Alto calibre. En la segunda presentación de las cuatro pactadas en el país, el grupo de arte y música impactó a los asistentes a su show .

Por: Jessica Rojas Ch. 22 junio, 2015
Pintura y percusión, una muy buena combinación a cargo de los Blue Man Group, quienes se presentaron el año anterior en suelo nacional.
Pintura y percusión, una muy buena combinación a cargo de los Blue Man Group, quienes se presentaron el año anterior en suelo nacional.

La belleza del color y la versatilidad de la percusión se combinaron para dar arranque a lo que sería una noche teñida de diversión azul. La segunda presentación de Blue Man Group en Costa Rica fue una cita especial para reír y apreciar el arte.

Los “azulitos” como se le conoce a los tres intérpretes de esta agrupación, se encargaron de encantar a los asistentes al Anfiteatro Coca-Cola en el Parque Viva la noche de este domingo y el público, en su mayoría familias, agradeció con risas y aplausos el gran talento de los estadounidenses.

La interacción con el público es fundamental para el desarrollo del espectáculo; el buen humor conquista a los asistentes. | DIANA MÉNDEZ.
La interacción con el público es fundamental para el desarrollo del espectáculo; el buen humor conquista a los asistentes. | DIANA MÉNDEZ.

Y es que para ellos el público es importante, son protagonistas. El primer acercamiento de los artistas con los espectadores se dio cuando los Blue Man les regalaron a un par de personas las obras de arte que hicieron al principio de la presentación: una linda pintura y lo que parecía una escultura salida de la boca de dos de ellos.

Tras la primera parte del espectáculo, una situación técnica hizo detener el show . La pausa comenzó cerca de las 7:20 p. m. y se extendió por cinco minutos debido a que el fuerte viento que azotaba en el recinto puso en peligro las pantallas LED y la organización tuvo que ajustarlas más para evitar un contratiempo.

Pero la breve ausencia no molestó a los fans del grupo y en cuanto volvieron a aparecer los tres extrovertidos personajes sobre el escenario con su primer tubo de PVC en las manos, el anfiteatro se volvió a emocionar. La agilidad y el talento de sacarle música a lo que bien podría ser el bajante de una canoa, fue mágico.

¿Cómo estos artistas pueden hacer sonar música de un elemento así? Su calidad lo hace inexplicable y el acompañamiento de una banda a sus espaldas lo hace posible.

Los tubos de PVC producen ritmos y notas musicales gracias a la habilidad de los artistas. | DIANA MÉNDEZ.
Los tubos de PVC producen ritmos y notas musicales gracias a la habilidad de los artistas. | DIANA MÉNDEZ.

Entre bromas, música y desastres, estos hombres se desviven en el escenario para inyectar adrenalina a sus seguidores.

“Te estoy mirando”. Hay que decirlo, son intimidantes. Tres hombres de estatura alta, con sus rostros completamente inexpresivos y sus ojos de color verde resaltando sobre la pintura azul de sus caras; eso impacta.

Pasó varias veces durante el show cuando los “azulitos” buscaron cara a cara entre el público a sus “víctimas”.

Entre música y de verdad, muy buen humor, trancurrió el espectáculo. El juego de luces y sonido es impresionante; la facilidad con la que los artistas crean atrapa la atención del más despistado, y es que no paran ni un momento de divertir.

El cierre, al igual que el show fue espectacular. El público de nuevo fue parte primordial y en medio de un juego con bolas de luces gigantes y serpentinas todos vibraron de emoción.

En definitiva, los Blue Man Group encienden los sentidos.