Moda

Los consentidos de las pasarelas en Costa Rica

Aunque sus rostros no son muy mediáticos, son recurrentes en importantes desfiles de moda del país. La aparición de estos jóvenes modelos ticos en un 'show’ es notable pues nunca pasan desapercibidos cuando pisan un pasarela

Alison Chaves, Daniel Anchía, Naomi Smith, Pablo Mora y Britany Olivas son cinco de los modelos costarricenses que tienen mayor aparición en pasarelas como las del Mercedes Benz Fashion Week San José, plataforma de moda en la que diseñadores nacionales e internacionales muestran sus más novedosas creaciones.

No es común que su caminar pase desapercibido, pues aunque ellos tienen claro que su trabajo es lucir una prenda, cada uno reúne actitudes y características físicas que llaman la atención y es fácil reconocerlos cuando repiten salidas.

Elizabeth White, directora de backstage del Fashion Week San José durante sus últimas cinco ediciones, y quien trabaja con todo el line-up de modelos, se refirió a la razón por la que es común ver a estos chicos recorriendo las pasarelas.

“En efecto ellos cinco son algunos de los modelos más recurrentes en esta pasarela. Creo que tienen un estilo muy internacional, unas formas de cuerpo que se adaptan a todos los diseños, y sobre todo, que cada uno es muy particular. Llevan muy bien la ropa. Por su estructura de cuerpo todo se les acomoda bien”, recalcó White.

Aunque son connotados y notorios en pasarelas nacionales , y en algunos casos internacionales, el perfil de estos chicos pocas veces se puede apreciar en producciones más comerciales, o como “influenciadores” de marcas grandes en redes sociales; hasta ahora, sus apariciones no son tan masivas. White explica que generalmente las “particularidades de modelos para pasarela son distintas a las que se buscan para un shooting de fotos o un anuncio publicitario”.

“En pasarela no importa qué tan histriónico sea, ni versátil, sino que su estructura se acomode a todos los diseños. Eso es lo que buscan los diseñadores internacionales y nacionales: características muy distintas, como su forma de caminar, largo de las piernas; por ello a lo mejor ellos no son tan comerciales”, agregó White.

Seguidamente podrá conocer un poco más de los modelos que potencian su carrera en el camino de la alta costura. De cerca son unos, pero en pasarela, otros. Conózcalos.

Alison Chaves

Hace un año la vida de Alison Chaves cambió radicalmente. Antes de eso, vivió en una burbuja rodeada de naturaleza en Sarapiquí de Puerto Viejo. Ella veía el mundo a través de imágenes. Jamás creyó llegar a trabajar en Italia y participar en un concurso de modelos en China. ¡Jamás!

Su físico hizo que ella sufriera maltrato por parte de sus compañeros, quienes la “veían mal” por ser tan alta y delgada (mide 1.78 y pesa menos de 50 kilos). El año anterior, en busca de seguridad y mejora del autoestima, ingresó a la agencia HSM Talents.

Aunque su interés no era ser modelo, allí vieron su potencial y la motivaron a asistir a su primer casting, evento que le cambió la vida, pues en un solo día fue aceptada para participar en el Fashion Week San José y pocas horas después firmó con su actual agencia The Aegency.

Lo más sorprendente llegó después: se fue por tres meses a Milano, Italia, hizo algunas pasarelas con marcas como Emilio Pucci y Ultrachic; además, ingresó a The Look of the Year, concurso creado en 1983 que sirve como referencia para saber quiénes serán las próximas top models más destacadas.

De The Look of the Year han salido figuras como Cindy Crawford, Vanessa Incontrada, Nina Moric y Gisele Bündchen.

A mediados de mayo, Alison y la arrolladora personalidad que pone en pasarela se lucieron en la sétima edición del Fashion Week San José. Su físico captura miradas, aunque ella considera que es su actitud lo que le da el potencial que otros ven.

“En entrevista me puedo ver normal, nerviosa, pero cuando entro a una pasarela o tengo alguna sesión siento que me transformo en otra persona que me hace proyectarme fuerte. Saco mis miedos.

No sabía que tenía talento para esto. En mi mente sentía que las modelos no eran tan delgadas, que tenían formas, pensé que no tenía características para esto”, asegura.

