Farándula

Valeria Rees Loría, lo que debe saber de la Miss Costa Rica 2021

La reina de belleza es una experimentada modelo de 28 años; tiene una fundación, es estudiante universitaria y tiene experiencia en televisión. Conozca quién es la sucesora de Ivonne Cerdas

En un año extraño, con pandemia y sin un concurso de por medio, Valeria Rees Loría será desde la noche de este jueves 28 de octubre, a las 8 p. m., la nueva representante de la belleza costarricense, cuando sea coronada como Miss Costa Rica 2021 en un programa especial que transmitirá Teletica.

El lunes 30 de agosto su elección fue anunciada por la organización local del certamen de belleza. Según explicaron, la determinación se dio debido al contexto pandémico por el que atraviesa el mundo, aprovechando la venia de Miss Universo que permitió que se seleccionara a la reina sin un concurso de por medio.

Valeria fue la virreina de la edición 2020 del Miss Costa Rica, en el que Ivonne Cerdas resultó ganadora. Sin embargo, ahora llegó su momento de portar la corona y colocarse la banda que la identificará como la representante del país en el Miss Universo, que se llevará a cabo el próximo 12 de diciembre en Eliat, Israel.

Este también es un premio al trabajo que ha desarrollado la joven herediana a lo largo de los años, pues comenzó su trayectoria como modelo desde que era una adolescente, carrera que ha desarrollado al tiempo que estudia Derecho.

Entre pasarelas

La experiencia de Valeria Rees incluye pasarelas nacionales -como el Mercedes-Benz Fashion Week-, así como internacionales. De hecho, debutó como modelo en el exterior a los 17 años, en Shanghái, China.

“Tener una carrera fuera del país tiene su lado bueno y malo. Lo bueno es el hecho de poder viajar y a la vez hacer lo que a una le gusta. Vas aprendiendo sobre otras culturas y costumbres. Lo malo, podría ser, extrañar mucho a la familia o no adaptarse rápido a un lugar, pero yo veo más beneficios”, dijo en aquel entonces Rees a Viva.

En el 2013, Rees fue aceptada en la agencia Beatrice Models, en Milán, Italia, y en setiembre de ese año trabajó en esa ciudad durante un periodo de dos meses. Para ese entonces ya había trabajado también en México con la agencia Contempo, había estado en desfiles y había hecho fotos para revistas como Cosmopolitan.

Además, en el 2012 y a los 18 años, fue portada en la revista para caballeros SoHo. Y aunque su trayectoria y su pasión están sobre la pasarela, Valeria también fue parte de un proyecto televisivo en el 2016, cuando formó parte del programa Batalla de talentos, de Repretel.

Sin embargo, Valeria tenía un objetivo claro y era prepararse en la pasarela para dar el siguiente paso en su carrera: los certámenes de belleza.

En el 2019, en entrevista con Viva, la joven de 28 años confesó que siempre había querido participar en un certamen de belleza. No obstante estaba esperando encontrar un concurso que fuera afín a sus ideales, pues siempre había buscado representar al país de manera responsable y en un concurso que le permitiera ayudar a los demás basada en una experiencia personal.

Esa oportunidad la encontró en el Miss Costa Rica Mundo 2019. En esa ocasión no ganó (fue la primera finalista), pero ese fue el impulso para probar suerte en Miss Costa Rica 2020, un certamen que se realizó entre mascarillas y distanciamiento social.

En el Miss Costa Rica tampoco resultó ganadora. Fue Ivonne Cerdas quien al final conquistó la corona, pero Rees nunca dejó de soñar.

Comprometida

Valeria Rees ha sido una abandera de la lucha contra los trastornos alimenticios. Desde que concursaba como Miss Costa Rica Mundo, en el 2019, insistía en esta problemática, de la que ella fue víctima.

“Yo misma tuve un trastorno alimentario y por eso me identifico. Me encantaría ayudar a personas que han pasado por ahí, como lo viví, sé cómo podría ayudar. Los trastornos son una enfermedad que no se puede controlar. Se apodera de la mente de uno. Esa fue una etapa fuerte en mi vida. No era que me quería ver delgada. No es algo físico, ni estético. Es una obsesión interna”, decía.

La joven nunca ha ocultado sus problemas con la anorexia y por el contrario, en sus redes sociales, siempre ha mostrado cómo y por qué quedó envuelta dentro de este trastorno alimenticio hace aproximadamente seis años, cuando con su 1,75 metros de estatura llegó a pesar 45 kilos.

“Muchas veces esto (los trastornos) puede derivar de bullying, abusos, entre otros. La realidad de uno es totalmente distinta a la de muchas personas. Esto no se trata solamente de siempre querer estar delgada. En mi caso fue por otras situaciones psicológicas. Había ámbitos en los que no tenía control y eso sí lo podía controlar. Jugaba con la alimentación, estaba obsesionada con las calorías. Ahora entiendo lo que viví, pues fui donde una psicóloga y comprendí que lo que buscaba era control.

“Juraba que por tener bajo peso iba a trabajar en modelaje. Al final me rechazaron. Hay que recalcar que no hay que comentar sobre cuerpos de personas ni sobre qué comer porque en muchos de esos comentarios pueden canalizarse de forma negativa (como cuando a ella le pidieron reducir medidas)”, se sinceró.

Justamente ese trastorno alimenticio fue el que la impulso a crear la fundación Open Cage Foundation, en la que se brindan herramientas para mejorar el estilo y la calidad de vida de personas con alto riesgo de TCAs, Body Image y concientización de temas actuales.

Por eso ahora, con la flamante corona en su cabeza, Valeria mantiene el objetivo claro de seguir ayudando a las personas y de brillar en diciembre en el lejano Israel. Su capítulo, como Miss Costa Rica 2021, apenas comienza a escribirse.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.