Un pequeño tatuaje en la entrepierna de la candidata española, Desiré Cordero, ha llamado la atención del mundo entero

 19 enero, 2015
La polémica. Medios que están en Doral, Miami, con la cobertura de Miss Universo, le pusieron el ojo al tatuaje que muestra Miss España, Desiré Cordero, en la entrepierna.
La polémica. Medios que están en Doral, Miami, con la cobertura de Miss Universo, le pusieron el ojo al tatuaje que muestra Miss España, Desiré Cordero, en la entrepierna.

San José, Costa Rica

En ensayos. Desiré Cordero, Miss España, es una de las 88 chicas que están ensayando para el Miss Universo que se realizará el 25 de enero.
En ensayos. Desiré Cordero, Miss España, es una de las 88 chicas que están ensayando para el Miss Universo que se realizará el 25 de enero.

Desde el 4 de enero, las 88 candidatas a Miss Universo empezaron a llegar a Doral, Miami, en busca de la corona de Miss Universo; en medio de todo ese ajetreo una de ellas no solo ha llamado la atención por su innegable belleza: se trata de Miss España, Desiré Cordero, quien en la sesión de fotos en traje de baño dejó ver, además de su tonificado cuerpo, un pequeño tatuaje ubicado estratégicamente en la entrepierna.

De inmediato, medios del mundo y seguidores del concurso en redes sociales empezaron a comentar del tatuaje en forma del símbolo Om (uno de los mantras más sagrados de las religiones dhármicas), que la chica española mostró sin temor durante las sesiones fotográficas.

¿Podría afectarle esto a la reina española? Lo cierto es que no hay una regla que indique si esto podría descalificar a una de la candidatas (en ese caso, a Cordero ni siquiera se le permitiría participar), por lo que es muy poco probable que este pequeño detalle le ayude o le afecte a la hora de clasificar.

Lo que sí queda claro es la popularidad de esta participante, quien, sin quererlo, ha causado un gran revuelo en redes sociales por su tatuaje, dejando de lado esa imagen esteriotipada de que una reina de belleza no debería mostrar ningún tipo de arte corporal.

Recordemos que las españolas, además de ser fuertes contendientes, han dejado huella con sus representantes. Por ejemplo, el año pasado, la virreina del Miss Universo 2013, Patricia Yurena, le dijo al mundo que era lesbiana y hasta presentó a su novia, la DJ Vanessa Klein.

Yurena no ha sido la única que ha estado en el ojo del huracán luego de un Miss Universo. Amparo Muñoz conquistó la corona de Miss Universo en 1975; su reinado fue uno de los más polémicos, ya que, según dijo a la prensa en ese momento, se negaba a ser “manipulada por la organización”, renunciado a su título solo seis meses después de ser considerada la mujer más bella del mundo.

Hoy, un pequeño tatuaje mantiene vivos los titulares de medios españoles y del mundo. Acá algunos de los tuits y noticias: