Manuel Herrera. 5 septiembre, 2014

No se podía esperar menos de Joan Rivers. La controversial comediante dejó por escrito los seis pasos que debía seguir su hija Melissa para organizar su funeral.

Joan Rivers era una autoridad en temas de moda.
Joan Rivers era una autoridad en temas de moda.

En su libro del 2012, Odio a todos... Empezando conmigo, Rivers dejó claras instrucciones de cómo quería la ceremonia de su último adiós, a la que imaginó por todo lo alto y con alfombra roja incluida.

Rivers murió ayer en un hospital de Nueva York, y con su muerte recordamos sus hilarantes pedidos.

1. Melissa heredera de todo: "Cuando muera, sí, Melissa, ese día llegará; sí, Melissa, todo está a tu nombre.

2. Con alfombra roja: "Quiero que mi funeral sea un gran evento del showbiz con luces, cámaras, acción. Quiero servicios de comida, quiero paparazzis y quiero publicistas haciendo una escena. Quiero que sea todo Hollywood".

3. Sin rabinos: "No quiero ningún rabino balbuceando; quiero a Meryl Streep llorando en cinco acentos distintos".

4. Con música: "No quiero un encomio (elogio); quiero que Bobby Vinton (cantante estadounidense de pop) levante mi cabeza y cante Mr. Lonely".

5. Deslumbrante: "Quiero lucir hermosa mejor muerta que viva. Quiero ser enterrada en un vestido de Valentino y que Harry Winston me haga la ficha de deceso".

6. A lo Beyoncé: "Y quiero una máquina de viento como para que incluso dentro del cajón, mi pelo vuele como el de Beyoncé".

¿Será la ceremonia del último adiós de Joan Rivers el evento del año en Hollywood?