Alexánder Sánchez. 26 noviembre, 2020
Diego Maradona y Roberto Gómez Bolaños, dos personalidades que será difícil sacar de la memoria latinoamericana.Fotomontaje
Diego Maradona y Roberto Gómez Bolaños, dos personalidades que será difícil sacar de la memoria latinoamericana.Fotomontaje

Con la muerte de Diego Maradona, un video que protagonizó el #10 de Argentina y Roberto Gómez Bolaños, se ha vuelto viral en las últimas horas.

Ambas estrellas se encontraron en el programa La noche del 10, donde además de abrazarse y compartir anécdotas se elogiaron mutuamente.

Cuando Maradona recibió a Chespirito en el estudio, el astro deportivo le besó sus manos y le dijo: “Usted es mi ídolo, maestro, de verdad”, a lo que el comediante respondió: “y el mío es Maradona”.

“Nunca gocé tanto los partidos de fútbol, que me encantan, como los que Maradona pegado al pasto y al balón”, agregó el mexicano, que al igual que el futbolista ya no está en este mundo.

Durante el programa, Maradona no se cansó de decirle que el El Chavo del 8 era uno de sus programas favoritos. Incluso, le dijo que al verlos se reía mucho, por lo que había podido sortear varios momentos difíciles de su vida.

“Lloro de risa con su humor y me hace muy bien verlo. Pasé momentos muy malos en mi vida, pero cuando veía al Chavo era como que me relajaba, como que me entraba una tranquilidad muy grande dentro de mí”, dijo Maradona en aquel inolvidable encuentro.

Chespirito, si dudarlo un segundo, volvió a devolver los halagos.

“Maradona encabeza toda esa legión de grandísimos jugadores, pero Maradona ha sido lo máximo”, expresó el mexicano.

Según el conductor argentino, Matías Martin, a Maradona le gustaba tanto El Chavo del 8, que cuando fue a rehabilitación a Cuba pidió una copia en VHS de todas las temporadas del programa. El futbolista sabía que en la isla no pasaban el show y lo quería tener a mano para entretenerse.

Maradona murió ayer miércoles, víctima de un paro cardiorespiratorio. Tenía 60 años. En cambio, Roberto Gómez Bolaños falleció el 28 de noviembre del 2014, a los 85 años, por un infarto agudo de miocardio.