Manuel Herrera. 3 octubre, 2017

El universo del modelaje masculino está en constante evolución. Los arquetipos de lo que urge el mercado varían con el tiempo y responden a las necesidades reales de los artistas (los diseñadores de moda, los fotógrafos, los productores audiovisuales), a partir de sus trabajos, las épocas y el mensaje que buscan transmitir a la masa.

El mercado costarricense no está ajeno a esa dinámica global. Por ello, en el país cada año surgen nuevos talentos que junto con los más experimentados buscan suplir cualquier necesidad del exigente y codiciado mundo de la moda.

En un trabajo realizado de la mano con las tres principales agencias de modelaje del país: High Select Model, Independent Model Management y Volt Models, Viva conversó con los modelos masculinos más cotizados en el mercado costarricense, quienes son reclutados con frecuencia en las principales citas de la moda en el país.

Desde las nuevas generaciones representadas en los gemelos Esteban y Douglas Castillo, Pablo Mora y Adrián Fernández, hasta los más experimentados como Eduardo Esquivel o Iván Salas formaron parte de este trabajo.

Los inicios, los retos, las filosofías que tienen del oficio, así como sus trayectorias, fueron parte de los temas que se abordaron durante las entrevistas, realizadas las semana pasada en las instalaciones de este diario, en Llorente de Tibás.

Esteban y Douglas Castillo: 'También es bueno ser modelos de vida'

Esteban y Douglas Castillo sacuden las pasarelas y otras citas de la moda del país desde el 2015. Primero los gemelos, de 24 años, llamaron la atención en el Costa Rica Fashion Week; más tarde, esa acogida los impulsó al Mercedes-Benz Fashion Week, y ahora sus nombres son solicitados por las firmas de diseñadores más populares de aquí y por revistas y diarios nacionales.

Douglas y Esteban Castillo son talento de High Select Models.
Douglas y Esteban Castillo son talento de High Select Models.

Para ellos, ese impacto que tuvieron en el mercado trasciende a las cámaras para las que posan o a las pasarelas que recorren, desde donde han ofrecido otra visión del oficio de modelo.

"Es bueno no solo ser modelos de pasarelas, también es bueno ser modelos de vida. Uno también puede ser ejemplo, como ahora que están de moda los 'influenciadores'. Que la gente nos vea y que está bien que piensen que somos modelos de ropa, pero que también involuntariamente piensen en que fuimos a la universidad, que sacamos una carrera, que hacemos deporte, que vamos al gimnasio y que no tenemos vicios", explica Esteban mientras Douglas asienta con su cabeza esa reflexión.

Los gemelos Castillo estudiaron Ingeniería Industrial (Esteban) e Ingeniería Informática (Douglas), al mismo tiempo que despegaron con sus facetas de modelos.

Esteban fue al primero que sedujo el modelaje, cuando asistió a una audición para ingresar a una agencia sin decir que tenía un hermano gemelo. Más tarde regresó con Douglas y aunque la agencia no prosperó, ellos trascendieron. Hoy son piezas claves de la agencia High Select Models.

De la popularidad que tienen, Douglas opina: "No hay que opacar a nadie para buscar el éxito. Nosotros podemos brillar junto con los demás".

Sígalos en Facebook, Instagram.

Pablo Mora: 'La actitud y la humildad hacen a un buen modelo'

Las industrias de la moda, la belleza y el arte siempre cortejaron a Pablo Mora. De hecho, el primer contacto de este oriundo de Puriscal con ese mercado fue desde una vitrina académica: cursó varios cuatrimestres de la carrera de Diseño de Modas. Por razones personales paralizó sus estudios universitarios e incursionó como maquillista.

Allí Pablo Mora se topó con el modelaje. "Siempre me gustó la moda y el arte, de ahí vino esta faceta de modelo, que me ha permitido ser instrumento de un diseñador o de un artista para proyectar algo", opina.

Pablo Mora pertenece a Volt Models.
Pablo Mora pertenece a Volt Models.

Mora, de 23 años, es una figura del modelaje relativamente nueva en el país. Tiene una trayectoria de apenas tres años, pero el lapso es suficiente para estar en la mira de diseñadores y citas de moda.

En este tiempo, ha integrado line-ups de desfiles como el Mercedes-Benz Fashion Week San José (ediciones 2016 y 2017) y la versión salvadoreña de esa misma plataforma en el 2016.

Pablo destaca que su rápido ascenso en el modelaje responde a la constancia, la humildad y la actitud. "Soy un gran apasionado por lo que hago y me lo tomo muy en serio. Esto del modelaje es un trabajo más para mí (también labora en una transnacional de tecnología). Es una profesión. Como modelo hay que creérsela pero al mismo tiempo tener los pies sobre la tierra y ser humilde. La actitud y la humildad hacen a un buen modelo", considera.

Físicamente, esta ficha de la agencia Volt Models destaca que su cabello es su principal atractivo. "Considero que mi pelo es mi foco de atención, es lo que me caracteriza, pero a la vez es como un arma de doble filo. Me da miedo pensar si en el momento en que me corto el pelo se acaba todo esto", señala entre risas.

Sígalo en Instagram.

Adrián Fernández: 'El modelaje es una posibilidad de expresión artística'

El modelaje sorprendió a Adrián Fernández en Buenos Aires, Argentina. A los 17 años él se trasladó a vivir a ese país para estudiar Comunicación. Conoció a varias personas, entre ellas a un ecuatoriano, director de cine, que le planteó la posibilidad de posar como modelo para las cámaras de un amigo suyo.

