Manuel Herrera. 5 junio
Dos niños coreanos, tiburones y otras criaturas animadas son parte de 'Baby Shark'. Fotografía: Reproducción.
Dos niños coreanos, tiburones y otras criaturas animadas son parte de 'Baby Shark'. Fotografía: Reproducción.

Baby Shark comenzó como una canción de cuna hace más de dos décadas. En el 2015, la pieza se reinventó con una serie de videos musicales de la firma coreana de entretenimiento Pinkfong y su fama estalló en todo el mundo.

La canción se convirtió en un verdadero fenómeno entre los infantes y sus padres. Esta pieza sobre una familia de tiburones, logró seducir al mundo con videos animados de esas criaturas marinas al lado de niños coreanos que la cantan y bailan con gracia.

Pronto, Baby Shark catapultó su fama por todo el orbe a tal punto que, este miércoles 5 de junio, Nickelodeon anunció que produciría una serie infantil basada en ella.

Baby Shark ha capturado la imaginación de millones de fanáticos en todo el mundo, por lo que no es de extrañar que sea uno de los 10 mejores videos más vistos en YouTube”, justificó el vicepresidente ejecutivo del canal infantil, Ramsey Naito, la decisión de la compañía de lanzar una serie basada en ese fenómeno musical.

“En el corazón de cualquier pieza de contenido popular hay un personaje genial, y tenemos una gran oportunidad para explorar más a fondo el mundo de Baby Shark y seguir a esta familia a través de algunas grandes aventuras animadas en Nickelodeon”, agregó Naito.

El directivo de Nickelodeon no ofreció mayores detalles sobre el proyecto, por lo que datos como la cantidad de capítulos que se producirían y la fecha de estreno de la producción, aún se desconocen.

“Con la música, los personajes, la historia y el baile combinados, Baby Shark tomó el mundo por asalto, acumulando 2.900 millones de visitas en YouTube y se convirtió en el noveno video más visto en la historia de la plataforma”, añadió Naito.

Viacom Nickelodeon Consumer Products administrará las licencias de productos de consumo en todo el mundo, excluyendo Asia. Eso significa que se podrá ver Baby Shark en camisetas, juguetes y casi todo lo que el dinero pueda comprar.

“Con la música, los personajes, la historia y el baile combinados, Baby Shark tomó el mundo por asalto, acumulando 2.900 millones de visitas en YouTube y se convirtió en el noveno video más visto en la historia de la plataforma”, dijo Nickelodeon en un comunicado.

Además de la propia ficción, Nickelodeon adquirió los derechos de todos los productos de merchandising que se deriven de la serie de televisión, eso sí, siempre y cuando sea para un mercado distinto al asiático. En esa latitud será Pinkfong la que continúe con los derechos de Baby Shark y su mundo.