Televisión

Karel Hernández: el músico no vidente de “A cachete” que revoluciona la TV con su talento

Antes tocaba su guitarra en los buses de Guanacaste y Alajuela. Aunque lo han asaltado y ha pasado momentos muy difíciles, no pierde un momento en lamentos. Hoy alegra el programa de Luis Carlos Monge.

El programa A cachete, presentado por Luis Carlos Monge, además de que presenta en una faceta más relajada a personajes conocidos del país, tiene otro imán que invita a sintonizar: la alegría del músico Karel Hernández.

“A cachete, cómo la pasamos, a cachete”, canta Karel mientras toca la guitarra. Sus divertidas interacciones musicales han hecho que no pase desapercibido con su estilo único.

Karel siempre sonríe y hace bromas. Sentado en un banco se acompaña de su inseparable instrumento y de un par de lentes negros. Karel es una persona no vidente, pero ello jamás ha sido inconveniente en su activa vida que empezó en Cuba pero que se desarrolla en Costa Rica desde hace 24 años.

Karel ha salido en varias entrevistas televisivas, pues es el mejor amigo del periodista Omar Cascante, presentador de Teletica. Juntos tienen el grupo musical Costa Habana y una amistad de más de dos décadas.

Karel llegó a la televisión hace dos meses luego de que Luis Carlos Monge lo invitara a él y a Omar a contar su historia musical. Karel se desenvolvió con tanta naturalidad que poco después llegó la invitación para que se uniera al espacio que se pasa por Multimedios.

Su experiencia en televisión ha sido positiva y le gustaría continuar alegrando la pequeña pantalla.

“Soy cubano aunque soy más tico que el gallo pinto. Llegué en el 96 con mis padres y mi hermano. Estudié en el Instituto de Alajuela. Allí conocí a Omar. Un día tuve que tocar en una actividad del instituto. Él se me acercó porque quería que lo enseñara a tocar guitarra. Todos los días íbamos a su casa y tomábamos café fuerte (como en Cuba) y nos comíamos un baguette de pan cada uno. Desde entonces somos mejores amigos”, cuenta Karel.

Recientemente, por todo lo que se vive por el nuevo coronavirus, sacaron el tema Qué nos pasó, haciendo la dupla formada desde hace años, cuando daban serenatas.

Alegría sin obstáculos

Karel nació una semana antes de cumplir seis meses de gestación. La cantidad de oxígeno que pusieron en la incubadora provocó que perdiera la vista desde bebé. En aquel momento no pesaba ni dos kilos.

Su condición no le ha impedido nada. Es padre de una chica de 17 años llamada Joselyn Hernández y también es atleta. Corre todos los días.

Desde niño sus padres le enseñaron que podía lograrlo todo. Recuerda que le regalaban desde bolas de fútbol hasta bicicletas. Hoy, acompañado, puede manejar moto y carro.

“Mucha gente piensa que porque uno tiene una discapacidad llámese ceguera u otra piensan que no va a poder hacer cosas, que va a llegar tarde a donde vaya, que no va a poder asistir, que depende de otra persona para trasladarse de un lado a otro. Realmente no es así. A mí mis papás me inculcaron que esto no era nada. Recorro el país a través de la música en compañía y a veces solo. Gracias a Dios y a la crianza que me dieron mis papás”, cuenta.

Karel lamenta que la carrera musical en el país no es sencilla; por ello, para subsistir, ha tenido que llevar su talento a buses, donde ha vivido experiencias de todo tipo.

“Trabajé por muchos años en los buses de Guanacaste y los de Alajuela, pulseándola. Para el músico la vida no es fácil y para la persona con discapacidad, sin ánimos de victimizarse, menos.

“A raíz de la pandemia se nos puso cuesta arriba a todos, pero mucho más a los artistas. Ya no se puede tocar en restaurantes ni en misas. Digo que soy de la BBC: bodas, bautizos y cumpleaños (risas). En todo lado ando metido, soy superbombeta. Gracias a la vida por haber llegado a este hermoso país”, expone el artista, de 39 años.

A Karel le ha tocado vivir de todo. Le han asaltado, le han dado vueltos mal con intención, se ha caído en alcantarillas y hasta ha topado con personas que, mientras él cantaba en los buses, pedían que le apoyaran por su buena música. El problema es que lo hacían para hacer creer que le acompañaban y así pasar recogiendo las contribuciones y quitarle todo el dinero.

“Esa vez solo recogí ₡10. Me sentí muy mal. Muchos se aprovechan de la circunstancia”, recuerda.

Aun así, Karel no se desanima ni se decepciona de las malas intenciones de otros.

“A todo aquel que piense que la vida ya terminó, pues no. La vida continúa pese a cualquier circunstancia que usted esté pasando. Dios siempre ha sido fiel y permite la tormenta para bendecir. Usted puede volver atrás, pero ahí ni para tomar impulso. Siempre hay que dar un paso adelante. Confiar en Dios y creer que todo esto pasará”, dice optimista.

Tras este paso por la televisión, Karel espera que su música sea más conocida y poder vivir de ella.

“Aspiro a grabar mi propio disco, a que la gente no vea la discapacidad como limitante. Me gustaría que se apoye al artista nacional tenga discapacidad o no. Quiero que mi música traspase fronteras y poder desarrollarme en lo que tanto me gusta.

“En cuanto a la televisión, continuar en ese terreno no es descabellado. Me encanta ese trabajo y la exposición ha sido buena”, asegura.

Usted puede sintonizar A cachete los viernes (a las 10 p. m.) y los sábados (a las 9 p. m.) por Multimedios, canal 8.

Si cuando se permitan los espectáculos musicales usted desea contratar a Karel para algún show, puede comunicarse a través de sus redes sociales. Instagram: @karel_hernandez7 y Facebook: Karel Hernández.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.