Carlos Soto Campos. 2 marzo
Amor Apache es un nuevo proyecto de música. Cortesía de Amor Apache/Daniela Campos
Amor Apache es un nuevo proyecto de música. Cortesía de Amor Apache/Daniela Campos

Los miembros de Amor Apache tienen las cosas claras: a veces, para que las cosas salgan bien, hay que tomarse el tiempo de pensarlas.

Desde el 2017 Javier Arca (voz, guitarra, teclados), Marco Brenes (guitarra principal y coros), Agustín Esposito (voz y bajo), Andrés Webb (voz y teclado) y Ronny Monge (batería) empezaron a tocar juntos y se plantearon hacer un grupo.

Y fue hasta el primer día de febrero del 2019 que la banda nacional vio su sueño hecho realidad, su primer disco de música hip-pop en plataformas digitales.

Se trata de Rojo, un EP de cuatro temas en el que tratan de cantarle (y a veces rapearle) a los corazones rotos, y que ya se puede escuchar en plataformas como Spotify y Deezer.

“Fue un proceso muy largo pero creo que nos enseñó mucho”, señaló Agustín Esposito, emocionado por lo que viene. “Estamos tratando de aplicar lo aprendido para hacer más música y poder presentarla pronto”, agregó.

Amor Apache se encuentra preparándose para su primer concierto, que será el sábado 16 de marzo en el bar Casa en San José. Pero por el momento, tenemos sus canciones.

De inglés a español

Amor Apache reunió unas ocho canciones y en algún punto del 2017 las llevaron a Miut Audio, estudio de Giancarlo Tassara, quien ha producido bandas como Magpie Jay. En dupla con Felipe Pérez (424, Achará), Tassara ayudó al grupo a encontrar su tono particular.

El primer disco del grupo narra los pasos que conllevan una ruptura amorosa. El primer tema, Huesos, narra el momento en que una persona entiende que una relación está por llegar a su fin. La última canción, Lo que fue, es el momento en que las heridas ya están sanadas; pero lo que hay en medio son todos los sentimientos encontrados.

“Un rompimiento es algo con lo que mucha gente puede identificarse, en general esas relaciones nos atrajeron porque siempre se puede decir mucho de esos conflictos”, comentó Agustín Esposito.

Según el grupo Amor Apache formula su nombre de esas relaciones complicadas, intensas y pasionales en las que se hace más de lo que se piensa. El nombre original del grupo era Apache Love, dado que al inicio cantaban en inglés, pero eso cambió al entrar al estudio.

A grabar llegaron con ocho canciones y fueron cuatro las que terminaron reflejando su idea. “Aprendimos mucho de trabajar con Felipe y Tassara y creo que ya dejamos atrás las otras cuatro canciones porque ya no reflejan lo que queremos”, señaló Esposito.

Cinco desconocidos

Esposito cree que ser “cinco desconocidos haciendo música”, cinco músicos que antes no tenían relación, es parte de sus fortalezas.

“Webb y Ronny se conocían porque trabajaban en la misma agencia de publicidad. Ellos conocían a Marco y yo también lo conocía a él”, explicó Agustín, el bajista.

La alineación la completa Javier Arca, quien es la voz principal del grupo. La mayoría de los integrantes trabaja en publicidad, algo que marcó al grupo desde el inicio.

“Creo que ser publicistas nos daba la posibilidad de ver el grupo diferente, de saber cómo mercadearnos y de plantearnos metas específicas”, comentó Esposito. Él fue parte del grupo Cortez Amarillo (banda que se separó en el 2013), pero es de los pocos que tuvo experiencias con bandas anteriores.

La experiencia en publicidad les dejó esa apertura a intercambiar ideas (o a no querer cambiarlas). Y también les dejó algo más que organización: una imagen gráfica es vibrante y fresca, como su música.