Fernanda Matarrita Chaves. 13 enero
Paquita la del Barrio fue acogida por el público costarricense. Ella fue accesible cada vez que alguien le entregó un presente o le tomaba la mano. Foto: Diana Méndez
Paquita la del Barrio fue acogida por el público costarricense. Ella fue accesible cada vez que alguien le entregó un presente o le tomaba la mano. Foto: Diana Méndez

Paquita la del Barrio es una artista que con su música emite palabras que otros tal vez no se atreven a decir. Es sincera, coqueta, beligerante y para algunos hasta ofensiva. También es una mujer muy responsable. La mexicana de 71 años se presentó en al cierre del Festival Ranchero de las Fiestas de Palmares, aun cuando sufre un significativo quebranto de salud.

Una hora antes de subir al escenario, ubicado en el redondel del campo ferial palmareño, la artista habló amablemente con la prensa; sin embargo, su voz estaba aplacada y ella lucía notablemente afectada por una tos que la aqueja hace 20 días. Estuvo a punto de cancelar su participación, dijo, pero fiel a su forma responsable de ser, no hay evento al que le diga que no.

(Video) Presentación de Paquita La del Barrio en Palmares

A las 8:50 p. m., subió al entablado con un traje de luces plateado y fue la estrella en medio del mariachi Son de Hidalgo. Su voz sonaba intacta y su actitud fue la misma de siempre: agradecida con el público tico que la acoge cada vez que visita el país.

En medio de ovaciones Paquita hizo lo suyo: provocó euforia y gritos. Con el tema Invítame a pecar envió un mensaje que hizo sonrojar algunas mejillas: en su letra dice que si el chico que le gusta no la invita a pecar, pues ella toma la iniciativa. Con sus espectadores entonados, la mexicana cantó Me saludas a la tuya, tema en el que devuelve “la cortesía” a un hombre que le “menta la madre”, ella le dice que, lamentablemente, esas palabras no le duelen tanto como el daño causado por una traición.

Francisca Viveros Barradas se presenta e el país meses después de que finalizara su serie biográfica Paquita la del Barrio, que fue transmitida por Teletica. Aunque la cantante dijo que no participó tanto en esta producción, si asevera que los dramas y decepciones amorosas que experimentó a lo largo de su vida, y que se plasman en esos capítulos, sí inspiraron algunas de sus canciones en las que arremete contra la figura masculina, especialmente a aquellos que en sus palabras “son muy machistas y no reconocen el dolor de la mujer cuando la engañan”.

“Me estás oyendo inútil”, deja decir al principio de algunas de sus canciones. En conferencia recalcó que para ella las palabras no deberían de calar en “aquellos que no traicionan ni lastiman a su esposa o pareja”.

Los esposos Remigio e Ileana disfrutaron juntos del espectáculo de Paquita la del Barrio. Foto: Diana Méndez.
Los esposos Remigio e Ileana disfrutaron juntos del espectáculo de Paquita la del Barrio. Foto: Diana Méndez.

En las sillas de un redondel, que estaba a un 80% de su capacidad, una pareja de esposos aguardaba por el espectáculo. Remigio Salazar e Ileana Esquivel coinciden con que Paquita es una gran artista y que sus letras más punzantes en contra de los hombres no afectan en lo absoluto a Remigio, porque para él “el que se siente mal con estos temas es porque se da por aludido. A mí me gusta el estilo de ella por sincera. Yo no soy un hombre agredido, ni agresor. Con esta cantante disfruto del arte”, dijo el hombre, de 36 años. La pareja llegó entusiasmada, pues admiran más a la artista desde que se transmitió su serie.

Hombres malvados emocionó a los asistentes. En esta canción Paquita explica que su abuelo burló a su abuela, que su padre dañó a su madre, y que a ella, su esposo “le está llegando tarde”.

“El odio” que pregonó con esa canción no incomodó de ninguna manera a don Francisco Durán, de 66 años. Este señor llegó acompañado de su esposa Irma Quirós, de 65.

“Estoy aquí por acompañar a mi esposa. La música de Paquita no me molesta porque yo sé quien soy. En 47 años de matrimonio nunca le he fallado a mi señora. Nada de lo que estas letras puedan decir me va a herir porque sé cuál es mi personalidad. Lamentablemente con su comportamiento, hay muchos hombres que inspiran las letras de estas canciones”, aseveró Durán, quien se proclamó como un defensor de la fidelidad.

Muchos de los asistentes que estuvieron cerca de Paquita, aprovecharon para dejarse un recuerdo digital. Fotos: Diana Méndez
Muchos de los asistentes que estuvieron cerca de Paquita, aprovecharon para dejarse un recuerdo digital. Fotos: Diana Méndez
“Rata de dos patas”

Rata de dos patas, el tema en el que Paquita ataca desaforadamente a la figura masculina, se tocó y fue uno de los más aplaudidos. La canción que evidencia, mediante improperios, el dolor de una mujer tras las reiteradas traiciones por parte de su pareja, se ha dejado ver, quizá, como un himno de despecho y desamor. Durante la pieza el público ayudó a Paquita a cantar, pues debido a su quebranto de salud, ella tuvo que hacer pausas pues la tos no le permitía seguir.

El viernes 11, la Fundación Instituto Apoyo al Hombre interpuso, ante la Sala IV, un recurso de amparo contra la Asociación Cívica Palmareña, organizadora del concierto, para que Paquita no interpretara el polémico tema porque consideran que la pieza “denigra la figura masculina”; sin embargo, el ente no resolvió al respecto, pues no laboran fines de semana.

Rata de dos patas fue muy esperada por Raquel Durán, de 45 años, y su hija Melissa Obando, de 14. Su gusto por esta canción deriva de la admiración que les provoca la franqueza de la artista. No va más allá. En ninguno de estos dos corazones hay espacio para despecho o desamor.

“Nos gusta porque dice lo que piensa. Yo enviudé hace 10 años y de mi esposo tengo los mejores recuerdos. Mi gusto por Paquita no tiene que ver con dolor del corazón”, contó Durán.

Las casi 30 interpretaciones de Paquita estuvieron muy variadas: con Viejo verde hubo críticas para aquellos que abusan de su poder o edad para conquistar a parejas mucho menores; con Pobre pistolita, una de sus letras más sugestivas, atañó contra la virilidad de los caballeros. Tres veces te engañé fue otra de las más coreadas: en ella queda claramente dibujado el desquite ante una infidelidad.

Tras una hora continúa de pie, la cantante septuagenaria, tomó asiento, bebió unos sorbos de agua y entonó el sentido tema Ya no estás más a mi lado, canción con la que deja al descubierto un alma herida que desea sanar, y por esta vez, no arremeter contra quien le lastimó.

Con frías ráfagas rozándole por casi dos horas, Paquita la del Barrio se rindió ante los costarricenses, y ellos ante ella, demostrando que ni la tos que le hizo cortar su voz, puede menguar a una mujer con temple de acero.

Paquita la del Barrio durante su presentación en el Festival Ranchero de las fiestas de Palmares 2019. Foto: Diana Méndez
Paquita la del Barrio durante su presentación en el Festival Ranchero de las fiestas de Palmares 2019. Foto: Diana Méndez