Manuel Herrera. 19 mayo, 2018
Enrique y Meghan durante la boda. Fotografía: AP.
Enrique y Meghan durante la boda. Fotografía: AP.

El secreto mejor guardado por el palacio de Kensington se desveló: la británica Clare Waight Keller diseñó para la casa francesa Givenchy el vestido de novia que Meghan Markle lució durante su boda con el príncipe Enrique.

Waight es la directora artística de la afamada casa de alta costura francesa. La pieza tuvo la particularidad de ser en color blanco, luego de que se especulara el tono del atuendo debido a que Markle, de 36 años, es divorciada.

El diseño del vestido está apegado al estilo personal de Markle: la silueta de la pieza es de líneas rectas y sencillas que la hicieron lucir clásica y sobria.

El vestido ensalza la figura de la novia y tiene mangas y escote de barco, larga cola y velo. La diadema lleva diamantes en platino.

Meghan Marke al entrar al altar.
Meghan Marke al entrar al altar.

“Después de conocer a la señora Waight Keller a principio del 2018, Meghan Markle decidió trabajar con ella por su estética atemporal y elegante y costura impecable. Además, la señora Markle también quería destacar el éxito de un talento británico que ahora ha trabajado como directora de tres casas de moda con influencia global: Pringle of Scotland, Chloé y ahora Givenchy”, detalló la casa real en un comunicado de prensa.

El vestido que luciría Meghan mantuvo expectante a la prensa rosa incluso desde semanas antes del enlace. El mundo de la moda fue un hervidero de rumores sobre el nombre del diseñador: entre los más citados estuvieron Burberry, Ralph & Russo (creador del vestido que llevaba para las fotos oficiales del compromiso), Stella McCartney, Erdem, Alexander McQueen, Antonio Berardi o Roland Mouret. Nunca se mencionó la posibilidad de que Waight Keller, de Givenchy, fuera una de las artistas en la mira por la nueva duquesa de Sussex.

Conforme al deseo de Meghanm el velo, de cinco metros de largo, está bordado de flores que representan los 53 países de la Commonwealth. La novia agregó dos flores de su elección, entre ellas una amapola de California, de donde es originaria.

Meghan llevaba también unos zapatos Givenchy. Los pendientes y la pulsera eran de la casa Cartier.

El novio vestía por su parte el uniforme de gala de los Blues and Royals, un regimiento de la caballería real.

La diseñadora

Waight Keller nació en Birmingham, Inglaterra. Ella estudió Diseño de Modas en el Ravensbourne College of Art y se especializó en el Royal Collage of Art de Londres. Trabajó en Nueva York en los talleres de Clavin Klein y Ralph Lauren. Luego fue fichada por Tom Ford para trabajar en Gucci.

En el 2001 Waight Keller volvió a Londres y tuvo la tarea de resucitar la mítica firma británica Pringle of Scotland. En el 2011 la marca francesa Chloé la fichó y desde el año pasado está al frente de Givenchy.

Meghan Markle antes de ingresar a la capilla San Jorge. Fotografía: AFP.
Meghan Markle antes de ingresar a la capilla San Jorge. Fotografía: AFP.