Gastronomía

¿Se le antoja la gastronomía de las series asiáticas, de Italia o Turquía? Le contamos dónde probarla

Kimchi, baos, ramen y auténtica cocina turca e italiana. ¿Le suena? Estos son algunos platillos que se han convertido en importantes protagonistas en lo que vemos en tele y que ahora queremos descubrir

¿Son ustedes el tipo de personas que cuando están viendo una serie y aparece como protagonista un platillo ponen pausa, se van a Google y buscan de qué está hecho y a qué puede saber?

La verdad yo sí lo hago y, conversando con algunas personas en redes sociales, me di cuenta de que no estoy sola. La influencia que está teniendo la gastronomía presente en lo que vemos es cada vez mayor.

Me pasó primero con la comida coreana. La forma en que los coreanos disfrutan mientras se alimentan me impresionó (y antojó), sobre todo después de ver producciones como Love Alarm, Una noche de primavera y Chocolate en Netflix. Luego me interesé en el famoso ramen (Japón) y también en los ya conocidos baos (un snack popular en Taiwán).

Más recientemente soñé con el más auténtico risotto y, por qué no, una buena pizza, pero preparada por un chef experto. Finalmente la creciente programación de series turcas despertó interés en sus platillos más icónicos.

Esta es una lista de lugares en los que pude (así como usted también), acercarme satisfactoriamente a estas variadas gastronomías. Lo hice para quitarme el antojo; pero la verdad, es que me antojé aún más.

Kimchis-comida coreana

No hay serie coreana que haya visto en la que la gastronomía sea excluida. En todas se muestra, en primer plano, lo más autóctono de su cultura.

Al restaurante Kimchis llegué por una publicidad que me apareció en Instagram. Desde el primer momento la experiencia fue buena, sobre todo porque en su página el menú está accesible. Además, las fotos de sus platillos se ven tan bien que el deseo por probar aumenta.

En el lugar (fui a Curridabat, hace poco abrieron un local en Escazú) el personal es gentil y responden todas las dudas. Además, el personal advierte que hay platillos con picante (muy tradicional de Corea) y pueden armar los bowls al gusto de los comensales, en mi caso, como no como cerdo, me ofrecieron opciones para sustituir esa proteína.

Elegí un cuatro estaciones, que combina distintos platillos del menú, entre ellos el Chap-che, que son los famosos fideos de camote. El pollo frito, que puede ser dulce o picante, también lo probé y es impresionante. En el restaurante ofrecen la cortesía del famoso kimchi, que siempre está presente en todos los tiempos de comida de los coreanos.

En sí, esta guarnición está compuesta por vegetales fermentados. Probé el de nabo y sabe muy bien.

Entre los platillos que tienen en su menú destacan además el Kimchi Bokkeumbap, que combina arroz frito con kimchi, y el Bibimbap, un arroz con verduras que incluye un huevo.

Aquí también se puede comer ramen, pero es instantáneo, tal y como lo consumen los coreanos.

Atsui Ramen- ramen comida japonesa

Ahora que menciono el ramen, en San José existe un lugar en el que lo preparan lo más parecido al que se puede probar en Japón. Los fideos de este platillo, que la mayoría de las veces viene con caldo, son hechos a mano, con lo cual se garantiza lo artesanal del proceso.

Si bien en este lugar -ubicado 150 oeste de los Tribunales en San José-, se especializan en ramen, ofrecen gran variedad de platillos japoneses como los Takoyakis, que son unas bolitas rellenas de pulpo. También hay edamame (que viene condimentado para experimentar un sazón adicional) y variados cocteles (como el refrescante saketonic de fresa) y cervezas asiáticas.

En esta ocasión probé el Wagyu Mazemen, un ramen seco que trae Wagyu Cross, una de las proteínas más cotizadas por su marmoleado de grasa y sabor distintivo. Además, curiosamente, incluye una yema de huevo.

La próxima vez elegiría un platillo con caldo de vegetales, pues el ramen más clásico viene estilo sopa.

Mi parte favorita de esta experiencia fue el taiyaki: un pastel japonés en forma de pez (el pancito es dulce) y con un relleno a elegir. Los míos los compré con nutella y topping de leche condensada. Un verdadero lujo para los paladares dulceros.

Atsui Ramen es un lugar pequeño y muy cálido. Para su comodidad tiene parqueo cercano y, al llegar, a los comensales los reciben unos dibujos para pintar mientras se espera la comida.

En este sitio se reinventaron en la pandemia y encontraron la forma de ofrecer el ramen express. La promesa es que llega a la casa como si se lo sirvieran en la mesa.

