Televisión

Fallece Larry King tras permanecer varias semanas hospitalizado por coronavirus

El legendario presentador de CNN tenía 87 años y durante los últimos meses no dejó de invitar a las personas para que usaran mascarilla y respetaran el distanciamiento social.

El destino le jugó una mala pasada el respetado periodista y líder de opinión Larry King, quien a pesar de que los últimos meses estuvo comprometido con las medidas preventivas para protegerse del coronavirus, no pudo librarse de la contagiosa enfermedad y murió luego de ser internado por complicaciones ocasionadas por el virus. Tenía 87 años.

Según informó su agencia Ora Media, Larry estaba hospitalizado en el Cedars Sinai Medical Center de Los Ángeles. No trascendieron detalles de su fallecimiento, sin embargo, medios como ABC News y El País de España, revelaron la causa de su deceso.

Años atrás se conoció que el veterano comunicador había sufrido afectaciones cardíacas, entre otras, lo que habría complicado su situación al contraer la covid-19.

A King, siempre con sus lentes de pasta negra, se le recuerda en especial por su programa de entrevistas en CNN, Larry King Live, que estuvo al aire por 25 años.

“Durante 63 años y en plataformas como la radio, la televisión y medios digitales, los miles de entrevistas, premios y reconocimiento global a Larry son un testamento de su talento único y duradero como comunicador”, dice el comunicado de Ora Media compartido en Twitter.

En 2010 Larry salió de CNN y posteriormente continuó con Larry King Live, esta vez bajo el sello de Ora Media.

A lo largo de su carrera, Larry entrevistó a unas 50.000 personas que se desempeñaban en todos los ámbitos, recuerda The New York Times.

Talento nato

Nacido como Lawrence Harvey Zeiger el 19 de noviembre de 1933 en un hogar humilde de inmigrantes judíos rusos en Brooklyn, King siempre dijo que lo único que le interesaba era ser locutor de radio.

Larry King creció en Brooklyn y se formó como comunicador empírico: nunca fue a la universidad.

Las primeras entrevista las realizó en una radio local, además, trabajó como comentarista deportivo en Florida en los 50 y 60.

En 1957 se convirtió en un disc-jockey de una radio de Miami, ocasión en que cambió su apellido a King porque el gerente le dijo que Zeiger era “muy étnico”.

Para otra radio de Miami grabó emisiones desde un restaurante con entrevistas realizadas ante el público presente; pero fue hasta después de los 70 que dio el gran salto a la fama con un programa de llamadas que se emitía de costa a costa, rememora The New York Times en un amplio obituario.

En 1978 se trasladó a Washington para conducir un programa de radio nocturno antes de ser detectado por la CNN.

La cadena fundada en 1980 contrató a King en 1985 para ponerlo al frente de sus emisiones nocturnas.

Larry King Live se emitió desde 1985 a 2010, seis noches por semana con un alcance de más de 200 países. En esa cadena se consolidó y pudo entrevistar a los presidentes de Estados Unidos que tuvieron su mandato a partir de 1974. También, tuvo en la “silla caliente” a figuras internacionales como el palestino Yasir Arafat o el ruso Vladimir Putin.

En el apogeo de su éxito, el programa atraía a más de un millón de espectadores cada noche y convirtió a King en la estrella de la televisión por cable, con un salario de más de $7 millones anuales.

Ante las críticas por ser a veces muy blando con sus invitados, respondió: “No me interesa humillarlos, no me interesa adularlos”, dijo a la AFP en 1995. “Solamente soy curioso”. Eso sí, aunque siempre fue afable, nunca dejó de ser profundo.

Una de sus coberturas más recordadas para CNN, fue la de la guerra del Golfo, en 1991, la primera en ser transmitida, en directo, en televisión.

En aquella ocasión Larry se mantuvo toda la noche informando los pormenores del conflicto bélico. Estuvo en contacto con el corresponsal de la cadena en Bagdad, “el también legendario Peter Arnett”, dice El País.

Esta transmisión también se recuerda porque a su vez, King realizaba entrevistas; adicionalmente, él dio espacio para que la audiencia participara, por lo que estuvo cargado de opinión pública.

Tras dejar la CNN emitió entrevistas en su sitio web y luego condujo el programa Larry King Now en Russia Today, una cadena internacional financiada por el gobierno.

Su vida privada también fue única: se casó ocho veces -dos con una misma pareja- y se divorció en igual número de ocasiones.

La vida personal de King se vio afectada recientemente. Hace pocos meses perdió, en un lapso de dos semanas, a dos de sus hijos, reseña El País de España.

King siempre amó lo que hizo. “En lugar de adiós, qué tal hasta pronto”, dijo, con su voz quebrada por la emoción en el último programa de Larry King Live.

Un sincero adiós

Apenas se conoció la noticia de su muerte comenzaron a llegar tributos desde los medios, la política y el mundo del cine de Hollywood. Vladimimir Putin, presidente de la Federación Rusa, resaltó su “gran profesionalismo y su indudable autoridad periodística”, de acuerdo con un comunicado emitido por el Kremlin.

La corresponsal de CNN Christiane Amanpour lo recordó como “un gigante de la comunicación y un maestro de la entrevista a celebridades o jefes y jefas de Estado”.

Agregó: “Su nombre es sinónimo de CNN y fue vital para el crecimiento de la cadena. TODOS querían estar en Larry King Live. Que descanse en paz”.

La figura de Star Trek y las redes sociales George Takei destacó que King entendió “el triunfo y la debilidad humanas por igual”, al tiempo que la actriz Kirstie Alley, famosa por la serie “Cheers”, dijo que era “uno de los pocos conductores de programas de entrevistas (talk show) que te dejaba hablar”.

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.