Redacción . 26 abril
El príncipe Guillermo y Catalina, la duquesa de Cambridge, posan con su tercer hijo Luis Arturo Carlos, el 23 de abril del 2018. El niño ya cumplió el primer año de edad. AP/Archivo
El príncipe Guillermo y Catalina, la duquesa de Cambridge, posan con su tercer hijo Luis Arturo Carlos, el 23 de abril del 2018. El niño ya cumplió el primer año de edad. AP/Archivo

Rumores de infidelidad en el matrimonio de la duquesa Catalina y el príncipe Guillermo van y vienen entre los medios ingleses. Tanto ha sido así que se ha reportado que la corona demandará a los medios que continúen difundiendo estas informaciones.

Todo inició cuando el diario The Sun publicó unas fotos en las que supuestamente se ve a Guillermo besando a una mujer.

Las imágenes datan del 2017, en una época en la que Catalina estaba embarazada y la infidelidad se habría dado en un bar en Suiza, en el que Guillermo compartía con amigos.

Sin embargo, las fotos son demasiado borrosas para determinar si el hecho realmente ocurrió. Esta ambigüedad ha sido aprovechada por los tabloides para echarle leña al fuego y seguir difundiendo rumores.

La supuesta infidelidad habría sido consumada con Rose, una amiga de la familia. Conociendo el historial del príncipe Carlos, padre de Guillermo y Enrique, quien fue infiel a la princesa Diana, los tabloides han elucubrado todo tipo de teorías, que incluyen incluso encontronazos entre los dos príncipes.

La insistencia con el tema –que se destapó a inicios de abril– ha deteriorado la relación de la duquesa y su esposo e incluso, reportó Daily Mail ha llevado a Catalina y a Rose a enviar cartas a los medios. Su objetivo era que los rumores pararan, pero su acción no detuvo a los medios.

Luego la familia real trató de de desmentir el rumor enviando una carta a los medios.

“Además de ser falsa y altamente dañina, la publicación de especulaciones falsas con respecto a la vida privada de nuestros clientes también constituye una violación de su privacidad de conformidad con el Artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos”, se lee en la carta, según la reprodujo la revista Elle de México.

Este no sería el primer roce del matrimonio de Catalina y Guillermo con la prensa amarillista. En el 2017 demandaron a la revista Closer por publicar fotos topless de la duquesa. Al ganar la demanda, recibieron más de 100.000 euros por daños y perjuicios.