Yuri Lorena Jiménez. 28 septiembre
Camilo Sesto y Camilo Blanes tuvieron una relación algo complicada, aunque siempre mantuvieron un vínculo como padre e hijo. Instagram de Camilo Blanes Jr
Camilo Sesto y Camilo Blanes tuvieron una relación algo complicada, aunque siempre mantuvieron un vínculo como padre e hijo. Instagram de Camilo Blanes Jr

La polémica que se ha generado en las últimas semanas tras la muerte del famoso cantante español Camilo Sesto, el 8 de setiembre, parece haber dado un giro radical al conocerse recientemente que Camilo Blanes, único hijo del artista, será quien reciba una verdadera fortuna, cuya dimensión se conocerá en detalle cuando se dé lectura al testamento, este lunes 30 de setiembre.

Blanes, de 36 años, ha estado generado gran atención entre los medios españoles por estos días después de que trascendiera que recibirá una cuantiosa cantidad de euros y bienes inmuebles, lo cual contradice las acusaciones de su madre, Lourdes Ornelas, en el sentido de que el administrador del artista, Cristóbal Huete, habría manipulado al cantante para quedarse con su fortuna.

De acuerdo con el diario El País, el testamento es el único del que se tiene constancia y le estaría heredando a Blanes el gran chalet de tres plantas en el que vivió el cantante durante sus últimos años, y que se ubica en la localidad de Torrelodones, en Madrid. Se trata de una lujosa edificación empotrada en un terreno de unos 10 mil metros, con piscina, jacuzzi y otras “extras”, todo en una casa de unos 500 metros cuadrados.

A raíz de la noticia de la herencia, varios medios recordaron como anécdota un incidente que se registró en la propiedad en enero del 2013, cuando el cantante sufrió un atraco en el que fue amordazado para luego robarle joyas y unos 3.000 euros.

De vuelta a Blanes, se calcula que en total recibirá unos ocho millones de euros, además de los derechos de las canciones que escribió Camilo Sesto y que se calcula en $400 mil dólares al año, cifra que podría aumentar por el ascenso súbito de popularidad que suelen generar artistas connotados tras su fallecimiento.

“Camilín”, como le apodan los medios desde hace años, realmente tendrá un marcado viraje económico y social, pues entre las propiedades que heredará se encuentra incluso un lujoso piso en Marbella.

Sin embargo, siempre de acuerdo con varios medios de prensa españoles, Blanes no podrá hacer uso a manos llenas ni del dinero ni de los bienes, pues la última voluntad del cantante estipula que su administrador y mejor amigo, Cristobal Huete, será el albacea y custodio de los bienes para asegurarse de que el heredero haga un buen uso de ellos.

Lo anterior suena lógico y razonable pero supone un problema que no es tema menor: una semana después de la muerte del cantante, Lourdes Ornelas y Camilo Blanes ofrecieron declaraciones que le dieron la vuelta al mundo, en el sentido de que Huete era una mala influencia para el cantante, que prácticamente lo tenía secuestrado y que lo manipulaba con el fin de quedarse con parte de su herencia, todo esto entre otros dimes y diretes.

Huete, indignado, contragolpeó los decires de madre e hijo y amenazó con emprender acciones legales ante lo que consideró una verdadera infamia.

En ese estado deplorable están las relaciones entre ambas partes, solo que ahora que se reveló parte del contenido del testamento, varios medios aseguran que a Lourdes y Camilo Jr. no les quedará otro remedio que retractarse y disculparse.

Aunque, según El País, esto quizá no ocurra: Además de solicitar un nuevo inventario de los bienes de su padre, Blanes al parecer está negociando conceder una jugosa entrevista en la que contaría “la verdadera historia” detrás del vínculo familiar que se estableció tras una relación prácticamente casual entre sus padres, y cómo fue crecer a la sombra de la tremenda celebridad de su progenitor.

De acuerdo con biografías publicadas por agencias tras la muerte del cantante, “Camilín” nació en México y vivió de manera alternada con su madre y su padre. Alguna vez dio a entender que el vínculo con su padre estaba más cerca de la admiración que del afecto familiar. Se casó con una joven suiza, se separó a los pocos meses, y también trató de desarrollar una carrera musical. El resultado no fue el esperado.

Por su parte, al arribar a Madrid para asistir al sepelio del cantante, Lourdes dijo que desconocía totalmente si su hijo recibiría algún tipo de herencia, pues no fue un tema que tratara con el cantante en ningún momento.

“No tengo ni idea, nunca he sabido lo que tiene Camilo, nunca he investigado. Ni estando con él preguntaba. Juro que no sé lo que tiene, ni lo que no tiene”, dijo para el programa mexicano Ventaneando.

O sea, menuda sorpresa se debe haber llevado por estos días.