Música

Nicky Jam cerró con entusiasmo un maratón de intenso reguetón en Costa Rica

El Latin Music Showcase de Billboard ofreció su primera edición en el país, con una larga jornada de artistas que pusieron a mover el Centro de Eventos Pedregal

¿Cómo se viven ocho horas de música urbana? Desde que apareció la alineación de artistas que integrarían el Billboard Latin Music Showcase que aterrizaría en el país, la primera impresión fue la de un festival sintetizado en una sola noche de conciertos.

La lista de músicos que trajo el sello fue larga: Nicky Jam y Joey Montana encabezan los focos de atención tras su popularidad que continúa efervescente; junto a ellos fueron pactados Crazy Rocco, Young Steele, Valentino, Jennifer Rojo, Dani Maro y Made, quienes completaron la alineación de esta presentación.

El Centro de Eventos Pedregal fue el sitio elegido para esta reunión de artistas quienes ofrecieron la primera edición de un formato que se ha realizado en el continente por medio de Billboard.

Vivir esta cantidad de artistas sin duda significó una experiencia particular, en la que el perreo estaba asegurado sin interferencias.

Larga noche

En Costa Rica, el 14 de setiembre es una fecha especial: los desfiles de faroles que anteceden la celebración de la Independencia del país inundan las calles del país.

Aún así, este 14 de setiembre fue diferente, pues cargados grupos de fanáticos del reguetón se congregaron en el Centro de Eventos Pedregal, en Heredia, para sacudirse al ritmo de las canciones de este puñado de artistas.

La algarabía más intensa comenzó desde la pantalla gigante del recinto. Allí, y de espaldas, apareció la silueta de Joey Montana, cantante panameño de innumerables éxitos radiales. Su cara en la proyección basó para soltar un griterío inmediato.

Montana se posó al frente del escenario y su poderío fue tanto que dejó espacios en blanco en sus canciones para que el público completara las letras. Un “pura vida” salió de su boca y terminó de amarrar a todos los presentes. Su pieza Único, una balada romántica, fue la primera que cantó e hizo rebotar los gritos de los asistentes en todo el centro de eventos.

“Yo por unos cuantos kilómetros nazco en Costa Rica. Nací en Chiriquí así que, por cosas de la vida, casi soy un tico más. Y me siento uno más. Estoy agradecido con todos los que han venido porque para mí este es un país especial”, dijo el panameño.

El panameño tiene la habilidad de que las narices de su público se acerquen en bailecitos lentos; para que los coqueteos sean inevitables. Pasadas las 10 p. m., el romanticismo fue impregnado en la pista de baile.

La melodía, uno de sus hits más notables, acabó en la voz del público. Todos gritaron el coro con fuerza diciendo “contigo todo es sol, playa y arena”.

Con Tus ojos no me ven la historia no fue diferente. Tras nueve años de gravitar en las radios las letras de la pieza están memorizadas.

La infaltable Picky dio el cierre a su presentación, con el público exacerbado para ver a Nicky Jam.

Antes del plato fuerte de la noche, el puertorriqueño Valentino cautivó el escenario. Fue liberado y, con mucho manejo del escenario, lanzó bendiciones al público tico.

No tardó mucho tiempo para darle el escenario a Nicky Jam, quien salió dando brincos al escenario. Te robaré, su popular tema con Ozuna, fue gritado de memoria. Con una suéter blanca y sus tradicionales pantalones negros, el puertorriqueño fue carismático y lanzó un fuerte saludo a Costa Rica. “Hola, Costa Rica”, dijo repetidamente, con los gritos del público compitiendo con el sonido de las bocinas.

El perdón, tema compartido con Enrique Iglesias, no hizo más que sostener el frenesí. Acuerpado por bailarinas, Nicky Jam no paró de sonreír y desplazarse en el escenario para saludar a sus fanáticos. Haciendo notar sus cualidades en el rapeo, soltó unas cuantas rimas en dedicatoria a Costa Rica. “Un aplauso para ustedes mismos”, dijo.

Quiero pasarla bien después fue interpretada para terminar de alegrar a la gente. Nicky Jam fue puro baile y sonrisas.

El calentamiento

Durante el 2019, los Billboard Latin Music Showcase han llevado diferentes artistas a países como Estados Unidos y Panamá.

Para la parada en nuestro país quien comenzó el showcase, tras dos horas de música a cargo de DJ, fue Youngs Steele. “Que viva la vida, que viva la fiesta” soltó el reguetonero local, para calentar a las 8 p. m. la música en vivo. Lo que comenzó con timidez, poco a poco se fue liberando.

Tras cuatro canciones, le dio el paso a Dani Maro. Su imponente trap le dio una presentación pesada y el público le dio una fuerte bienvenida.

Para las 9 p. m., Made dio una bocanada de aire fresco. Con una cuadrilla de bailarines, llevó un repertorio cargado de covers, que terminó con Mi cama de Karol G. Finalmente, ofreció Mi seducción, tema inédito.

Crazy Rocco, el niño de 12 años que gira por el continente con su música, fue parte del show. Con un par de temas, el venezolano-estadounidense hizo su prematuro debut en el país. Con un rapeo intenso, sorprendió a los asistentes al showcase.

Finalmente, la poderosa voz de Jennifer Rojo dio un clima diferente a la noche. Con un ambiente más romántico, la española ofreció otra cara al showcase, incluso con un toque más salsero.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.