Manuel Herrera. 14 marzo, 2017

The Crown (La Corona) encabeza la lista de las siete series de televisión más caras de todos los tiempos, con un presupuesto que ascendió los $130 millones.

La serie, que saca a la luz algunos secretos de la reina Isabel II y de las relaciones entre la corona británica y el primer ministro Winston Churchill, encabeza una lista publicada por la revista Time, en un video de Coinage , de las producciones más costosas de la historia.

Los elevados costos de producción, los salarios de los actores, los trajes de época y las recreaciones escenográficas o arrendamientos de palacios incurrieron en el mayor gasto de la historia en una producción audiovisual.

Por ejemplo, solo el vestido de novia que la actriz –quien interpretó a Isabel II– lució en el primer episodio del drama de Netflix, costó cerca de $35.000.

El atuendo recreaba casi a la perfección el traje de novia que la reina Isabel vistió en su matrimonio.

Sin embargo, la producción también debió desenvolver excesivos pagos para crear una réplica del tamaño natural del palacio de Buckingham o para la confección de 7.000 trajes de la época, entre otros lujos.

“La vedad es que no vemos esas cosas. Rodábamos en casas señoriales fuera de Londres y querían (los productores) que su interior pareciera de lujo”, comentó a finales del año pasado Matt Smith, el actor que interpreta en la serie al príncipe Felipe.

En el segundo lugar del listado de Time aparece otra serie de Netflix: The Get Down. Para esa producción, la que la compañía estadounidense streaming destinó $120 millones para su primera temporada.

The Get Down gira en torno al mundo de la música disco, el R&B , el punk y el hip-hop, géneros musicales que triunfaron en el Bronx, en Nueva York, durante la década de los 70. Fue creada por la cineasta Baz Luhrmann.

La legendaria serie ER (Urgencias) que lanzó al estrellato a George Clooney es la tercera producción más costosa de la historia.

El clásico de los años 90 arrancó con un presupuesto de $1.9 millones por episodio y al final de sus 15 temporadas cada capítulo costó en promedio $13 millones.

Claire Foy interpretó a Isabel II en The Crown , la producción más cara de la historia. Cortesía de Netflix.
Claire Foy interpretó a Isabel II en The Crown , la producción más cara de la historia. Cortesía de Netflix.

De más. En la cuarta posición del conteo está Friends .

La grabación de cada episodio de este clásico de la TV costó $10 millones; sin embargo, fue el alto pago de salarios a los actores lo que elevó el precio de la serie, que se emitió entre 1994 y 2004. Los actores estelares cobraron en promedio $1 millón por capítulo.

Continúan dos series de HBO: Roma y Game of Thrones , ambas con $10 millones por capítulo. Roma fue cancelada tras dos temporadas, mientras que Juego de tronos es un negocio más provechoso para HBO, aunque el drama medieval terminará en el 2018.

En el último eslabón del listado está Sense8 . La serie de ciencia ficción de Netflix , escrita por las hermanas Wachowski, tiene un presupuesto promedio de $9 millones por episodio. La producción está a las puertas de estrenar su segunda temporada.