Carlos Soto Campos. 10 febrero
Lady Gaga, Jada Pinkett Smith, Alicia Keys, Michelle Obama y Jennifer Lopez en el escenario de los Grammy. Foto: Matt Sayles/Invision/AP
Lady Gaga, Jada Pinkett Smith, Alicia Keys, Michelle Obama y Jennifer Lopez en el escenario de los Grammy. Foto: Matt Sayles/Invision/AP

Parecía extraña la combinación de reunir tres generaciones de músicos latinos para iniciar los premios Grammy, pero cualquier duda fue disipada en el primer número musical de la ceremonia.

El set, decorado como un barrio latino lleno de colores, recibió a Camila Cabello, quien de inmediato gritó “¡Havana!” y dio inicio a su tema omnipresente. Después de bailar con un grupo de chicas, hubo un guiño a Corazón espinao de Maná y Santana, que dio pie a la aparición del rapero Young Thug, quien canta el remix en inglés de la canción junto a Camila Cabello.

Todo el set estaba lleno de estereotipos latinos y, en medio de ese momento, Ricky Martin apareció con un traje completamente blanco y con un bigote casi pintado con lápiz, juntos bailaron algunos pasos de salsa y Ricky soltó algunos de los versos de su éxito Pégate.

De en medio del público salió el colombiano J Balvin tomó el micrófono para cantar algunas estrofas de su éxito Mi Gente acompañado de Ricky Martin y Camila Cabello y luego, todos juntos retomaron el coro de Havana.

Ricky Martin y Camila Cabello estrenaron la pista de baile de los premios Grammy. AP
Ricky Martin y Camila Cabello estrenaron la pista de baile de los premios Grammy. AP

Shawn Mendes apareció tocando piano para interpretar Nervous y la presentación habría sido poco memorable de no ser por la aparición de Miley Cyrus, quien llegó para cantar la segunda estrofa.

La artista de country Kacey Musgraves –nominada a mejor álbum por Golden Hour– dio una sobria interpretación con piano, muy similar a lo que propuso Shawn Mendes.

Quien dejó una lección de poder femenino fue Janelle Monae, artista nominada por el álbum Dirty Computer.

De ese disco ella interpretó Make Me Feel rodeada de cuatro mujeres músicos y ocho bailarinas, para un festín que tomó varios de los escenarios del Staples Center.

US singer-songwriter Janelle Monae performs during the 61st Annual Grammy Awards on February 10, 2019, in Los Angeles. (Photo by Robyn Beck / AFP)
US singer-songwriter Janelle Monae performs during the 61st Annual Grammy Awards on February 10, 2019, in Los Angeles. (Photo by Robyn Beck / AFP)

El rapero Post Malone tomó el escenario para tocar una guitarra acústica y de inmediato pasó a su éxito Rockstar solo rodeado de neblina. No se veía casi nada del escenario hasta que aparecieron los Red Hot Chili Peppers para interpretar su sencillo Dark Necessities.

De nuevo Post Malone mostró que puede tocar una guitarra con facilidad y acompañó a la banda, incluso cantando.

Katy Perry, Maren Morris, Kacey Musgraves y Miley Cyrus se encargaron de hacer un homenaje a Dolly Parton. Desde el público, múltiples generaciones cantaban los éxitos de la diva del country: desde los coreanos de BTS; hasta el productor Mark Ronson se unieron al tributo desde sus asientos.

Dolly Parton y Miley Cyrus demostraron que la música de la diva del country trasciende generaciones. AFP
Dolly Parton y Miley Cyrus demostraron que la música de la diva del country trasciende generaciones. AFP

Parton aprovechó para estrenar una nueva canción en el escenario que encantó a figuras como Beck. Todo termino convocando de vuelta a sus nuevas amigas y así Miley, Kacey y el resto entonaron el clásico 9 to 5.

Un largo corte comercial antecedió a la presentación de Cardi B y vaya que valió la pena la espera. Una pianista hizo una corta pero poderosa introducción y acompañada de 20 bailarinas y un traje de pavo real negro, Cardi interpretó su sencillo Money.

Ostentosa. Así se vio Cardi en su presentación en los Grammy. AFP
Ostentosa. Así se vio Cardi en su presentación en los Grammy. AFP

Entre el público estaba Offset, quien con Cardi tiene una hija, Kulture. Él fue uno de los tantos que se pusieron de pie a disfrutar de la canción.

A las presentaciones musicales se sumó la mismísma presentadora, Alicia Keys, que con dos pianos presentó las canciones que siempre deseó haber compuesto. Entre ellas, Killing me Softly de The Fugees, Lucid Dreams del rapero Juice WRLD, Use Somebody de Kings of Leon e In My Feelings de Drake.

Todo se sintió como un gran recordatorio de la magia de Alicia Keys en el escenario. La presentación terminó con un verso de Empire State of Mind, su propia canción con Jay-Z, que salió hace 10 años.

Tributo

Presentada por su nieto Raif-Henok Emmanuel Kendrick, Diana Ross llegó a los premos Grammy para celebrar sus 75 años de edad.

De nuevo, se notó que las grandes estrellas nunca pasan de moda: mientras cantaba Reach Out and Touch (Somebody’s Hand), le pasó el micrófono al rapero Jaden Smith. “¡Feliz cumpelaños a mí!” dijo al finalizar.