AFP . 17 julio, 2020
Amber Heard y Johnny Depp se casaron en el 2015 y se divorciaron en el 2017. Sin embargo, no han dejado de estar en el centro del escándalo. AFP
Amber Heard y Johnny Depp se casaron en el 2015 y se divorciaron en el 2017. Sin embargo, no han dejado de estar en el centro del escándalo. AFP

Amber Heard simuló golpes en el rostro para chantajear a su exmarido Johnny Depp durante su divorcio, afirmó este viernes un amigo de larga data de la estrella de Hollywood.

Las declaraciones las dio el testigo Isaac Baruch, durante el proceso por difamación que se está realizando en Londres, contra el diario The Sun.

La estrella, de 57 años, acusa a The Sun de haberlo presentado en 2018 como un “golpeador de esposas”, dando por sentado que le pegó a Heard, algo que él siempre ha negado.

Desde su divorcio en 2017, luego de dos años de un tumultuoso casamiento, Depp y Heard se acusan mutuamente de violencia.

Tras el testimonio de Depp, donde se le preguntó durante varios días sobre su consumo de droga y alcohol, las declaraciones de empleados del actor cuestionaron la credibilidad de Heard.

En el noveno día de audiencias, el artista Isaac Baruch afirmó que las contusiones de Heard, mostradas en la prensa en el 2016, eran falsas.

Johnny Depp llegando a los altos tribunales de Londres, donde se juzga el caso del actor contra el diario 'The Sun'. AFP
Johnny Depp llegando a los altos tribunales de Londres, donde se juzga el caso del actor contra el diario 'The Sun'. AFP

"Presentó una denuncia fraudulenta por violencia doméstica (...) para chantajearlo durante el divorcio", dijo Baruch, interrogado por videoconferencia desde Los Ángeles.

Baruch dijo haber visto a la actriz al día siguiente de un incidente en mayo de 2016, durante el cual Johnny Depp, según ella, le lanzó un teléfono celular al rostro.

Baruch la vio "a 30 centímetros" pero no observó "una sola marca": "nada". Precisó estar seguro en un "100%" que solo tenía maquillaje.

Según los abogados de Johnny Depp, la foto fue retocada.

Sasha Wass, que defiende a The Sun y el grupo editorial NGN, intentó hacer pasar a Baruch por un testigo poco fiable, viviendo a costas de Johnny Depp, que lo alojaba de gratis y le dio decenas de miles de dólares.

Wass presentó una grabación sin fecha en la que la actriz indicaba a uno de sus empleados haber "ocultado" sus contusiones.

Amber Heard, presente en las audiencias, dará su versión de los hechos a partir del lunes, durante la tercera y última semana del juicio.