GDA/El Universal/México. 23 mayo
La vida de Joaquín Sabina será el eje central de una nueva serie que se estrena en España. Fotografía: Diana Méndez
La vida de Joaquín Sabina será el eje central de una nueva serie que se estrena en España. Fotografía: Diana Méndez

GDA/El Universal/México.- Cristina Zubillaga, la mujer que inspiró 19 días y 500 noches de Joaquín Sabina, asegura: "No soy tan mala como me pintó en la canción, las cosas no son así, es verdad que lo dejé, pero no lo abandoné como a los zapatos viejos!.

Los dos se conocieron hace ya casi tres décadas. Ella había pasado una noche de fiesta y vio, sin reconocerlo, que él se acercó para ofrecerle una copa. Y aceptó.

Después comenzaron las diferencias y mucho de eso fue por un arresto domiciliario de Sabina.

La leyenda cuenta que casi todo Madrid acudía a la casa del cantautor y era cierto.

El creador de Y nos dieron las diez y Peces de ciudad ofrecía las llaves a todo mundo, teniendo permiso para asistir a donde fuera.

“¡Quería matar a Joaquín!”, recuerda entre risas Zubillaga, a través de un video. “De pronto salía en camisón y había alguien”.

”El arresto domiciliario se dio porque una noche a una mujer que lo acosaba, sin querer le hizo algo con el vaso. Fue un mes y todos llegaban”, revela.

Estas y más anécdotas se verán a partir de este domingo 24 de mayo en Pongamos que hablo de Sabina, serie semanal de tres episodios en Atresplayer Premium. El director Alberto del Pozo comenzó a trabajar desde hace un año en el proyecto, sumando en las entrevistas a la cantante Ana Belén, el abogado Baltasar Garzón y el compositor Pancho Varona.

El rebelde Joaquín es dibujado a través de recuerdos y anécdotas. “Es muy raro plantear una serie sin el protagónico, pero ese era el reto”, comenta el cineasta.

“Ha sido un disfrute increíble meterme al archivo y a programas de hace 20 o más años, entrevistar a sus amigos, conocer la primera canción que escribió a los 14 años, muchas cosas se verán, cosas que seguramente él ya no se acuerda”, dice.

Se eligió a Sabina por ser una figura importante. Ha sido consumidor, recuerda Del Pozo, de todo tipo de sustancias y habla de sí mismo como lo peor.

“Su vida privada ha influido en las canciones que ha escrito”, concluye el director de la serie.