Yuri Lorena Jiménez. 31 octubre, 2017

Tras cuatro años de ser novios, la exreina de belleza Fabiana Granados y José Salom se casaron en Girona, España. Mucha gente se preguntó por qué escogieron aquel destino, y es que saben que su amor por el vino fue uno de los factores que los llevó hasta ese hermoso país. Tanto Fabiana como José querían una boda de cuento de hadas y cuando les dijeron a sus padres que habían decidido casarse en España, la madre de José les dijo que seguramente nadie los iba a acompañar, que si acaso la familia. Al final, solo de Costa Rica asistieron unos 70 invitados.

José y Fabiana se conocieron cuando ella se preparaba para ir al concurso de Miss Universo en Rusia. José quién es sommeliersommelier , le daba clases sobre vino y protocolo. Ahí nació su amor. Luego Fabiana también se graduó como y ahora ambos tienen el restaurante Milá.

La ceremonia fue pequeña e íntima. Unos 80 invitados de varias partes del mundo (incluidos los ticos). Esta se realizó en los jardines del Mas de Torrent, una masía del siglo XVIII convertida ahora en hotel de cinco estrellas, y ofrecida por el famosos sommelier español Juan Muñoz. En los votos los novios intercambiaron vino e hicieron una analogía del amor y el vino (no podía ser de otra forma).

Luego de la ceremonia del vino, a los invitados los esperaba una cena maridada perfectamente con vinos de Francia y España. Por supuesto, el champán abundó. La decoración fue sobria pero idílica. Luego el grupo de los Hermanos Ramos de Colombia amenizó el bailongo que terminó bien entrada la madrugada con el punto guanacasteco y las bombas de los invitados, en honor a los ticos y la familia de Fabiana. Les agradecemos a los nuevos esposos la hermosa invitación y les auguramos una vida llena de felicidad, prosperidad y chiquitos (ehhh, broma broma), bueno ellos sabrán, pero vayan nuestros parabienes, más detalles de la boda en El Topo de Fiesta, en estas mismas páginas.

Amado por muchos, no tan querido por otros, la realidad es que Víctor Carvajal es el personaje de la televisión nacional más famoso del país. Insistimos en esto porque el fenómeno, lejos de menguar, aumenta.

Hay que estar cerca de él para verlo interactuar con el público y percatarse como la gente lo ríe, lo disfruta y lo aplaude. En las últimas galas de Dancing With The Stars se ha lucido increíblemente, no solo en el baile sino con su actuación. Si viviera en una ciudad como Nueva York, indudablemente estaría en un musical de Broadway. Cuando analizamos la historia del espectáculo de los países, encontramos artistas que se convierten en parte de la idiosincrasia de su pueblo.

Víctor, con pocos años de carrera en televisión, se está convirtiendo en un referente costarricense. Y definitivamente es una persona sumamente trabadora, que da lo mejor de él mismo en una pista de baile o frente a una cámara de televisión. Teletica, como siempre, hizo una excelente elección al incluirlo en esta temporada de Dancing , cuya final ya se vislumbra muy reñida.

Este lunes nos dio mucha risa la salida de un teleoyente que llamó al espacio radiofónico de Monumental, 120 minutos . Dirigido por Pablo Guzmán, ahora también al frente de Deportes Repretel, ese día un muchacho llamó pero no era para hablar de la jornada futbolística, sino para pedirle a Guzmán que, por favor, hiciera algo para que no lo maquillaran tanto cuando salía en tele y que por nada del mundo dejara que le volvieran a poner un “Victoria Secret #14”.

Muy serio, Guzmán les preguntó a sus contertulios que era eso, y Harry McLean lo sacó de la duda en segundos. “Maquillaje” le dijo con aquel vozarrón, mientras otros aclaraban que se trataba de un tono labial rojo popi y Guzmán decía: “A mí no me hace ninguna gracia”. Suponemos que estaba bromeando, pues es imposible que en estos tiempos en que los lectores y televidentes tienen la posibilidad de opinar en vivo, en directo o en redes, un personaje relacionado con el ámbito futbolero tenga la epidermis tan delgada. Además, el consejo estuvo atinado, ciertamente con Pablo se les va la mano con la merula.

Qué respetos para María Amalia Matamoros, reina de belleza que esta semana nos representó en el concurso Miss Universo Asiático, en Vietnam, pues sufrió dos imprevistos consecutivos de los cuales salió bien librada, mientras que seguro la mayoría de nosotros salimos pero corriendo.

Primero, en medio desfile del traje típico se le desprendió, justo cuando estaba al frente del escenario, en el momento clímax, una parte del cucurucho que llevaba en la cabeza y que integraba el hermoso traje confeccionado por el diseñador William Rodríguez. Con un instinto felino, Matamoros logró atraparlo en el aire y siguió como si nada.

Pero solo unos días después, este lunes, sufrió una estrepitosa caída mientras modelaba el traje de gala. Hay que decirlo, fue una caída horrible, aparatosa, pero una vez más María Amalia se levantó como un rayo veloz y no tuvo necesidad de impostar la sonrisa: con toda naturalidad y una risilla de complicidad, se recompuso y siguió su desfile como si tal cosa. ¡Qué grande! Aparte de bella, se nota que abunda en seguridad en sí misma. Al cierre de esta edición, el concurso no había elegido su reina. Nosotros, sépanlo, ya tenemos la nuestra.

PD. De última hora, se nos quedó por fuera de la edición impresa que, a pesar de dos percances en el concurso Miss Grand International, realizado en Vietnam y conocido como el “Miss Universo Asiático”, la modelo costarricense María Amalia Matamoros no se fue a casa con las manos vacías: la dos veces candidata del Miss Costa Rica (ediciones 2014 y 2016), ganadora de Miss Panamerican International 2014 y Miss Teen ExpoWorld 2008, logró colarse en el certamen asiático en el top 20 y obtuvo el premio al mejor cuerpo en traje de baño. Ya ven, la autenticidad gana cada vez más terreno en todos los ámbitos, tiempos modernos, que llaman. Aplauso para la ahora inolvidable Maria Amalia Matamoros.

La oferta del canal TD+, de Cabletica, nos sigue cautivando. Este lunes, en el espacio VideotecaChunche , retransmitieron las despedidas (los juegos de retiro) tanto de Mauricio Montero como de Erick Lonis Bolaños, y entonces recorrimos, junto a todos los protagonistas de aquellos tiempos, un par de jornadas memorables con los congéneres de ese par de emblemáticos y ya legendarios jugadores. Bien por TD+, urgía una opción así.

Ignacio Santos, lección editorial: Con motivo del cementazo hemos visto nacer “medios de información” en Internet marca ‘Patito’ que uno no sabe a quien responden o quienes son sus verdaderos autores; incluso hay algunos que evidentemente han sido creados para jalar agua al molinito de algún político, pero bueno, contra eso nada se puede hacer, son parte de la realidad mediática.

Por eso, en medio de tanta disparadera “noticiosa” de dudosa procedencia, resulta idónea la posición de algunos medios consolidados que informan con responsabilidad y la ética necesaria. Destacable es la firme posición de Telenoticias en lo que concierne al escándalo del magistrado Celso Gamboa, empezando por los fuertes editoriales de su director, Ignacio Santos —carentes de higaditis aunque, eso sí, duros y al hueso — a la hora de exigir la renuncia inmediata de Gamboa.

En varios editoriales, coronados por el último —el día siguiente de la nefasta comparecencia de Gamboa— Santos ha hecho una firme instancia al aún magistrado para que dé un paso a un lado y asuma las consecuencias de sus actos, una posición que tiene doble puntaje cuando, como el mismo Ignacio lo señaló, en el pasado se le reconoció a Gamboa, como lo hizo todo el país, su desempeño en la función pública. Incluso, el 31 de agosto pasado, estos Topos departimos con Santos, Gamboa y otro grupo de figuras conocidas en los actos conmemorativos del Día del Afrodescendiente, en Limón.

Las vueltas de la vida: Gamboa, por cierto, fue aplaudido y celebrado por cientos de limonenses que le reconocieron la lucha que el hoy magistrado sostuvo contra la delincuencia en la provincia caribeña. Lejos estaban los limonenses —y el país entero— de imaginarse por dónde iba a saltar la liebre en este caso, que ha escalado proporciones gigantescas y que, como bien lo ha dicho Ignacio Santos, con todo desapasionamiento y con robustos argumentos, por lo pronto debe decantar la inmediata renuncia del Magistrado Gamboa.

En la infaltabletarima de Cable Tica, estaban alcaldes, el Ministro de Seguridad Gustavo Mata, diputados de todos los partidos como fue el caso de Danny Hayling y Abelino Esquivel, el ahora polémico Celso Gamboa quien vivió y trabajo como fiscal en Limón y es muy querido en la provincia, Miss Costa Rica Elena Correa, Karina Ramos, pastores religiosos, empresarios, Ignacio Santos, René Picado y el periodista RogelioBenavides —quienes no se pierden la actividad desde hace muchos años— representantes de todos los sectores sociales de Limón. En otras oportunidades han estado el diputado Ronny Monge y el alcalde Roberto Thompson. En fin, la tarima de Cabletica es la más visitada en el Día del Afrodescendiente.

Lo paradójico del trabajo periodístico es que a Ignacio Santos le tocó compartir con el Magistrado al que dos meses después no le tembló el pulso para pedirle que renuncie a su cargo.

Tenemos abejón en el buche con el estilo de cobertura de tragedias naturales que está por imponerse en las transmisiones televisivas. Lo poco gusta y lo mucho empacha. Ya esbozaremos nuestros comentarios al respecto, pues nos parece que algunos suceseros están abusando del yoísmo y del drama, y tampoco así. Ya hablaremos.