Kimberly Herrera. 8 marzo
Bernardo Barquero dará vida a Néstor Vignale, un hombre que decide no ir a trabajar porque tiene pereza. Fotos: Mayela López.
Bernardo Barquero dará vida a Néstor Vignale, un hombre que decide no ir a trabajar porque tiene pereza. Fotos: Mayela López.

Néstor Vignale siempre había sido un hombre responsable con su trabajo y nunca había faltado a laborar por ninguna razón. Sin embargo, un día se rebeló, apagó el reloj despertador y tomó la decisión de quedarse en su casa.

No estaba enfermo, tampoco triste o deprimido, simplemente tenía ‘fiaca’, es decir, pereza.

A partir de allí se desarrolla una historia de comedia en donde los diferentes personajes (incluidos sus jefes) intentan convencer de todas las formas posibles a Néstor para que recapacite y regrese a la compañía multinacional para la que ha trabajado por más de 20 años.

Se trata del clásico del teatro latinoamericano La fiaca, montaje con el que el Teatro Espressivo inaugura de forma oficial su temporada 2019 y que se presenta desde este fin de semana todos los viernes y sábados a las 8 p. m. y domingos a las 6 p. m. hasta el 14 de abril.

El proyecto está a cargo del experimentado actor y director Jaime Hernández, quien asegura ha trabajado para llevar “una comedia inteligente” hasta el público.

“Yo quiero conseguir el tono de comedia adecuado, las comedias son muy difíciles y tienen su truco, como contienen tanta verdad y tanto espíritu crítico con respecto a la condición humana, uno no debe exagerar. Hay que conseguir la risa sin sacar la lengua, entonces la receta es muy delicada. Sin embargo, hemos hecho un esfuerzo todas estas semanas de trabajo para conseguir ese estilo que nos haga el comentario social y que nos dé la ironía con respecto a la realidad del mundo laboral”, explicó Hernández.

Esta es una obra que ha sido adaptada al cine en dos ocasiones y que a través de los años ha logrado abrirse camino en la llamada época dorada del teatro nacional.

En la obra, Néstor Vignale recibe la visita de Peralta, uno de sus amigos en el trabajo. Foto: Mayela López.
En la obra, Néstor Vignale recibe la visita de Peralta, uno de sus amigos en el trabajo. Foto: Mayela López.

La primera vez que se presentó en Costa Rica fue en 1973 en el Teatro Arlequín, con Carlos Catania como protagonista. Posteriormente la puesta en escena regresó a las tablas entre 1981 y 1986 bajo el sello del Teatro la Carpa y con Alfredo Catania encabezando el elenco.

Por ello, Hernández asegura que esta es una oportunidad para que las nuevas generaciones puedan disfrutar de una comedia que no pasa de moda y con la que muchas personas se sentirán identificadas.

Para esta ocasión, el protagonista de la obra será Bernardo Barquero, un actor con más de 20 años de experiencia.

“Dicen por ahí que es más difícil sacarle a las personas una risa que una lagrima. Para mí es un reto muy grande y me siento halagado de que me hayan tomado en cuenta y creo que con esta obra la gente se va a identificar con todos los personajes, sobre todo los que se levantan los lunes muy temprano a trabajar. Creo que es súper impactante para el público”, afirmó el actor.

La obra también cuenta con la participación de la reconocida y experimentada actriz Eugenia Chaverri, quien dará vida a la posesiva y mandona mamá de Néstor.

“A él no solo lo aprisiona el trabajo y la sociedad, sino que también la mamá lo agobia siempre. Y yo creo que sí hay madres así” dijo la actriz de más de 50 años de trayectoria.

De hecho, ella ya había visto las dos versiones anteriores de la obra, sin embargo, en aquel entonces no había podido actuar y le complace que en esta oportunidad pueda tener un papel que, según ella misma define, es “pequeñito pero carnoso”.

El elenco lo complementan Grettel Cedeño, Erick Códoba, Manuel Martín y Carlos Rodríguez.

Con mensaje.

Para Néstor esta representa una forma de expresar cómo se siente en su trabajo, con sus jefes y cómo este estado de ánimo está repercutiendo en su vida; y no hay nadie que lo convenza de lo contrario.

Eugenia Chaverri interpretará a la mandona mamá de Néstor Vignale. Fotos: Mayela López.
Eugenia Chaverri interpretará a la mandona mamá de Néstor Vignale. Fotos: Mayela López.

Justamente la puesta en escena busca reflexionar sobre el desgaste de un sector de la clase trabajadora por un salario poco competitivo.

Así como el miedo al que se enfrentan muchas personas al no poder hacer lo que más les gusta.

“Aunque es una comedia de los años 70, la vida no ha cambiado mucho y estamos viviendo situaciones muy similares. La obra representa al trabajador común y corriente, que somos la mayoría de las personas y de una forma muy genial nos muestra esta metáfora donde vemos a este personaje y nos recuerda nuestra sociedad actual”, afirmó Chaverri.

Las entradas tienen un precio de ₡15.000 en zona VIP y ₡12.000 en zona general y se pueden adquirir a través de la boletería del teatro, la pagina web www.boleteria.espressivo.cr o bien al teléfono 2267-1818.