Alison, de 20 años, se ve, en definitiva, trabajando por un buen tiempo en pasarelas de alta moda. Por ello, pronto viajará a Asia en busca de consolidación para esta pasión.

“Afuera (en el exterior) los diseñadores me decían que les gustaba que soy buena posando, haciendo mi pasarela. Estoy empezando en esto, quiero ganar experiencia para entrar en agencias fuertes fuera del país. Amaría aparecer en la portada de una revista en el exterior y trabajar para grandes diseñadores, para grandes marcas como Dior, Chanel, Versace. Amo las pasarelas, son lo que más amo de modelar. Quiero ser una gran modelo reconocida”, cuenta Alison, quien no quiere dejar sus estudios de administración aduanera y comercio exterior.

Daniel Anchía

Tiene 24 años y facciones fuertes. Daniel Anchía no creyó que tuviera oportunidad en el modelaje, pues es un hombre relativamente delgado, mide 1.85 m y pesa 69 kilos. Conociendo la industria de la moda en Costa Rica, siempre relacionó a los modelos hombres con músculos. Aun así, por insistencia de allegados se vinculó con el modelaje y sus inseguridades se tornaron en fortalezas.

Modela hace cinco años y participa en pasarelas como las del Fashion Week San José desde el 2015. Daniel se ha posicionado y hoy es una de las caras más familiares de los desfiles en los que diseñadores muestran sus creaciones.

“Mi primera plataforma fue la Universidad Creativa que siempre ha sido experimental. Se ha abierto a usar modelos de alta moda. Modelo desde el 2014 porque el diseñador Rob Chamaeleo me invitó a su pasarela. Considero que el hecho de ser recurrente en pasarelas se debe a la educación y práctica.

"Además de que lo que se puede considerar como una ‘desventaja’ por ser delgado, se equipara con el hecho de que sé posar, caminar, no tengo nervios, he aprendido a transmitir algo específico y no a solamente caminar por verme bello. Me he educado en moda en general. Me motivó el hecho de que en otros países el modelo es tonificado pero delgado”, asegura.

Daniel “no tiene interés” en que su perfil sea de modelo comercial. Por ahora, se siente complacido con su trayectoria en pasarelas, y sigue apuntando a la alta moda.

“Tengo castings programados en Europa, iré para allá a ver qué tal. No pretendo vivir del modelaje. Tengo otros proyectos paralelos importantes. Quiero vivir experiencias ahorita, después de eso el tiempo será más limitado en el modelaje”, dijo Daniel, quien es estudiante de joyería y director de la academia The Aecademy.

Naomi Smith

Naomi Smith tiene 19 años y no para de reír. Es simpática y amable con sus colegas. Pero cuando pisa la pasarela, se convierte en una mujer explosiva que capta la atención, su mirada es profunda y su paso poderoso.

Esta joven mulata (hija de papá negro y mamá rubia) se distingue por su 1.76 m de estatura y por tener la cabeza rapada.

En la reciente edición del MBFWSJ, ella modeló para la mayoría de los diseñadores. Haber sido una de las elegidas por Naeem Khan (reconocido diseñador indio) fue una de las “mejores experiencias” de su carrera, en la que suma año y ocho meses.

Aparte de participar en la semana de la moda josefina, Naomi ha estado en el Fashion Week de Guanacaste y en pasarelas de la Universidad Creativa, también fue imagen de una campaña de ese centro de estudios.

“Antes hacía videos musicales y el maquillista Josué Hernández me sugirió hacer el casting del Fashion Week de Guanacaste. Allí Rob Chamaeleo (diseñador y director de la agencia The Aegency) me encontró.

Naomi tiene 19 años y es estudiante de inglés, pues su meta es convertirse en políglota. La alajuelense quiere seguir consolidando su carrera en el modelaje, se visualiza trabajando fuera del país, aunque reconoce que en una industria tan exigente y competitiva, debe ser paciente y esforzarse.

“Quiero estar en Nueva York, pero debo trabajar duro porque los requisitos son grandes. También quisiera estar en México, porque sé que de ahí es probable moverse a Nueva York y Europa. Mi aspiración es repetir pasarela con Naeem Khan y modelar para Chanel”, cuenta.

