Gerardo González. 10 junio
El príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, renunciaron a sus deberes con la monarquía británica en el 2020 y desde entonces se han visto envueltos en varias polémicas con la familia real. AFP
El príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, renunciaron a sus deberes con la monarquía británica en el 2020 y desde entonces se han visto envueltos en varias polémicas con la familia real. AFP

Una vez más el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle se ven envueltos en la controversia. Esta vez hasta su recién nacida hija, Lilibet Diana, forma parte de una polémica que podría llegar hasta los tribunales.

El hijo menor del príncipe Carlos y la princesa Diana está molesto con la cadena BBC luego de que publicaran una historia en la que aseguran que es mentira que el joven matrimonio le pidió permiso a la reina Isabel para usar el nombre Lilibet -apodo de niña de la monarca- para la recién nacida.

La molestia por parte de Enrique es tan grande que, de acuerdo con el sitio Daily Beast, incluso planea demandar a la prestigiosa cadena de noticias por dicho artículo.

Tras el nacimiento de la hermana menor de Archie, sus padres revelaron el nombre de la niña como un homenaje a reina y a la madre de Enrique, la fallecida Diana Spencer. Asimismo, el matrimonio aseguró que habían pedido permiso a la monarca británica para utilizar el nombre Lilibet.

No obstante, ayer miércoles, la BBC publicó un artículo que afirma que fuentes del Palacio les revelaron que no es cierto que hayan pedido el visto bueno de la reina para nombrar a su hija.

Según afirma la publicación de la cadena, “la reina no fue consultada por los duques de Sussex para usar el nombre Lilibet para su hija”. Dicho artículo añade que tanto Enrique como Meghan insisten en que sí pidieron permiso.

Según Daily Beast, tras la publicación, Enrique y su grupo de abogados enviaron una misiva al conglomerado de noticias en la que anunciaban posibles acciones legales en su contra. En el escrito, los defensores legales calificaron la nota publicada como “falsa y difamatoria”.

Además, los defensores le habrían solicitado a la BBC no volver a sugerir que la pareja nombró a la pequeña sin el consentimiento de la reina.

Controversia por nombre

Tras el nacimiento de Lilibet Diana, un vocero del príncipe Enrique y Meghan Markle aseguró a varios medios que el nombre de la recién nacida fue puesto con la venia de la reina Isabel.

“El duque habló con su familia antes del nacimiento, de hecho, su abuela (la reina Isabel) fue el primer miembro de su familia a quien llamó. Durante la conversación, le compartió su intención de nombrar a su hija Lilibet en su honor. Si ella no lo hubiera apoyado, ellos no hubieran utilizado ese nombre”.

No obstante, según la fuente del Palacio, citada por BBC, más que pedir su permiso, la monarca fue informada sobre la decisión de Enrique y Meghan de utilizar su apelativo de infancia.

Fue el abuelo de Isabel, el rey Jorge V, quien la apodó con el nombre Lilibet cuando era solo una niña, ya que la actual reina no podía pronunciar su nombre correctamente. Entonces, de manera afectuosa, empezó a llamarla Lilibet que era lo más cercano a su nombre que la pequeña podía pronunciar. El sobrenombre caló entre la familia y solo los más cercanos a ella la llaman de esa manera.

Este nuevo episodio es una nueva muestra de la frágil relación que existe entre el príncipe Enrique y la familia real, luego de que en marzo del 2020 decidiera renunciar a sus responsabilidades con la realeza y se mudara a Estados Unidos junto con su esposa y el primer hijo de ambos.

En marzo de este año, la pareja dio una polémica entrevista a la presentadora Oprah Winfrey en la que revelaron supuestas conductas racistas dentro del Palacio, entre otros temas.

En abril anterior, Enrique viajó a Londres para reunirse con su familia con motivo de la muerte de su abuelo, el príncipe Felipe, quien este jueves 10 de junio habría cumplido 100 años.