Televisión

¿Qué estoy viendo?: ‘Seinfeld’, por Abel Guier

Músico de Gandhi y Mimayato

Viernes por la noche, las bruschettas caseras de atún ahumado burbujean en el tostador, la comida es elemento esencial para el ritual. Obviamente, tiene que ser comida transportable y manipulable en la cama, los sillones son cómodos pero la cama es la cama. El hogar se prepara para otra sesión de la mejor comedia de la historia. Sí, mejor que Taxi y Cheers (donde todos se saben tu nombre) y eso, para mí, ya es una seria acusación.

ADEMÁS: 25 años de Seinfeld: De la nada se hizo la mejor comedia

La introducción de bajo slap solo augura cosas buenas. Acepto que eso me enganchó. Como bajista incipiente en el portal de los años 90, que un programa de televisión basara toda su musicalización en el bajo eléctrico era cautivante.

Empecé a verlo con cierta cautela, solo para aprenderme esas líneas musicales. ¿Qué se puede esperar de una serie “que trata sobre nada”, como ellos mismos se autodenominan?

El tema: nada. La música: un bajo.

¿Qué estamos viendo? ¿Una tragedia? Y como no hay comedia sin tragedia –porque así es la vida– aprendemos con sarcasmo, reímos de nuestros yerros y somos auto críticos; para alimentar la ironía, la ecuación que parecía un suicidio comercial, terminó siendo un éxito sin precedentes desde 1989 hasta 1998.

Tras casi 20 años sin Seinfeld podría afirmar que los extraño, que me hacen falta los comentarios auto destructivos de George, la chispa de Elaine, Kramer irrumpiendo abruptamente por la puerta o las acertadas acotaciones de Jerry sobre cualquier trivialidad y cómo al final de cada capítulo todo amarra a la perfección.

LEA MÁS: Jerry antes de Seinfeld

Podría asegurar que me hacen falta, cuatro historias que se tejen paralelamente para cerrar con clase en un solo final.

Pero no, no puedo decirlo, porque mi esposa y yo decidimos que llegó el momento de repasar de manera sistemática y ordenada cada episodio de las nueve temporadas.

La cena está servida, Seinfeld abre con su clásica escena de Stand Up Comedy: “Alguna vez han pensado en...”

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.