Víctor Fernández G.. 22 septiembre, 2018
Sharp Objects se estrena el domingo 8 de julio, en HBO. La serie es protagonizada por Amy Adams. HBO para LN.

Camille es periodista y viaja en un viejo Volvo, en medio de un tiradero de botellas vacías de vodka y colillas de cigarros. Siempre usa manga larga y se espanta ante la posibilidad de que alguien pueda ver su cuerpo marcado por decenas de cicatrices autoinfligidas. Camille es una persona consumida e impulsada por el dolor.

Interpretada por la laureada Amy Adams, Camille Preaker es la protagonista de Sharp Objects, miniserie de ocho episodios de HBO estrenada en julio de este año y que ya se puede ver completa en la plataforma de streaming HBOGo.

La serie está basada en la novela homónima de Gillian Flynn. Esta escritora, de 47 años, ha demostrado ser tremenda fuente de inspiración para el cine y televisión, tras las no menos aplaudidas adaptaciones cinematográficas de sus libros Gone Girl y Dark Places.

La historia de Camille se desarrolla en Missouri, el estado del cual es oriunda Flynn. Si bien el primer episodio inicia en la ciudad de St. Louis, el resto de la trama se da en Wind Gap, un ficticio y apacible poblado rural de donde es originaria Camille y a donde debe regresar, tras recibir la asignación de su editor de reportear los asesinatos de dos jovencitas locales.

Arte y dolor

Sharp Objects es, como producto, un milagro, pues muchas fueron las posibilidades de que saliera mal. Conocidos son los frecuentes conflictos que hubo durante el rodaje entre la productora general Marti Noxon, Flynn y Adams (quienes también sirvieron de productoras), con el director canadiense Jean-Marc Vallée. El cineasta –responsable de las aclamadas cintas Dallas Buyers Club, Wild y la serie de HBO Big Little Lies– trató de impulsar una visión artística que apostaba a la belleza de la fotografía, a costa del diálogo entre personajes que impulsaban la producción y el elenco.

Como en las mejores familias, el pleito no se nota: la fotografía y musicalización son de lujo, y las actuaciones –especialmente la de Adams– son brillantes. No debería sorprender a nadie que Adams coseche nominaciones al Globo de Oro y Emmy para mejor actriz de miniserie, así también como postulaciones en roles secundarios para la veterana Patricia Clarkson y la joven australiana Eliza Scanlen.

Clarkson es Adora Crellin, la sobreprotectora y siniestra madre de Camille. Scanlen interpreta a Amma Crellin, hija menor de Adora y hermanastra de Camille. Es entre ellas tres que se teje el relato de esta miniserie que no irá más allá de sus actuales episodios: el final es definitivo al cierre del octavo capítulo.

Amy Adams es la protagonista y coproductora. Foto: HBO para LN.

Adora es una dama de sociedad, inflexible en sus prejuicios y dueña de una cadencia al hablar que hiela la sangre. Amma es la chica más popular de Wind Gap, sonriente y perversa por igual. Camille –recién salida de una institución mental– se ve arrojada, sin paracaídas, en medio de las tensas relaciones de una casa y una comunidad que se alimentan de los secretos.

A todo lo anterior, súmele la búsqueda de un aparente asesino en serie que acecha a las adolescentes del pueblo. Aunque, como todo en Wind Gap, las adorables jovencitas que patinan despreocupadas tampoco son lo que aparentan.

Ficha técnica

Título: Sharp Objects

Género: Drama psicológico, misterio

Dirección: Jean-Marc Vallée

Elenco: Amy Adams, Patricia Clarkson, Chris Messina, Eliza Scanlen

Temporadas: 1 (8 EPISODIOS)

Plataforma: HBOGO