Pablo Mora

La presencia de Pablo Mora no pasa inadvertida en las pasarelas. Su cabello largo y apariencia exótica lo colocan como uno de los modelos más notorios y reincidentes en eventos como el Fashion Week San José y su edición en Guanacaste.

Tiene 25 años, pesa 69 kilos y mide 1.81. Entiende que su peso podría ser mayor, pero esa es su contextura y le ha funcionado, pues dice que “un modelo de moda debe entrar en ropa pequeñita”.

Pablo participa en pasarelas desde 2016 y ha estado en las semanas de la moda de Guatemala y El Salvador.

“Lo más importante de un modelo es exhibir la ropa. Nosotros no somos tanto como modelos de certamen que ellos sí son el centro de atención. En pasarela la protagonista es la ropa, eso hay que tenerlo claro. Sé que hay diseñadores a los que les gusta mi perfil en general, el rostro, también que no soy muy corpulento.

"Valoran mucho la actitud. Los diseñadores acomodan todo de manera que el concepto de su marca se exponga de la mejor forma posible. Veo el modelaje como una expresión artística, no tanto para vanagloriarse”, explicó Mora, quien es parte de la agencia Independent Model Management (IMM).

Pablo se ha destacado como modelo de pasarela, no obstante, ha sido sorprendido cuando lo han elegido para campañas más comerciales.

“Una vez hice casting para una campaña de un banco y no creí que con mi pelo largo me eligieran. Era más comercial y en mi mente tengo que a veces mi perfil no es tan comercial. Soy de extremos: o gusto o no, siento que no soy un gusto para las masas”, dijo Mora.

Adicional al modelaje, Pablo trabaja como maquillista. En la actualidad sus esfuerzos van dirigidos a ejercer como modelo “hasta donde alcance”. No sabe si internacionalmente pueda posicionarse, pues entiende que la estatura es relevante (hombres deben medir más de 1.85 m).

“Uno o dos centímetros define si estás adentro o afuera. Así es esta industria”, aseguró.

Britany Olivas

Britany Olivas es una de las chicas más jóvenes en modelar profesionalmente en pasarelas. Empezó en el modelaje desde los 16 años con el apoyo de sus padres.

Hasta ahora ha participado en tres Fashion Week: dos en San José y uno en Guanacaste. Su figura, aunque muy estilizada, resalta las curvas de una chica latina.

También pudo ir a modelar a Milán, Italia. Estuvo allí tres meses. Ahorita espera los resultados de bachillerato, pues lo hizo por madurez al estar fuera por ese tiempo.

Britany disfruta su trabajo en pasarela y se vislumbra trabajando como modelo de alta costura, aunque también ha tenido frutos en un ámbito más comercial, ya que ha sido contratada para hacer anuncios que se han visto en otros países y ha trabajado lookbooks para algunas tiendas. Siente que su apariencia única puede funcionar en ambos sentidos.

“Hay muchos estereotipos alrededor del modelaje de pasarela. Esta es mi contextura (pesa 50 kilos y mide 1.75). Desde la escuela viví mucho bullying. Pero gracias al modelaje uno se siente más seguro, porque te das cuenta de que tu estructura funciona.

"Siento que en mí ven llamativas mis piernas muy largas, la particularidad de mi cara, mis labios y mis ojos que son grandes”, dice la modelo, quien está decidiendo si estudia periodismo o criminología.

Britany es parte de la agencia The Aegency y aspira a seguir modelando internacionalmente, pero antes, está convencida de que debe hacer más trabajos en Costa Rica.

“Ya tuve la experiencia internacional, quiero seguir luchando. Creer en mí misma. En el futuro quisiera hacer campañas y pasarelas de marcas reconocidas como Armani, Roberto Cavalli, Dolce & Gabbana, Moschino, entre otras.

Créditos: Maquillaje y vestuario de Naomi Smith: Mónica Darnitsyne y Aegency Brand, respectivamente.

En pasarela

Ver esta publicación en Instagram

For @naeemkhannyc ✨

Una publicación compartida de Britany Olivas (@britanyolivasx) el

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica. “Redactora del año” de La Nación en el 2021. Ganó el premio nacional al mejor contenido divulgado sobre Niñez y Adolescencia 2021, otorgado por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia y organizado por UNICEF, el PANI y Punto y Aparte

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.