Gastronomía

Con café orgánico, tiquisque y juanilama, ‘bartender’ tico representará a Costa Rica en competencia mundial

Fernando Rodríguez, de 36 años, participará por segunda vez en la final internacional del World Class Competition, que este año se realizará en formato virtual.

Inspirado en la zona de Guanacaste, en donde vive desde noviembre anterior, Fernando Rodríguez será el encargado de representar a Costa Rica en una competencia internacional que busca al mejor bartender del mundo.

El evento se realizará del 27 de junio al 8 de julio, con la participación de concursantes de 55 países.

World Class Competition es reconocido como el certamen de bartenders y mixología de mayor prestigio a nivel internacional y, este 2021, tendrá como sede la ciudad de Madrid, España. Eso sí, en esta oportunidad, el evento se realizará en formato virtual.

El representante costarricense, quien reside en Tamarindo, participará con cuatro creaciones, la mayoría de ellas inspiradas en ingredientes de la zona. Dejar en alto el nombre del país es su objetivo.

Sabores locales

Rumbo a la final Rodríguez ha tenido que realizar varios desafíos. El primero reto fue el más grande, ya que tuvo que trabajar con alguna organización de su comunidad para crear un coctel.

Para lograr esta tarea, se puso en contacto con la Asociación Agro-Orgánica Guanacasteca, un grupo de cerca de 30 agricultores que cultivan productos 100% orgánicos. Además se inspiró en la península de Nicoya, una de las zonas azules del mundo, denominada así por la alta longevidad de sus habitantes, ya que muchos logran sobrepasar la barrera de los 100 años de vida.

Para este reto, debía mezclar vodka Ketel One con sabores locales ,por lo que eligió trabajar con ingredientes como cúrcuma orgánica, café orgánico y miel cruda producidos por dichos agricultores.

“El formato virtual ha sido más complicado aún, con retos muy complejos como crear un coctel que tuviera impacto directo en la comunidad y demostrarlo. Es un desafío que no dura unos cuantos minutos, sino desde mayo que lo empezamos y hasta la final en julio”, explicó.

Rodríguez deberá presentar en la final los alcances de este esfuerzo y demostrar de qué manera logró beneficiar a la organización seleccionada. En esa línea, gracias al apoyo de bares capitalinos-como Apotecario y Agüizotes- espera difundir el trabajo de la asociación.

Apotecario y Agüizotes incorporaron las creaciones del bartender al menú, por lo que han sido de gran apoyo.

Es importante destacar que Rodríguez también es calificado por el alcance que genera hacia el sitio diffordsguide.com, así como a su cuenta de Instagram @ferchobatanga. En ambas plataformas, el bartender explica el concepto utilizado para preparar sus cocteles y el impacto de sus creaciones.

El segundo reto fue una clase virtual, en la que debía utilizar ginebra Tanqueray Ten. En esa oportunidad, Rodríguez creó un coctel cítrico con los ingredientes previamente definidos por la organización del concurso.

Nuevamente, los sabores costarricenses se hicieron presentes en el tercer desafío, en el que debía crear un coctel estilo highball con whiskey Johnny Walker y elementos de su ciudad.

“Utilicé juanilama que es una hierba local de la zona de Tamarindo, coco tostado, esencia de limón y un poco de cúrcuma que representa la esencia del lugar”, señaló el bartender.

El último reto fue con tequila Don Julio y debía utilizar productos que nacieran debajo de la tierra, ya que la prueba se llamaba Underground Cocktails. Para completar la prueba, el tico preparó una horchata de tiquisque con remolacha y maní. Este será el coctel que deberá presentar en vivo durante la final, para los demás tuvo que realizar videos pregrabados.

Para la final internacional, el costarricense debe enviar a Londres los ingredientes procesados que se necesitan para preparar sus cocteles. En la capital inglesa, en un estudio televisivo, un grupo de bartenders van a replicar el coctel para el jurado, con las instrucciones detalladas para su preparación.

De los 55 participantes, solamente diez avanzan a la ronda final.

“Mi expectativa es poder estar entre esos diez. Para eso se trabajó y eso es lo que quiero. Sobre todo que Costa Rica sea considerada como un destino coctelero, que tenga un impacto importante en el sector turismo, que sepan que aquí hay buena coctelería y que vengan y lo disfruten”, afirmó.

Segunda vez

“Esta es la segunda vez que voy a participar (en el World Class Competition), la primera fue en el 2014. Es todo un orgullo, yo tenía tiempo alejado de las barras, trabajando siempre con licores, pero como distribuidor. Entonces fue un refrescamiento personal volver a competir y conocer a los nuevos talentos que vienen creciendo en la industria”, afirmó Rodríguez, de 36 años.

La primera vez, Rodríguez viajó a Escocia y Londres para la final internacional.

“Volver a estar en la competencia, siete años después, es un orgullo y una responsabilidad porque siempre he luchado para que el gremio de bartenders sean conocidos como profesionales, tal como sucede en Europa y el resto del mundo. En ese sentido, en Costa Rica nos falta mucho todavía”, aseguró el josefino.

Para Rodríguez es un honor estar en el World Class Competition, pero representar a Costa Rica ante los mejores exponentes del mundo lo siente como una gran responsabilidad.

“La escena ha cambiado mucho, hace siete años costaba que la gente se tomara un Gin & Tonic, era un panorama muy diferente.Yo no tenía la madurez para enfrentar la competencia cuando fui a la final internacional”, aseguró.

“Muchas veces, los bartenders participan en esta competencia para disfrutar del viaje internacional y eso no es lo relevante. Lo importante es la experiencia de aprendizaje, sobre todo por los entrenamientos que te dan los grandes gurús de todo el mundo, más todo el roce y oportunidades que esto genera. A mi, desde el 2014, nunca me han faltado oportunidades de trabajo”, añadió Rodríguez.

“La modalidad virtual ha requerido una logística más amplia que la presencial, pero a la vez es más interesante porque se aprende bastante. Creo que es el World Class más difícil que me pudo haber tocado pero el conocimiento y el adaptarse a la nueva tendencia de la virtualidad es fundamental”, agregó el bartender, que trabaja para el Grupo Patagonia.

Rodríguez recordó que ingresó en el mundo de los bartenders a los 21 años, con la meta de pagar sus estudios universitarios de Economía. Desde el 2012 el tico se interesó por la parte de coctelería y se metió de cabeza en esta apasionante profesión.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.