BAO- el snack favorito de Taiwán

Es posible que cuando escuche el nombre Bao, lo asocie con el tierno cortometraje de Pixar, que lleva ese mismo nombre y se estrenó en el 2018. Ese en el que una madre, a quien recién se le va un hijo de la casa porque se casó, se reconforta con la compañía de un bao animado que finalmente termina comiéndose.

Y es que sí, los baos son para comer. Este es un famoso snack muy popular en Taiwán. Se trata de un pancito hecho al vapor, que se rellena con proteína y vegetales.

En Costa Rica, estos snacks se pueden conseguir en BAO, un negocio que se ha especializado en este platillo y que tiene locales en San Pedro y Heredia. También ofrecen el producto a través de plataformas digitales. Yo lo recibí en mi casa y llegó fresco y caliente.

Un tipo de bao para recomendar es el Mongolia Bull. Imaginen cómo entre un pancito suave acuestan trozos de filet mignon caramelizado en salsa de soya y salteado en el wok. El toque estrella lo dan los fideos de arroz tostado que le acompañan. También trae cebollino.

En este menú hay variedad de sabores y combinaciones. Incluso hay bao burgers (hamburguesas al vapor), baos dulces y bowls con los ingredientes de estos snacks asiáticos.

Los baos, sin duda, son toda una experiencia.

Moose- el rincón de Italia

La gastronomía italiana es, quizá, de las más apetecidas. Y algunas series, pero sobre todo el cine, la evocan. La dama y el vagabundo en su versión Live Action presenta un llamativo plato de pasta con albóndigas que luce apetitoso. Un antojo que se despierta con solo ponerle play a esta cinta disponible en Disney Plus.

Ni qué decir de los disfrutados platillos como spaghetti y pizza en los que Julia Roberts se zambulle en Comer, Rezar y Amar. En este caso, es incontrolable el interés por descubrir preparaciones que, aunque son más fáciles de encontrar, no siempre vienen preparadas desde legítimas manos italianas.

En Cariari, de Heredia, se encuentra Moose, una pequeña y acogedora cafetería en la que además de ofrecer repostería, postres, desayunos y platillos nacionales se puede probar gastronomía de tradición italiana elaborada artesanalmente por el chef Dada Belletti. Allí es posible disfrutar de risotto, pasta y pizza al mejor estilo del país europeo.

De todos el risotto fue mi favorito. Su especialidad es el Del Marinaio (un festín de mariscos), sin embargo, el chef puede hacer modificaciones, en mi caso lo acondicionó a un cuatro quesos. La pizza y la pasta son frescas y delicadas. En este lugar hasta las bebidas naturales son fabulosas. La de sandía es de las mejores.

The Corner y su homenaje a la cocina turca

¿Han notado que la moda de las telenovelas o series colombianas y/o brasileñas quedó atrás?.

Ahora la tendencia son las producciones turcas -disponibles incluso en televisión abierta- tales como Eternamente, Todo por mi hija, Fuerza de Mujer y Madre, entre otras.

En estos audiovisuales es común ver que las personas siempre comparten el té, pero además, disfrutan de variados platillos que saludan a la curiosidad.

En Costa Rica, el restaurante The Corner (con sedes en Paseo Colón y Escazú) ofrece entre su menú algunos de los platillos turcos más emblemáticos, esto porque su propietario nació en Turquía. Sin embargo, se especializan en pizzas. También hay ensaladas y risottos (este es sensacional).

Entre lo originario que se puede encontrar está el Lahmacun. Este plato se come como entrada. Es un pan plano, delgado y redondo que de lejos podría parecer una pizza. Sin embargo, de cerca su apariencia es distinta, pues es complementado con carne picada, especias y algunos vegetales. Tradicionalmente se hornea.

El sabor del pan podría engañar al paladar y confundirse con pizza, pero al probar la intensidad de la carne se cae en cuenta de que se está ante un sabor muy diferente.

Otro de los clásicos del lugar es el Manti. Esta es una pasta rellena que se hace con harina, carne y yogurt. Es muy común en Turquía. Adicional a esto hay postres de calabaza y manzana, y otros platillos como el Karides güveç, una cazuela de camarones al horno que se caracteriza por su sabor intenso y reconfortante.

En The Corner reinan las pizzas y una que recomendaría es la argentina, que es famosísima porque no trae salsa, sino mucha cebolla y abundante queso. Este platillo tomó más popularidad luego de que la serie de Netflix Street Food Latinoamérica, en el capítulo específico del país suramericano, presentaran cómo elaboran este delicioso platillo.

¡Provecho! Todos los lugares antes mencionados, además de ser negocios pequeños, aparecen en redes sociales con el nombre del restaurante.

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.