Música

Conozca a Sech, el panameño que conquistó con su música a la generación de Instagram

Con frases sentimentales listas para acompañar selfies y mucho ritmo, Sech se ha ganado el corazón de los ticos. El panameño es de los artistas más escuchados en el país, de acuerdo con Spotify.

Durante toda la semana en curso, los datos de Spotify han dejado claro que el panameño Sech se ha ganado el corazón de los ticos. Cada día se escucha desde este país unas 50.000 veces por día su canción de reguetón Otro Trago, que es parte de su disco Sueños.

Otro Trago es solo una de las ocho piezas que Sech tiene en el Top 50 de Costa Rica en Spotify y no es raro toparse con frases suyas en fotos, memes o tuits de muchachas jóvenes: “No fue prudente que le llames amor a lo que sucedió una noche solamente”, o la ya clásica “Te cambió siendo mejor que ella”, acompañada de algún meme de un personaje llorando.

Este panameño de 25 años siempre ha tenido claro que las frases de canciones como Otro trago, Lo malo o Falsas promesas tienen ese potencial para conectar con los jóvenes que están descubriendo el amor entre fotos y likes de Instagram.

“Siento que me gusta hacer temas sobre todo, pero lo que más me gusta es hacer temas con los que la gente se sienta identificados. Que la gente diga ‘Sech me conoce, alguien le contó mi historia’. Siento que esas canciones son las que la gente los pone como frases, como estados en todos lados,...Miss Lonely por ejemplo, ¿cuántas mujeres no se tatuaron ese nombre? Es algo que nunca me llegó a la mente”, le contó a la emisora colombiana Oxígeno 2 hace unos meses.

La explosión de Sech se hizo más notoria en Costa Rica después de que diera un concierto en Tamarindo durante Semana Santa, donde impactó con su cantidad de éxitos, un despliegue de pólvora y una personalidad magnética que mantuvo al público en la bolsa.

El panameño avanza a paso fuerte en el mundo de la música, pero no todo en la vida de Sech ha sido cantar frente a cientos de personas.

El constructor que triunfó

Carlos Isaías Morales, el menor de cuatro hijos de una familia de Río Abajo, Panamá, aprendió de música en el coro de la iglesia, donde empezó a tocar piano, guitarra y bajo. A diferencia de algunos de sus pares reguetoneros, Sech compone la mayoría de sus canciones.

Siendo menor de edad dejó su casa para buscarse un futuro en la música, una movida que dejó con dudas a sus padres.

“No me apoyaron así a fondo a ver mis shows pero sí me dijeron ‘dale hijo, vamos pa’ lante porque Dios tiene su propósito'”, contó a la emisora Oxígeno 2 de Colombia. Aunque ya no canta en el coro de la iglesia Sech considera que “tener a Dios en el corazón es lo más importante”.

Para armar su propio estudio de grabación decidió trabajar en construcción. “Yo estaba haciendo mezcla (de cemento) y ahí estaba haciendo canciones en la mente”, le dijo a la emisora.

“Comencé a hacer ritmos, comencé a escribir y en medio de todo ese tiempo hago unas canciones en Panamá –ahí ya había salido de la construcción– y más adelante saqué el tema Miss Lonely y ahí comenzó como que todo”, señaló.

Miss Lonely, un sencillo junto a Justin Quiles, Farruko y De La Ghetto fue el tema que lo catapultó y es de las que resume mejor su estilo: letras llenas de frases nostálgicas (“madura, la reconciliación está dura (…) primero vuelve Romeo con Aventura”) y un ritmo de reggaeton más lento, casi nostálgico, que puede sonar en una discoteca o acompañar un viaje en carro o bus.

El público quedó cautivo y gracias a Miss Lonely, la productora Rich Music lo acogió bajo su manto y le ayudó a promocionarse en Latinoamérica y Europa.

Ascenso

El siguiente paso de Sech fue el sencillo Lo malo, un tema más dancehall que reggaeton pero que consolidó su voz como un artista que no tiene miedo a ser cursi y así nos dio frases como “El plan A es no ser plan B” o “como Sergio Ramos y Marcelo, tú el sol yo el hielo”. Luego vino Pa Mi Remix y el fenómeno terminó de consolidarse.

Su concierto en Semana Santa llegó al mismo tiempo que el disco Sueños, un disco de 12 temas en el que tiene colaboraciones con Manuel Turizo, Zion & Lennox, su amigo Justin Quiles y nombres grandes como Nicky Jam.

Sueños empieza con un extracto del himno de Panamá en el tema Soñando despierto, en el que cuenta que “de donde vengo tengo que luchar, porque no tengo” y que su camino al éxito ha sido complicado.

De ese disco, Otro trago ha sido la estrella, llevándolo al primer puesto mundial del top viral de Spotify. El videoclip de la canción ha obtenido 87 millones de reproducciones en un cuestión de un mes.

En este último mes Sech se ha ido ganando el respeto de reguetoneros más consolidados. Karol G mencionó en una transmisión en vivo de Instagram que Sech fue el encargado de escribir el primer verso de su canción Ocean, la que le da el nombre al nuevo disco de la colombiana.

Sech tiene como su mejor arma el cariño del público. Lo íntimo de sus letras le ha dado una cercanía con el público que le tira amor en todas sus redes sociales y hasta en persona. “Los cachetes me los quieren destrozar cuando salgo a la calle”, dijo en una entrevista hace poco.

¿Cómo recibe tanto amor un cantante que habla de tanto dolor? No se sabe, pero el camino de Sech pinta cada día más prometedor.

Carlos Soto Campos

Carlos Soto Campos

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.