Fernanda Matarrita Chaves. 26 noviembre, 2020
Gonín visitó el cantón de su natal Alajuelita para celebrar su triunfo en 'Tu cara me suena'. Él posó con su trofeo en el parque central del cantón. Foto: Facebook/ Gonín para LN
Gonín visitó el cantón de su natal Alajuelita para celebrar su triunfo en 'Tu cara me suena'. Él posó con su trofeo en el parque central del cantón. Foto: Facebook/ Gonín para LN

Esteban Gómez, Gonín, se convirtió en ganador de Tu cara me suena (TCMS), el programa de imitaciones de Costa Rica, el domingo 22 de noviembre. Él ganó gracias al apoyo del público, ellos votaron y le dieron el triunfo.

Las personas premiaron el talento y la nobleza de Gonín: la misma que hubieran reconocido sus compañeros, según cuenta él. Han pasado dos días desde que él ganó y ya ha paseado por su natal Alajuelita mostrando el trofeo que gracias a muchos de sus vecinos tiene.

“Tras mi paso por Tu cara me suena logro muchas cosas. Las más importantes son el cariño de tanta gente y que consideran que tengo talento. Me di a conocer. Gano cariño y exposición, también experiencia y muchos amigos: eso es muy importante. Ellos me desearon buenas vibras. Ellos, por detrás, me decían que les gustaría que ganará yo, eso significa mucho porque todos eran muy talentosos. Gané amigos. Ahora vamos a trabajar juntos. Tenemos planeado grabar con Chillax y Eduardo (Aguirre). También hay proyectos con Davis (Núñez)”, detalla.

Gonín, de 32 años, se expresa con naturalidad y usa palabras sencillas. Admite que tenía fe y que le encanta haber obtenido el primer lugar, pero decidió no obsesionarse con el gane. En síntesis: “no quería hacerme falsas ilusiones”.

“Acepto que mucha gente me estaba apoyando. Veía que en redes me comentaban y reaccionaban a mis cosas, pero sabía que mis compañeros tenían apoyo. Igual tenía fe”, dice.

La producción de TCMS anunció que en esta quinta temporada es en la que más votos han recibido y que Gonín es el participante más votado de todas las ediciones. Él da crédito a los costarricenses y a la red de apoyo que había detrás: sus padres, doña Dunia Vargas y don Freddy Gómez; hermanos, Ivannia, Freddy, Christian (Tapón); sus primos, sus amigos de varias comparsas e incluso ticos que viven en el extranjero.

“El apoyo fue increíble. Esta ha sido una experiencia enriquecedora en muchos aspectos. Pude desenvolverme en el escenario, aprender pasos y cantar en inglés y portugués. Me di cuenta de que me salían bien otros géneros que no imaginé y ahora los puedo explorar, como la lambada o un rock and roll”, cuenta. Al inicio, el cantante comentó que uno de sus retos al ingresar a Tu cara me suena era poder probar sus capacidades para interpretar otros géneros.

El camino de la música

Gonín dice que los valores por los que se mueve son los que le inculcaron sus papás, desde que él y sus hermanos eran niños. Él creció en Concepción Arriba de Alajuelita, un barrio vulnerable, al Sur de San José.

“Mis padres me enseñaron a creer en Dios. Mi mamá es católica, siempre muy metida en jornadas de la iglesia. Mis papás nos enseñaron a llevarnos bien como hermanos, a compartir; mi papá no nos lo dijo literalmente, pero nos enseñó con el ejemplo su humildad.

”Si algo traemos de eso es por parte de él. Nosotros vivimos en un barrio donde vecinos y gente allegada cometía errores y se metieron en cosas negativas; a nosotros nos enseñaron a ser honrados y a ganarnos la vida honradamente”, cuenta Gonín, quien desde niño empezó a cantar frente a muchas personas y, desde entonces, no se separa de los escenarios.

Esteban, a quien casi nadie conoce por ese nombre, se describe como “una persona del pueblo”. Dice sentirse feliz al saber que el público pudo conocerlo mejor, pues aunque cuenta con muchos amigos y comúnmente le reconocen por los temas Hablo como tico y Playa Montaña y Sol, había quienes se sentían incómodos con él por una diferencia que había tenido con Los Ajenos.

“Por esa noticia hubo quienes pensaban que yo era una persona incómoda. Pero como en este programa pasamos tantas semanas y nos muestran en diferentes circunstancias, eso permite que conozcan otra parte de uno. Eso fue positivo”, dice.

Gonín también reconoce que para él fue una gran sorpresa recibir tanto apoyo.

Gonín celebró acompañado de sus padres don Freddy y doña Dunia. Foto: Teletica Formatos para LN
Gonín celebró acompañado de sus padres don Freddy y doña Dunia. Foto: Teletica Formatos para LN
De cerca

--Sus compañeros de competencia y los jueces lo describieron como una persona noble. En sus palabras, ¿cómo se define?

--Es extraño hablar de uno mismo, pero creo que soy una persona sincera y amable. En esta experiencia yo quise ser como soy y no tener ninguna careta. Traté de ser lo más yo posible. No sé describirme yo. Soy muy bromista pero en buena manera. Sin burlarme. Siempre paso riéndome. Trato de buscar lo positivo. Las compañeras de Teletica dicen que si algo está tenso y vuelvo a ver, con mi sonrisa bajo las vibras. Soy muy alegre. Soy positivo.

”Me gusta reconocerle sus talentos a mis amigos y compañeros, los apoyo, soy nacionalista, cada presentación me llenaba de orgullo. Traté de dar puntos a quien se lo merecía”.

--Hablemos del ADN de los Gómez: su hermano, el cantante Tapón, ganó la segunda temporada de TCMS. ¿Eso le incentivó o de alguna forma significó una presión para usted?

--Es algo muy bonito. Cuando empezó él me dijo que por más difícil que fuera no me presionara cuando me dijeran que como él ganó yo tenía que ganar. Gracias a Dios se logró. Esta temporada hubo más personas que se dedican a cantar. Que tienen buena voz. Me parece increible.

--¿Qué viene para Gonín, cómo cree que cambia su vida?

--Esto ayuda muchísimo. Este año ha sido muy difícil. Nunca voy a olvidarlo. Me di a conocer bastante para quienes no sabían quién era yo. Crecí mucho como artista. Voy a incluir dentro de mi show imitaciones y voy a trabajar con mi hermano algún show con imitaciones. Tenemos que sentarnos a hablarlo.