Televisión

Revelaciones de camerino: así se gestó la gala inaugural de ‘Dancing with the Stars 6’

Entre olores a laca y cabello aplanchado, brochas, maquillaje, cámaras y periodistas se vivieron los minutos previos al primer programa de la sexta temporada de la producción de canal 7

A las 6:45 p. m. de este domingo, las tribunas del Estudio Marco Picado, en canal 7, ya estaban ocupadas por las casi 200 personas que presenciarían desde ahí la gala inaugural de la sexta temporada de Dancing with the Stars.

Familiares de las estrellas y bailarines, amigos cercanos del canal y público general que obtuvo ingresos a través de dinámicas que Teletica Formatos realizó en redes sociales, conformaron el primer público de la célebre competencia de baile de salón.

Cámaras y camarógrafos en sus puestos y los encargados de producción dando las instrucciones finales para el inicio del show era la cara del programa hasta ese momento.

Minutos después, pisaron el escenario los presentadores estelares: Randall Vargas y Shirley Álvarez, seguidos por la Miss Costa Rica 2018, Natalia Carvajal, la copresentadora que estrenó el programa este año, y Natalia Rodríguez, también del equipo de copresentadores.

La llegada de ellos cuatro vaticinaba el escaso tiempo que había para el inicio del show, y a las 6:50 p. m. la producción dio la estocada final.

A esa hora, las 10 estrellas que canal 7 fichó para la edición 2019 del programa (Coco Vargas, Sharon Segura, Andrea Morales, Sofía Chaverri, Fabiana Granados, Greivin Morgan, Marko Jara, Jair Cruz, Johnny López y Destino Positivo) dejaron el camerino y llegaron a tomar sus posiciones en el estudio. Locura total: el público decantó su euforia al participante que apoyaba, y las emociones para las estrellas se desbordaron y repuntaron.

En esos 10 minutos que hubo hasta que el reloj marcara las 7 p. m., las estrellas saludaron a la distancia al público y ensayaron, por última vez, la coreografía de apertura.

Ya no había vuelta atrás. La instrucción fue clara: público de pie, bailarines y estrellas a tomar posiciones y el Marco Picado quedó en tinieblas.

La música sonó y el entablado de ballroom volvió a tener acción.

Desde antes

Pero para los participantes y bailarines, el espectáculo había empezado desde horas antes, en el camerino.

Previo a que el show empezara, la locura reinó en las salas de maquillaje, vestuario y peinado del Marco Picado.

Ahí, las estrellas descontaron las últimas horas en medio del olor a laca y a cabello aplanchado, entre extensiones de cabello y pestañas, brochas y maquillaje en exceso, vestuarios coloridos, luces, cámaras, micrófonos, periodistas y, desde luego, muchas ansias.

Angelrafael González lideró el equipo de maquilladores de la primera gala de Dancing with the Stars Costa Rica. Con él trabajaron cinco maquilladores más quienes desde la 1 p. m. de este domingo se ubicaron en sus estaciones para recibir a las estrellas y bailarines, una hora más tarde.

“Arrancamos a la 1p. m. preparando el maquillaje y revisando los looks y viendo los vestuarios finales. Aquí también hay mucho trabajo psicológico, además del creativo. A las 2 p. m. llegaron todos los participantes y empezamos (el maquillaje) con los bailarines”, contó el popular maquillador.

González dijo que cada estrella fue maquillada a partir de las tendencias internacionales y de las propuestas mismas de las versiones de ese show en otros países.

Mientras algunas estaban en maquillaje o en vestuarios, otros participantes permanecían en largas sesiones de peinados. Esa área estaba a cargo de seis estilistas y una manicurista de Thio Salón.

Thio Carvajal, propietario de ese salón, dijo que en el peinado de cada estrella trabajan desde el lunes anterior y los encargados del proceso son los mismos estilistas que él emplea para Tu cara me suena, el otro programa de Teletica Formatos.

“La producción nos manda los peinados el lunes y le designo a cada estilista dos peinados, ellos los van trabajando durante la semana y dos días antes del programa hacemos ensayos en cabezotes”, reveló Carvajal.

Ese proceso previo es para agilizar el trabajo el propio domingo, pues cada estrella debe estar lista 30 minutos antes del inicio de la gala.

Sandra Carvajal, encargada de vestuario junto a otras dos personas, dijo que las primeras tres cajas con las prendas que lucirán las mujeres en las tres primeras galas llegaron al país hace un mes, pues Teletica Formatos las alquila desde Londres, Inglaterra, de donde es originario Dancing with the Stars.

Solo el vestuario de las mujeres se trae del exterior porque los materiales que se requieren, por licencia del formato, para la fabricación de esas piezas no hay en el país. El de los hombres sí se confecciona aquí por un diseñador costarricense.

El vestuario, explicó Carvajal, se sincroniza con las unidades de peinado y maquillaje, y según la estructura de cada pieza y de como debe colocarse así será el orden de los procesos de cada estrella antes de salir al escenario.

De ahí que en ocasiones, las estrellas y bailarines primero se visten antes de cualquier otra cosa; otras veces requieren más tiempo en maquillaje y debe ser la primera opción. Igualmente sucede con el peinado.

El corre corre del estreno del programa es protagonizado por esos equipos especializados de canal 7, las estrellas solo atienden a los llamados de ellos, en medio de las emociones que experimenta cada uno. La mayoría manifestó que estaban tranquilos y sin mayores nervios, más bien esperaban salir pronto a la presentación para ponerle mente al show de la próxima semana.

Manuel Herrera

Manuel Herrera F.

Periodista en el suplemento de Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Univerdad Latina. Además, posee estudios en Diseño publicitario. Escribe sobre televisión, farándula y temas de entretenimiento.