Jessica Rojas Ch.. 11 agosto
Izan Llunas, de 12 años, alcanzó rápidamente la fama gracias a su interpretación de Luis Miguel en su etapa de niño en la serie biográfica de Netflix. foto: Albert Marín
Izan Llunas, de 12 años, alcanzó rápidamente la fama gracias a su interpretación de Luis Miguel en su etapa de niño en la serie biográfica de Netflix. foto: Albert Marín

Con la naturalidad y sencillez de un niño, pero con la elocuencia de un gran artista, así se comporta el joven Izan Llunas, quien a sus 12 años saborea las mieles de la fama gracias a su interpretación de Luis Miguel en su etapa de niño en la famosa serie de Netflix basada en la vida del Sol de México. Izan está en Costa Rica para presentar dos breves espectáculos en el marco del aniversario 25 de los centros comerciales Multiplaza.

De respuestas cortas, pero concisas. De pocas palabras, pero acompañadas por una sonrisa cautivadora. Con una esencia infantil conmovedora, pero también con un manejo de escena digna de envidiar por cualquier artista con muchos años en el ambiente. Izan es heredero de un talento musical gracias a que su abuelo y su padre son cantantes: los recordados Dyango y Marcos Llunas, pero también encantó a América Latina, España y otros países, con su facilidad para la actuación que comprobó con creces en la serie de Netflix.

Este sábado el español tuvo un breve encuentro con sus seguidores en Multiplaza del Este, donde encantó por su espontaneidad y dulzura; además por la tarde presentaría un showcase con sus mejores interpretaciones, entre ellas la famosa Malagueña y algunas de las piezas que cantó en el concurso La Voz Kids España.

Antes de su espectáculo, el niño (que en setiembre cumple 13 años) concedió una breve entrevista a Viva y reveló algunas de sus pasiones además de las artes.

“Aparte de la música romántica y del pop también me gusta mucho el jazz y el blues. Me encanta escuchar cómo suena el saxofón y estoy estudiando piano”, contó Izan.

Asegura que cuando no está en el corre corre que le implica su ya ajetreada vida de artista, vive de manera muy normal en su natal Ibiza, donde reside con sus padres y su hermano menor. A Izan le gusta la adrenalina, como todo buen chico, así que descarga sus emociones pilotando autos de carreras. “Tengo uno y si no fuera cantante, me gustaría ser piloto profesional”, dijo.

También disfruta del fútbol, se desempeña como portero y asegura que admira al guardameta Ter Stegan, del Barcelona. “Keylor Navas me parece muy bien, pero soy más fan de Ter Stegan porque soy del Barça”, afirmó.

Futuro bien planeado

Izan llegó a Costa Rica acompañado por su padre Marcos Llunas y su hermano menor. En esta visita fugaz aseguró que quiere volver para presentar un espectáculo más grande con el fin de mostrar sus talentos.

Eso sí, cuando vuelva quiere hacerlo también para presentar el disco que tiene planeado grabar. “Me gustaría componer junto a mi padre, de hecho también ya estamos recibiendo algunas canciones para incluirlas en ese disco. Quiero que haya temas románticos y también pop”, explicó.

Izan Llunas es un niño encantador, pero también un artista elocuente que sabe bien a dónde quiere llevar su futuro. Foto: Albert Marín.
Izan Llunas es un niño encantador, pero también un artista elocuente que sabe bien a dónde quiere llevar su futuro. Foto: Albert Marín.

Izan afirma que está viviendo al máximo esta etapa artística, pero que tiene los pies bien puestos en la tierra –como se lo recomendaron su papá y abuelo– y busca mejorar. “Estudio canto, ahora es un poco menos porque tengo muchas presentaciones, pero hay que seguir estudiando las artes y por supuesto en la escuela”, agregó.

Sobre su trabajo en la serie Luis Miguel contó que uno de las enseñanzas que recibió fue la constancia y la disciplina que el mexicano siempre tuvo en su carrera. “Quisiera tener esa disciplina, ahora lo estoy intentando, pero eso me marcó. Quisiera cantar tan lindo como lo hace él todavía”, finalizó el chico.

Este domingo a las 3 p. m., Izan ofrecerá otro showcase en el centro comercial Multiplaza Escazú. El espectáculo es gratuito.