de viaje en este enlace.