Farándula

Así son los días de Luis Jákamo: del infierno de los excesos a un manantial de buen vivir

La añorada época del chiqui-chiqui guarda entre sus figuras más emblemáticas a este limonense, quien en su juventud se desaforó en fama y aprendió, de la peor manera, no solo a sobrevivir, sino a vivir cada día mejor, sean cuales sean las circunstancias.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.