Jessica Rojas Ch.. 8 diciembre, 2019
En el 2016 los integrantes de Reik estuvieron de promoción en nuestro país. Ahora vuelven pero para presentar su más reciente espectáculo en vivo. Foto: Archivo/Diana Méndez.
En el 2016 los integrantes de Reik estuvieron de promoción en nuestro país. Ahora vuelven pero para presentar su más reciente espectáculo en vivo. Foto: Archivo/Diana Méndez.

Románticos, con tintes pop, variedad de géneros y mucha emoción, así es como los ticos podrán disfrutar del trío mexicano Reik. Ellos interpretará sus grandes éxitos el 25 de enero en el Anfiteatro Coca-Cola, del Parque Viva, gracias a la gira de promoción de Ahora, su más reciente álbum de estudio.

Antes del espectáculo en nuestro país, el guitarrista Gilberto Marín, Bibi para sus fans, habló con Viva vía telefónica de lo que será el recital en nuestro país.

–¿Qué representa para ustedes este nuevo concierto en Costa Rica?

–Nos sentimos felices porque hace mucho que no vamos por allá. Hace un par de añitos estuvimos para una gira promocional; por eso, ya nos estamos saboreando mucho un concierto por tu país. Costa Rica siempre ha sido un público muy lindo, cálido y acogedor.

–¿Cómo será el desarrollo del concierto?

–Es un show que estamos estrenando, es una producción que se tomó un tiempo considerable en montar: cerca de un año fue el que estuvimos planeando lo que queríamos hacer. Al final terminó en un montaje que refleja el momento en el que estamos en nuestra carrera, donde suenan nuestras canciones a nivel mundial, así que teníamos que hacer un concierto que fuera de talla mundial.

–Porque como grupo siempre han buscado la excelencia...

–Siempre nos ha interesado mucho y, en gran medida, es una responsabilidad tener un espectáculo que no sea solo para escuchar canciones, sino que sea una experiencia completa tanto en la parte auditiva como en la visual. Buscamos que sea un todo sensorial; es ambicioso, pero es la intención. Invertimos tiempo y energía en intentar lograrlo para que el público sienta que vivió un momento muy padre.

–¿Qué ha cambiado en estos años desde que comenzaron en la música?

–Muchísimas cosas. Nos preguntan mucho si hemos cambiado nosotros, sí, pero hay un cambio importante, al menos como yo lo siento, en nuestro entorno. Por ejemplo, cuando regresamos a Mexicali, que es nuestro pueblo natal, la gente nos trata diferente, nos ven como personas con éxito, pero seguimos siendo los mismos; supongo que es inevitable por llevar una vida de artistas, pero no se puede evitar porque esos cambios son gracias al esfuerzo consciente y contundente que hemos realizado en estos años.

–Musicalmente no le tienen miedo a la experimentación. ¿Qué les deja esto como artistas?

–No tenemos miedo; hemos aprendido a relajarnos en ese sentido. Siempre hemos sido una banda que nos gusta experimentar cosas diferentes, obvio dentro del estilo pop de Reik, pero tratamos con cada disco de buscar algo que nos vaya a sorprender a nosotros y también al público, así es como han salido canciones de pop electrónico, otras de jazz y hasta más funky. Ahora, el género urbano nos llevó a resultados impensables, a grandes satisfacciones, pero para llegar a eso tuvimos que pasar por la incomodidad y, de repente, aprendimos a estar cómodos con la incomodidad.

–¿Es ahora el mejor momento por el que está pasando Reik? ¿Creen que hubo mejores o habrá mejores?

–Si todo sale bien, sin duda habrá mejores. Como banda hemos tenido la fortuna de decir que cada momento que hemos pasado ha sido el mejor. Cuando empezamos con Yo quisiera, que fue un éxito rotundo; para el segundo disco, que a lo mejor no cumplió con las expectativas, la gira las superó. Desde siempre, todo ha ido creciendo, siendo mejor porque nos viene a escuchar más gente, tocamos en lugares más grandes, tenemos más canciones. Afortunadamente, va mejor, mejor y mejor.

–¿Todos los momentos han sido buenos o no?

–Sin duda hemos aprendido de todos, muchas veces de que no hacer en ciertas situaciones. Aunque suene trillado es verdad el hecho de que sin esos momentos no estuviéramos en este lugar ahora; todo pasó por algo, si cometimos errores o nos arrepentimos de algo, todas las experiencias valieron la pena.

Entradas

Las entradas para este concierto están a la venta en el sitio www.boleteria.cr.

Los precios y localidades son: ¢24.500 (sector 500), ¢30.000 (sector 400), ¢45.000 (Zona Diamante), ¢53.000 (Momentos BAC Credomatic) y ¢80.000 (Golden Circle Especial).