Televisión

‘Ay Josué’; conozca a los primos detrás del primer momento viral de ‘¿Quién quiere ser millonario?’

Josué Sandoval fue el acompañante de la competidora Kimberly Peraza: ambos fallaron una respuesta y la frustración de ella causó sensación. Hoy se toman con humor lo sucedido.

“Ay Josué, ¿por qué me hiciste esto, Josué?”, le dijo Kimberly Peraza, la primera concursante femenina de la nueva temporada de ¿Quién quiere ser millonario?, de Teletica, a su primo Josué Sandoval.

El episodio se dio en la emisión del martes 27 de abril, luego de que él le diera una respuesta fallida a la pregunta de quién era la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos. Él respondió que Hillary Clinton, ella estaba insegura pero igual ratificó esa escogencia entre las cuatro opciones.

Lo cierto es que Kamala Harris, quien llegó recientemente al poder como vicepresidenta de Joe Biden, era la respuesta afirmativa. Cuando Ignacio Santos, presentador del programa le reveló algunas características de la mujer a Kimberly, ella cayó en cuenta de su error, pues algo había leído de las raíces étnicas de Harris. Pero ya era muy tarde para ella, y también para Josué.

Josué Sandoval, de 27 años, es biólogo, cuenta con un diplomado en química clínica y estudia ingeniería industrial. Es un estudioso de toda la vida y es por eso que su prima Kimberly lo llevó como su acompañante al programa y vio en él a la persona a quien podría hacerle una consulta, luego de elegir un comodín, para responder de manera segura.

Kimberly, de 24 años, dice que antes del programa ellos estuvieron en un local de comida rápida cercano a Teletica en el que tomaron café. Mientras esperaban y los nervios se acercaban, ella le decía a él, su compañero de aventuras de toda la vida, que si no estaba seguro de una respuesta que lo dijera con sinceridad.

“Me ha dado mucha risa. Antes pasamos a tomar café y le dije que estaba nerviosa por participar, nosotros siempre hemos sido muy unidos. Él tiene muchos estudios, le dije que eso me tenía que servir. Me dijo que esperaba que la única pregunta que le hiciera no arruinarla. Yo le dije que lo llevé para confiar en él. Mi reacción (el ‘ay Josué’) fue por lo que hablamos horas antes”, cuenta Kimberly, quien dice que esperaba al menos llegar a una zona segura y ganar los ¢500.000. No fue así.

“Uno dice por lo menos llegar y hacer un buen papel. Luego del programa íbamos riéndonos y él me decía que perdón, que la embarqué. Lo mío no era enojo, era frustración. Le dije que yo sé muchas cosas, pero en esos momentos uno se embota. Después del programa íbamos en pura risa”, continuó.

La economista agrícola recalca que ella no culpa a Josué y que no ha visto mucho las redes para evitar entrar en polémica. Esto pues, apenas se transmitió su participación, muchos televidentes empezaron a comentar lo sucedido, tanto por el fallo de ambos ante la pregunta como también por la espontánea reacción de lamento de la participante.

“Ya vi muchos memes, no quise ver mucho ni entrar en polémica. El único comentario que hice es que si las personas se sienten tan inteligentes las invito a que vayan y hagan un mejor papel. El proceso de selección es fuerte. Ya con ser seleccionada es ganancia.

Quiero aclarar que yo no culpo a Josué. Él es mi primo. Le dije que no importa, son cosas que pasan. Una vez fuimos a Sábado Feliz a subirnos a un toro mecánico. Solo le decía que qué feo que la gente piense eso, que con familiares así mejor no tener, o que con amigas como esa mejor enemigos, dicen eso como si yo hubiera estado brava”, dice Kimberly entre risas.

#TodossomosJosué

La reacción de Kimberly con Josué hizo que los costarricenses empezaran a plasmar su ingenio en redes sociales. Desde memes hasta hashtags brindándole apoyo a él son parte de lo que se ve.

Josué, vecino de Desamparados, se siente agradecido por la oportunidad y desde ya sueña con participar por su cuenta en ¿Quién quiere ser millonario?, incluso ya se inscribió para el proceso de selección. No dudaría en llevar a su prima como acompañante porque “así como ella confió en él, él confía en ella”.

“Estas son experiencias bonitas y divertidas. Cuando salí le dije que nos iban a hacer bullying. La verdad es que más que vergüenza me ha dado risa. El ‘ay Josué’ fue por frustración. Nosotros somos unidos y hemos tenido aventuras y experiencias”, dice Josué.

Josué reitera lo contado por su prima y regresa al momento en el que tomaban el café antes del programa. “Estuvimos practicando temas. Le dije que no la iba a embarcar. Pero diay, no se dio. Fue un fallo de los dos. No se dio, no se dio. La experiencia fue maravillosa y todo lo que ha traído también”, resalta el joven. Él asegura que los títulos académicos si bien importan, en este tipo de programas lo más valioso es el conocimiento en cultura general.

Sobre el desacierto de ambos en cuanto a la primera vicepresidenta de Estados Unidos dice que, tras el programa, investigó y topó con que el tema “fue un boom”, pero aún así, pasó lejos de sus ojos. Cuenta que se informa por redes sociales, pero que esas noticias nunca las vio, pero como de todo se aprende, esta experiencia lo llevó a descargar una aplicación para recibir noticias de todo tipo diariamente.

“El tema de Kamala fue mediático, tal vez no estábamos actualizados en noticias internacionales. Me hace gracia porque antes le dije a Kimberly que de política no sé nada. Fue vacilón. Más que teníamos a un tío en el comodín de la videollamada que sabe mucho de ambiente político y temas culturales. Imaginé que lo iba a llamar a él”, dice risueño.

Con respecto a la reacción del público, Josué se ha reído mucho y ha agradecido el apoyo. Muchos le han dicho que ojalá pueda ir a participar al programa y él recalca que le encantaría.

“Me ha hecho gracia el público de redes con el hashtag de que #todossomosJosué. Quiero decir que la reacción de ella fue porque se sintió frustrada porque sea como sea no le di el mejor consejo. El error fue de los dos. Hillary Clinton era la respuesta que más se me parecía.

“Hoy me siento bastante alegre. Tengo los cachetes acalambrados de todo lo que me he reído con los comentarios de familiares y amigos. Le agradezco al programa y a mi prima por haberme invitado. Si pudiera ir al programa iría sin miedo al error y a la vergüenza”, asegura.

Además de ser un apasionado por el estudio, Josué ama cocinar y viajar. Aún no ha tenido la oportunidad de salir del país, pero espera poder conocer Grecia.

El programa

Este martes 27 de abril ¿Quién quiere ser millonario? regresó a la televisión costarrcense. La última temporada se emitió en el 2009. En esta oportunidad, el espacio se realiza en contexto de pandemia, por esto es que en el estudio no hay público y los competidores pueden llegar con un solo acompañante.

El participante y el presentador Ignacio Santos se sientan, igualmente, frente a frente y con una importante distancia, lo que les permite no portar mascarilla.

En el primer programa hubo tres participantes: además de Kimberly asistieron Max Sequeira y Michael Arley, quienes sí llegaron a la primera zona segura y se llevaron ¢500.000.

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.