Televisión

Inés Trejos es la persona más longeva en el mundo en ganar ‘¿Quién quiere ser millonario?’

La periodista costarricense de 89 años se embolsó ¢30 millones este martes 28 de setiembre. Su triunfo es un hito entre las decenas de países que hacen su versión del programa de preguntas

Inés Trejos sorprendió este martes 28 de setiembre a los televidentes de ¿Quién quiere ser millonario? al responder correctamente la totalidad de las preguntas que le planteó Ignacio Santos, lo que le permitió llevarse a casa ¢30 millones.

De esta forma y a sus 89 años, la periodista costarricense se convirtió en la participante más longeva en llevarse el premio mayor en las distintas versiones del programa que se realizan alrededor del mundo. Al menos, eso es lo que ha logrado averiguar hasta ahora la producción del programa.

“Consultando con la franquicia, según entendemos, en este momento no hay registro de una persona adulta mayor de esa edad que haya llegado a la última pregunta y haya ganado. O sea, sí ha habido personas de edad similar que han participado pero es la primera vez que un adulto mayor gana el premio en el mundo. Estamos doblemente felices”, afirmó Manuel Granda, productor del espacio de Teletica Formatos.

Además, doña Inés se convirtió en la persona de mayor edad en participar en la versión costarricense del afamado programa. A nivel internacional sí ha habido casos de concursantes de más de 90 años que han tomado parte, aunque ninguno ha ganado.

¿Quién quiere ser millonario? es un programa originado en Inglaterra, en 1998, y que desde entonces se ha exportado y adaptado a decenas de países. En Costa Rica solo dos personas lo han logrado ganar a lo largo de sus cinco temporadas: Willy Pérez, en el 2010, durante un programa especial monotemático de deportes, y ahora doña Inés, quien se impuso al contestar preguntas de distintos ámbitos.

De acuerdo con Granda, si bien anteriormente tuvieron participantes adultos mayores de más de 70 años, nunca pensaron recibir a alguien de mayor edad.

El productor confiesa que al principio sintieron un poco de nervios, pues no sabían si doña Inés iba a requerir alguna facilidad con la que ellos no contaban. Sin embargo, lo único que ella necesitó fue una pequeña tarima para subir a la silla.

“Para nosotros era un desafío pensar que una persona de una edad tan avanzada pudiera estar ahí y nos hizo preguntarnos si teníamos las condiciones y pensar cómo la íbamos a sentar en la silla caliente o si tenía alguna necesidad, pero en realidad todo salió muy bien. Cuando le hicimos la audición nos contestó las 10 preguntas que le planteamos y lo hizo de forma correcta; quedamos muy impresionados de su conocimiento.

“Decidimos entonces que tenía que participar: hablamos con el nieto, que era la persona de la que teníamos el contacto, para volver a corroborar de que ella tenía las condiciones de quién la trajera, quien la acompañara, etcétera”, explicó Granda.

Finalmente, el productor detalló que la participación de doña Inés Trejos sigue dejando una gran lección: “Ella nos recuerda que para el conocimiento no hay edad, el conocimiento está en todas partes y creo que ella supo aprovechar todo”.

Ahora la comunicadora espera invertir el dinero en pasar tiempo con sus cinco nietos Andrea, Luana, Elena, Leah y Sebastián Steffen, con quienes habla frecuentemente, pero a quienes no ve seguido debido a que viven en Estados Unidos, Tailandia e Inglaterra.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.