Televisión

Personalidades costarricenses le huyen a la silla caliente de ‘¿Quién quiere ser millonario?’

Productor reconoce que han invitado a algunas figuras, pero hasta ahora solo el retahilero Max Barberena aceptó participar. Este martes 27 de julio, él será parte de un especial sobre la Anexión del Partido de Nicoya.

La producción de ¿Quién quiere ser millonario? presentará este martes 27 de julio el primer programa especial de la quinta temporada. Se trata de un homenaje para celebrar la incorporación del Partido de Nicoya a Costa Rica, en el que las preguntas serán relacionadas a Guanacaste.

Para ello, la producción invitó al retahilero Max Barberena a sentarse en la silla caliente y mostrar su conocimiento sobre la provincia, este martes a las 8 p. m.

“Sé que está nervioso y ansioso porque aunque la temática que nosotros le propusimos fue Guanacaste y todo lo que tiene que ver con la provincia en general, hay mucho que se podría preguntar y hay que estudiar mucho. De todas formas él dice que ha estado estudiando y preparándose mucho”, afirma Manuel Granda, productor del espacio.

Barberena será el único invitado de este programa, pues el productor explicó que están preparando algunas capsulas informativas y otras sorpresas para esta edición especial.

“Esperamos un programa, que si bien apela al conocimiento y a aprender algo nuevo, sea bien entretenido, y sabemos que Max nos va a dar esa cuota de entretenimiento tan característico de parte de él y de su idiosincrasia muy guanacasteca y cañera. Realmente yo estoy seguro que va a ser un programa para recordar, va a ser un programa muy divertido y de mucho aprendizaje de nuestro país, de lo nuestro y de una provincia tan hermosa como Guanacaste”, agrega Granda.

La idea con este especial es que el dinero que gane el conocido retahilero sea donado. En su caso, optará por entregar el premio a una fundación de cuidados paliativos de Cañas, que atiende a más de 1.000 personas.

Y aunque Max Barberena dijo “sí” a sentarse en la silla caliente, Granda reconoce que hasta ahora les ha costado mucho que algunas personalidades acepten estar frente a frente a Ignacio Santos, contestando preguntas.

Pese a que no dijo nombres, Granda asegura que muchos temen no saber las respuestas. Es decir, el programa se torna un tanto intimidante.

“Nos ha costado un poco, porque cuando nos hemos acercado a tocar la puerta de algunos siempre hay como un poco de resistencia. Este es un programa que de una u otra manera expone a las personas y los desafía en cuanto al conocimiento, aun entendiendo que no todo el mundo sabe de todo y hay un entre celo por ahí de exponerse”, detalla.

Sin embargo, en el espacio no pierden la esperanza de poder llevar a otras personalidades conforme avance la temporada, de cara a otros programas especiales que tiene planeados.

Por ejemplo, se espera realizar una edición especial el 17 de agosto, para celebrar el Día de la Madre (15 de agosto). También están trabajando en un programa conmemorativo al Bicentenario de la Independencia de Costa Rica.

“Es una celebración que necesitamos a lo grande porque son 200 años de vida independiente y para esto abrimos la audición una semana y recibimos más de 1.000 aplicaciones. Es decir, ya sumamos más de 4.000 audiciones, tomando en cuenta las primeras audiciones; y, casualmente, esta semana arrancamos las entrevistas presenciales. Buscamos tres personas que nos puedan demostrar que realmente saben”, detalla el productor.

Exitosa

Granda confiesa que les ha sorprendido el éxito que ha tenido esta temporada de ¿Quién quiere ser millonario?, no solo por la cantidad de aplicaciones han recibido, sino por los comentarios del público, el rating y los patrocinadores

“Realmente ha sido una respuesta muy grande, mucho más grande que cualquier otra temporada. Ha sido una temporada muy esperada, creo que la ausencia del programa por ocho años hizo que la gente lo recibiera con gran entusiasmo. También creo que la gente está agradecida de tener un formato que entretiene y a la vez es de aprendizaje.

“Y a nivel de audiencia, es uno de los programas con uno de los ratings más altos del canal y nos desafía a seguir haciendo cosas buenas. El martes a esa hora prácticamente la mitad del país está viendo ¿Quién quiere ser millonario? y al día siguiente uno escucha todos los comentarios de la gente y creo que el formato se ha prestado para que la familia se vuelva a integrar, se vuelva a unir, vuelvan a haber apuestas y juegos.

“Además, Ignacio está muy contento, al igual que nosotros como equipo de producción de esta temporada”, comenta.

De hecho, debido al éxito que ha tenido el programa, que se trasmite todos los martes a las 8 p. m. por Teletica, la producción decidió extender la temporada hasta el 7 de diciembre.

Granda reconoce que es un reto muy grande el poder sacarlo adelante, no obstante, afirma que están muy agradecidos con el público por la respuesta.

“Nos vamos prácticamente todo el año confiando en que la pandemia ayude a que le demos la estafeta a El Chinamo, es decir, nosotros salimos del aire para que El Chinamo entre de una vez, que esperemos que se puede realizar de aquí allá”, añade.

En total, hasta esa fecha serán 33 programas en las que Granda no descarta incorporar en algún momento a algunas personas como público.

Hasta ahora, en la quinta temporada del programa, nadie ha podido contestar todas las 15 preguntas que le permita llevarse el premio máximo de ¢30 millones.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.