Música

San Pascualito Rey, los mexicanos que traen el espíritu de “canta y no llores” al festival Grito Latino

La banda mexicana se caracteriza por sus enérgicos conciertos en vivo, llenos de canciones oscuras. Viva conversó con el bajista Juan Morales sobre el concepto de su grupo.

San Pascualito Rey es el nombre de un santo mexicano al que se le desea “una buena muerte”. Así lo explica sin reparo Juan Morales bajista en esta banda mexicana que se presentará el fin de semana en el festival tico Grito Latino.

“En México tenemos una relación con la muerte muy distinta a otros lugares de Latinoamérica, y la gente del sur del país le reza a San Pascual Rey cuando un enfermo ya está desahuciado, para que se los lleve a un buen lugar.

“Nos gustó la idea de reflejar la muerte de una forma tan poética: puede ser una pérdida, la muerte de una relación o el final de una etapa. Además de que el cantante se llama Pascual Reyes”, señaló el bajista.

Estas referencias a la muerte hacen que su música sea perfecta para ambientar una escena de una película de vaqueros, en alguna cantina llena de corazones rotos. Pero en sus conciertos, el grupo es bastante enérgico, y es la definición del famoso coro: “canta y no llores”.

“Nos gusta la parte dramática de la música mexicana y creo que eso sucede en nuestro conciertos: la gente canta, grita, llora y nos retroalimenta, es una experiencia muy potente”, contó Morales.

Este domingo 31 de marzo, a las 3:30 p.m., el grupo mostrará todo eso en la tarima 2 de Grito Latino. Será su primera visita a Costa Rica.

Carrera

El grupo inició su carrera en el año 2000, fundado precisamente por Pascual Reyes, la voz principal de la banda. Él escribió algunas canciones y se propuso junto a sus amigos darles forma de la manera más experimental posible.

Tomaron sonidos de películas y de otras fuentes y con sintetizadores le dieron una atmósfera oscura a estas canciones. Publicaron en el 2003 el disco Sufro Sufro Sufro, que los catapultó en la escena mexicana.

Desde entonces han pasado por etapas más roqueras o menos oscuras, pero la esencia del grupo se ha mantenido.

“Siempre hemos buscado sonidos nuevos y por eso también hemos incursionado en el rock o hemos ido cambiando las letras. Han cambiado las situaciones por las que vamos pasando porque bueno, no todo es sufrir en la vida”, expresó.

Desde entonces la banda ha publicado Deshabitado (2007), Valiente (2011), Bravo (2012) y Todo nos trajo hasta hoy (2017), el disco que promocionarán en Costa Rica.

“Somos muy autocríticos con cada disco y hemos tratado de reinventarnos en cada uno. Si alguien conoce nuestras discografía se puede dar cuenta de que hemos hecho muchos cambio de estética, pero se mantiene la honestidad”, enfatizó el músico.

Independientes

San Pascualito Rey ha hecho su carrera como una banda independiente. Solo uno de sus discos fue publicado bajo una disquera, pero la mayoría del tiempo reciben sus ingresos directamente de fanáticos o marcas que los apoyan.

“Mucha gente dice ‘si llegas a México, llegas al resto del mundo’ y creen que porque estamos acá es sencillo. Creo que para cualquier banda independiente las cosas no son sencillas. Plataformas como Spotify te permiten llegar al disco de forma más sencilla, pero eso genera mucha competencia”, señaló Juan Morales.

Este es el mismo caso de muchas bandas Grito Latino, un festival que le abrió la puerta a bandas independientes de Costa Rica y Latinoamérica.

Para Juan, un festival es otra buena forma para promocionarse y por eso esperan capturar la atención del público en la tarde del domingo.

Aunque ya preparan un nuevo disco, la banda se concentrará en el material que ya tienen grabado. No obstante, le prometieron a los ticos “un invitado especial” durante su presentación.

“Siempre hemos tratado de buscar músicos que son amigos y no solo invitados, y eso se refleja a la hora de interpretar la música en vivo. Creo que eso hace de nuestro show algo diferente”, finalizó el bajista.

Aún se pueden comprar boletos para Grito Latino en www.specialticket.net. Los precios van desde los ¢30.000 y hasta los ¢140.000.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.