Jessica Rojas Ch.. 9 septiembre
Las proyecciones en la pantalla y en las paredes del Centro Printea se convirtieron en uno de los aspectos favoritos del público que vivió el espectáculo 'Cosmos', de Manuel Obregón, en Parque Viva. Foto: John Durán.
Las proyecciones en la pantalla y en las paredes del Centro Printea se convirtieron en uno de los aspectos favoritos del público que vivió el espectáculo 'Cosmos', de Manuel Obregón, en Parque Viva. Foto: John Durán.

Nueva normalidad. Fue conmovedor vivir un concierto de manera diferente, en burbuja social y dentro de un carro. En lugar de aplausos sonaron las bocinas y se encendieron las luces. El artista sobre una tarima en alto recibió el beneplácito de su público de manera muy diferente a como antes vivíamos los espectáculos y a pesar de la distancia, una emoción traducida en pieles erizadas y sí, uno que otro sollozo ahogado, nos hicieron volver a sentir, volver a creer...

Este lunes 7 de setiembre por la noche el músico Manuel Obregón ofreció un concierto con su piano ante la mirada y atención de decenas de personas que esta vez no estaban sentadas en butacas sino en la intimidad de sus vehículos.

Esta es la nueva propuesta de los autoeventos que trae Parque Viva para retomar la actividad artística en nuestro país en medio de las nuevas reglas que experimentamos durante la pandemia.

(Video) Así fue el autocincierto en Parque Viva con Manuel Obregón

La noche se congració con los asistentes para disfrutar, para dejarse llevar por el instinto primario que provoca en nosotros la música, para --palabrita-- olvidarnos del todo de la omnipresente pandemia, durante todo el fascinante show.

El espectáculo Cosmos se realizó en el Centro Printea que es techado, así que la lluvia no fue un obstáculo. El sonido se escuchaba a la perfección, las luces del escenario se conjugaron con proyecciones digitales que acompañaron la música de Obregón se fusionaron a la perfección con el espectáculo, la audiencia y el ambiente.

Insisto: daban ganas de llorar de emoción cuando empezaron a escucharse a todo trueno las efusivas palmas de felicitación para el artista, desde dentro de las cabinas de los vehículos.

Manuel Obregón con su piano fue el encargado de encantar la primera noche de los autoeventos en Parque Viva. Foto: John Durán.
Manuel Obregón con su piano fue el encargado de encantar la primera noche de los autoeventos en Parque Viva. Foto: John Durán.

Esta primera prueba de cómo vivir los espectáculos artísticos en medio de las restricciones sanitarias que vive el país nos recordó que la inventiva humana suele carear las desventuras y, en este caso, la novedad de los autoeventos aterrizó con un gran tino.

Este concierto fue la punta de lanza para el festival que arrancará este 14 de setiembre bajo la producción de las empresas Luzart y Liveevents CR, que han contado con el apoyo de los ministerios de Cultura y Juventud y el de Salud, además de Parque Viva para el montaje de los shows.

Las productoras han contado con el apoyo de ministerios como el de Cultura y Juventud y el de Salud, así como con una alianza con Parque Viva para que este festival sea realice en un espacio y entornos óptimos.

En orden y bien cuidados

El ingreso fue ordenado, dentro del Centro Printea de Parque Viva los carros ocupados por personas respetando sus burbujas sociales estaban dispuestos para presenciar el primer autoevento que Parque Viva realiza como parte de los ajustes que vive la industria del entretenimiento en esta nueva normalidad.

En la entrada dos personas medían la temperatura de los ocupantes de los vehículos y confirmaban el uso de mascarilla. Además, repartieron alcohol en gel para sanitizar las manos.

Varios personeros del parque ubicaban los carros en hileras bien ordenadas con el fin de que la vista no tuviera ningún tipo de obstrucción hacia el escenario ubicado en alto.

La ubicación de los carros está dispuesta para que nadie se quede sin ver. La comida la llevan a la ventana del vehículo. Foto: John Durán.
La ubicación de los carros está dispuesta para que nadie se quede sin ver. La comida la llevan a la ventana del vehículo. Foto: John Durán.

Las reglas eran muy claras. No se recomienda salir de los carros y con el fin de lograr que la experiencia sea completa, el audio del espectáculo se sintoniza en una estación de radio del automóvil.

Si el asistente se antoja de una bebida o de comer algo solo se necesita revisar el menú que en la entrada al recinto los encargados le entregan y hacer el pedido por medio de un mensaje de texto por Whatsapp y se lo llevan hasta la ventana de su carro.

Si quiere hacer uso de los baños solo debe de avisar accionando las luces de emergencia y un funcionario del lugar lo acompañará. Acá no se deja nada al azar.

Agenda

El Festival Viva en Vivo contará con proyecciones de cine de películas costarricenses. La primera tanda será este 14 de setiembre a las 7 p. m. con un filme aún por definir.

La música llegará desde el 15 y hasta el 18 de setiembre con cuatro noches de música con la agrupación nacional Malpaís, que se presentará cada jornada a las 7 p. m. Estos espectáculos cuentan con un plus muy importante: el público tendrá opción de solicitar sus canciones favoritas.

Los fines de semana se realizarán espectáculos familiares. Las presentaciones se agendarán más temprano que en el horario habitual (el de las 7 p. m.) para evitar inconvenientes con la restricción vehicular que los sábados y domingos se inicia a las 8 p. m. Los shows de fin de semana se irán anunciando en las redes sociales de Parque Viva y de las empresas productoras.

El lunes 28 de setiembre regresa el cine nacional a Parque Viva. Para el martes 29 las burbujas podrán ver en vivo una obra de teatro que pronto será anunciada. Ambas actividades se realizarán a partir de las 7 p. m.