Yuri Lorena Jiménez. 17 agosto
Aunque Alejandra Guzmán (derecha) se defendió de las declaraciones de su hija en meses anteriores, últimamente ha guardado silencio. A la izquierda, Frida Sofía. Foto Facebook
Aunque Alejandra Guzmán (derecha) se defendió de las declaraciones de su hija en meses anteriores, últimamente ha guardado silencio. A la izquierda, Frida Sofía. Foto Facebook

Un nuevo capítulo se suma a la seguidilla de escándalos que vienen protagonizando la cantante mexicana Alejandra Guzmán y su hija Frida Sofía, de 27 años, quien ha entablado una guerra verbal ante la prensa mexicana no solo con su mamá, sino también contra su prima Michelle Salas, la hija de Luis Miguel y Stephanie Salas, quien es sobrina de Alejandra. Pese a las ofensas, Salas ha guardado silencio.

Pero en realidad el mayor arsenal de acusaciones de Frida Sofía han sido contra su mamá, a quien ha acusado de interponerse para que ella no logre éxito como cantante; también dijo que Alejandra le quitó a su hoy exnovio, Christian Estrada, que la roquera no se comporta como una mujer ya entrada en años y que nunca le ha dado un buen ejemplo por varias de sus conductas. Incluso, ha asegurado que su mamá la convirtió en alcohólica.

Pero este jueves, en una entrevista exclusiva con Paty Chapoy, la conocida periodista de espectáculos del espacio Ventaneando, Frida Sofía fue más allá y anunció que ella hasta ahora no había sido totalmente honesta porque no había contado toda la verdad de sus problemas con su mamá y con su ex. Conforme avanzó la entrevista, la joven se deshizo en lágrimas al asegurar que a principios de este año había quedado embarazada de Estrada pero que se había visto obligada a someterse a un aborto ante la falta de apoyo de ambos.

“Sí, tuve un aborto y es lo que más me ha dolido en toda mi vida porque yo siempre he querido una familia y me emocioné mucho”, dijo Frida mientras Chapoy la escuchaba en silencio. Una vez más, retomó el tema de su relación con Christian y aseguró que, aunque al principio no le gustaba, con el paso del tiempo empezó a sentirse atraída por él hasta que terminaron por enamorarse.

Afirmó que al principio, cuando Alejandra conoció a su pareja todo marchaba bien y que a menudo hasta se comunicaban por FaceTime y Guzmán hasta les decía que quería nietos, según asegura Frida Sofía. Aunque en ocasiones anteriores la hija de la roquera ha citado diversas situaciones que generaron su distanciamiento y pleito público con su madre, en esta ocasión señaló que el corte de la relación se dio en la fiesta de Navidad del año pasado, cuando Alejandra, según el decir de Frida Sofía, se pasó de tragos y empezó a hacer bromas sobre el pene de Pablo Montezuma, su padre.

“Íbamos a pasar Navidad y Año Nuevo, mi mamá, los gemelos (hermanos de Christian y que trabajan con la roquera como diseñadores), Christian y yo. En una de esas noches, estábamos en el departamento de mi mamá y estaban las mismas personas. Mi mamá se pasó de copas y empezó a hablar de algo que yo no entiendo por qué se le hizo chistoso, pero empezó a hablar del miembro de mi papá. Y a mí eso me parece repugnante, y no se me hace chistoso y ni lo quiero escuchar. Le dije ‘cállate, mamá’. Se enojó y de broma me empezó a lanzar cosas, y eso yo no lo voy a tolerar (...) Primero hablar del pene de mi papá y vulgarmente, no, no. De ahí le dije a Christian: ‘vámonos, olvídate de lo de Navidad, se me hace muy tóxico esto’”.

La joven aseguró que él se fue a San Diego y se distanció de ella, y que pronto empezó a verlo posteando en redes fotografías en los mismos lugares y hoteles en los que estaba su mamá.

Afirmó que en Año Nuevo empezó a vomitar, se hizo una prueba de embarazo que salió positiva, le hizo una foto al test y se lo envió a Christian, quien, según afirma ella, la puso a circular en redes sociales. Acusó a su ex de estar con ella por interés y que pese a que ya él sabía de su embarazo, estaba de fiesta en Los Cabos. "Y yo en mi cama, hecha mierda, sola, es lo más feo, de verdad. Lo más feo que me ha pasado en mi vida”, agregó, siempre entre lágrimas. Por su parte, Christian Estrada reaccionó con indignación en redes sociales ante la confesión de su exnovia: “Si toda mujer tuviera el vientre de cristal, vería el milagro que lleva dentro y NO ABORTARÍA. Un bebé no sabe de errores, pero tiene derecho de vivir! Me quitaste lo que más quería Frida Sofía”, escribió.

Por el momento, Alejandra Guzmán no se ha referido a las nuevas acusaciones de su hija, a quien parte de la prensa rosa la acusa de querer llamar atención a toda costa. Ambas integran la llamada “Dinastía Pinal”, conformada por la descendencia de la primera actriz Silvia Pinal, madre de Silvia Pasquel y Alejandra Guzmán, quienes a su vez son las mamás de Stephanie Salas y Frida Sofía, respectivamente, y también está la bisnieta de Silvia Pinal, Michelle Salas, hija de Stephanie y el cantante Luis Miguel.

Las constantes polémicas protagonizadas por Frida Sofía se han vuelto un dolor de cabeza para toda la familia, incluido Pablo, su papá, quien declaró a los medios, hace un mes, que no sabe qué hacer con su hija.