Adrián llevaba tres años en Argentina y ni allá ni aquí (en Costa Rica) había desarrollado nada parecido al modelaje; sin embargo, accedió. "Me fue superbien, tanto que ese fotógrafo empezó a correr la voz y me empezaron a llamar para pasarelas, producciones fotográficas y diseño. Todo era muy de boca en boca porque no tenía agencia", resume Fernández sobre sus inicios.

Adrián Fernández, modelo de Independent Model Management Costa Rica. Vestuario: Amo y Señor.
Adrián Fernández, modelo de Independent Model Management Costa Rica. Vestuario: Amo y Señor.

Su nueva faceta de modelo la desarrolló conjuntamente con sus estudios (es Licenciado en Comunicación y se especializó en Periodismo Deportivo) y su gran afición al fútbol.

Pronto Adrián cambió las canchas por las pasarelas y las largas producciones fotográficas. "El modelaje me gusta porque es una posibilidad de expresión artística. Si bien puede estar muy relacionado con lo comercial, lo que más me apasiona de esto es esa parte artística de expresar sentimientos, de interpretar escenas y de transmitir un mensaje a partir de la imagen", afirma.

Actualmente él tiene 25 años, reside en barrio Escalante, San José, y es propietario de una productora audiovisual.

Como modelo, Adrián Fernández es uno de los principales talentos de la agencia Independent Model Management Costa Rica, que lo ha llevado a dos ediciones del Mercedes-Benz Fashion Week San José, a la pasarela anual de Saúl E. Méndez en Guatemala, a desfiles en El Salvador, comerciales y trabajos editoriales.

Sígalo en Instagram.

Eduardo Esquivel: 'Estaba en contra del modelaje. Me parecía ridículo'

Eduardo Esquivel transita desde hace 12 años por un camino que, al principio, consideró irrisorio. "Estaba en contra del modelaje. Me parecía ridículo", dice.

Aquella opinión la justifica en la baja autoestima que sufría de adolescente, precisamente la época en la que debutó como modelo impulsado por un tía suyo. Tenía 15 años.

Eduardo Esquivel es el fundador de Volt Models, una agencia exclusiva de hombres. Vestuario: Fabrizzio Berrocal.
Eduardo Esquivel es el fundador de Volt Models, una agencia exclusiva de hombres. Vestuario: Fabrizzio Berrocal.

El primer trabajo que hizo consistió en una sesión fotográfica que hoy recuerda casi con pena, no por cómo se vio frente a las cámaras, sino por el fotógrafo autor de las imágenes. "Era bastante malo (el fotógrafo) y eso fue lo difícil al principio: no saber en lo que me estaba metiendo, porque en la Costa Rica de aquellos años nadie conocía muy bien lo que era el modelaje y menos el modelaje masculino", dice.

Claramente aquel episodio no debía repetirse en su naciente carrera, que, con el tiempo, le aportó a su crecimiento personal y profesional. "El modelaje me abrió las puertas en todo sentido. Mejoró mis niveles de autoestima, aportó a mi personalidad y me brindó la oportunidad de conocer el mundo", considera Esquivel, de 27 años y estudiante de Ingeniería Industrial.

Su rostro es recurrente en las pasarelas del país, principalmente en las del Mercedes-Benz Fashion Week San José. Cuando camina en ellas arrastra la experiencia de haber realizado varios editoriales para la revista Esquire, fotografías para Calvin Klein, desfiles para la marca italiana Salvatore Ferragamo y años trabajando en países como Hong Kong, Singapur o Turquía, por mencionar algunos.

Esa misma trayectoria respalda Volt Models, la agencia de modelos masculinos que Eduardo Esquivel creó hace tres años.

Sígalo en Instagram.

Iván Salas: 'En el modelaje, uno es el lienzo para los artistas'

Iván Salas sintetiza sus nueve años como modelo en varias ediciones de los Mercedes-Benz Fashion Week San José y El Salvador y en un comercial para un queso francés que grabó en Manuel Antonio de Quepos, Puntarenas.

El cartaginés se involucró en el modelaje cuando tenía 20 años. Fue motivado a debutar en esa industria –incipiente entonces– por Ekaterina Sánchez, actual copropietaria de la agencia Independent Model Management, a la que pertenece Salas.

Iván Salas pertenece a Independent Model Management Costa Rica.
Iván Salas pertenece a Independent Model Management Costa Rica.

"El modelaje me llamaba mucho la atención y mi madre siempre me insistió en entrar a esto, pero no fue hasta que Ekaterina me impulsó cuando me animé. Ya estando ahí me gustó la experiencia en las primeras sesiones de fotos y proyectos y le comencé a agarrar el gusto. Ahora es una de las cosas que más disfruto hacer", relata Salas.

Según destaca, en su faceta como modelo se ha experimentado así mismo e incluso ha llevado a la realidad otras de sus aficiones: la actuación. "En el modelaje, uno es el lienzo para los artistas, que son los diseñadores, los productores, los fotógrafos... Son ellos quienes tienen una propuesta que uno como modelo debe interpretar para cumplir un objetivo en particular", agrega.

Iván Salas establece su éxito en el modelaje, en establecer esa empatía con el artista y su equipo y en mostrar seguridad en los proyectos en los que participa. Bajo esos parámetros, el estudiante de Diseño Publicitario y propietario del restaurante de comida rápida El Kiosko, espera mantener vigencia en la industria por al menos una década más, lapso en el que espera dar el salto fuera de Centroamérica y conquistar mercados de norte, Sudamérica y Europa.

Sígalo en Instagram.