Andrés Díaz P.. 15 octubre
Gabriel Meoño es hijo de los actores Arturo Meoño y Mary Nieves Barahona, ellos le ayudaron a desenvolverse desde niño.
Gabriel Meoño es hijo de los actores Arturo Meoño y Mary Nieves Barahona, ellos le ayudaron a desenvolverse desde niño.

Él es Gabriel Meoño y también es Lonrot. Si usted tiene más de 25 años quizá nunca haya escuchado de él y, mucho menos, ha visto sus videos en YouTube.

Sin embargo, para las nuevas generaciones Lonrot, quien aunque no le cae bien a todos, es bien conocido por su comedia ácida y humor negro.

Esta fórmula le ha alcanzado para hacerse con tres millones de suscriptores en YouTube, ningún tico acumula tantos.

Lonrot conversó con Viva. El youtuber radicado en México, confiesa que vivir de generar contenidos no es fácil, pues en cada video que se sube a YouTube hay un gran proceso de producción y el dicho: hoy estamos mañana quién sabe se agudiza aún más en la Internet, donde la popularidad es un bien fluctuante.

Así habla Gabriel Meoño sobre Lonrot, el tico más popular en YouTube:

¿Cuál era la intención cuando fundó el canal?

Yo comencé con un canal que se llama ZoominGames en español, este canal era de videojuegos y lo hice con una empresa holandesa. Básicamente yo agarraba el contenido en inglés y lo pasaba a español. Le metía mi humor, mi comedia, lo localizaba para la audiencia latinoamericana.

Ahí me di cuenta de que la mayoría de mi audiencia era de México. Estuve trabajando con este canal unos cuatro años, al año de estar trabajando con ZoominGames, empecé a ganar un poquito, como $400, y de pronto Google cambió el algoritmo, cambió la forma en la que se hacía dinero por Google Ads, que son los anuncios que salen en YouTube.

“En el 2015 entró este cambio y entonces empecé a ganar muchísimo menos. En ese momento decidí que necesitaba hacer mi propio canal, porque yo ganaba apenas un porcentaje. Sí tengo mi propio canal, voy a ser dueño y hacer lo que quiera. Estuve dos años intentando pegar en YouTube, me costó muchísimo pero al final lo logré y al final de cuentas, en YouTube no se gana bien por publicidad o por los anuncios, se gana bien por los patrocinadores.

En fin, la intención era tener independencia económica, nunca he sido fan de trabajar para otros.

Lonrot es un producto, es un personaje, no es alguien que ande en ropa interior todo el día y se pone frente a la cámara y dice lo que se le ocurre

¿Cómo definiría su estilo?

Es comedia ácida mezclada con crítica. Lamentablemente eso tiene ir variando poco a poco, porque últimamente YouTube nos está censurando a los creadores de contenido, nos está evitando utilizar lenguaje ofensivo, malas palabras.

Hay que usar humor más agradable para las marcas, o sea, como humor Coca Cola, humor Dos Pinos, para toda la familia. Pero sí, mi humor es hablar de cosas que le caguen a la gente todos los días. Es hablar de las cosas retrasadas, de las cosas estúpidas, cosas cancerígenas del día a día.

¿En qué momento el canal deja de ser un pasatiempo y se convierte en un oportunidad para lucrar?

En mi caso nunca fue pasatiempo. Jamás. Yo siempre quise hacer de esto un trabajo, una profesión rentable. A la gente le choca el concepto del youtuber que se dedica solamente a eso.

¿Cuáles YouTubers lo inspiraron?

Primero que todo, cuando empecé a hacer gameplays, El Rubius y Pew Die Pie. De hecho todavía soy fan de Pew Die Pie. Me cae bastante bien, eso fue cuando empecé a hacer gameplays. Por cierto, nunca pegué haciendo eso, fui un fracaso absoluto. Un amigo me dijo hace como dos años que debería checar 8cho, quien hace Tops, esas listas de Youtube. En sus videos él sale en cámara. Durante la lista, él sale en cámaras, critica y se burla de cosas muy graciosas en general y de ahí agarré la fórmula para hacer los tops. “Aunque realmente 8cho he visto tres videos, no lo soporto mucho porque está gritando todo el tiempo igual que yo. Yo soy súper irritante, por suerte, yo nada más hago mis videos y no los tengo que ver (se ríe).

¿Por qué tomó la decisión de mudarse a México?

Es un proceso largo. Primero no hacía mucho dinero en Costa Rica porque ya sabés que Costa Rica es un país muy caro y uno gana con la publicidad de YouTube. Cuando comencé a hacer dinero en YouTube era eso, pura publicidad, no tenía colaboraciones con marcas. Entonces ganaba súper poquito. En la época cuando trabajaba para ZoominGames conocí a un amigo en México. Él hace videos del videojuego League of Legends, me dijo que a él no le iba mal y que estaba haciendo campañas publicitarias, entonces me pasó el contacto de una empresa que me daba dinero por promover videojuegos. Solamente tenía que colocarlos al inicio de los videos. Hice la prueba y de golpe empecé a ganar muy bien. No tuve que pensarlo mucho para irme a colaborar en videos en México, aquí conocí a mi novia. Luego regresé a Costa Rica por una temporada y luego me decidí por completo a mudarme a México,

Además, México es muy barato, es súper económico. Es muy cómodo. Depende de la zona donde uno esté viviendo es muy tranquilo, súper tranquilo. Entonces hay una mezcla, primero es más barato que Costa Rica, luego puedo conocer a mi audiencia que consume mis vídeos, además, aquí está mi novia.

¿Usted tiene otra profesión aparte de generador de contenidos?

Me dedico 100% a YouTube, es mi fuente absoluta de ingresos. Si pierdo el canal me quedo sin nada, es en serio.

¿Usted en el colegio era igual de extrovertido y entretenía a sus compañeros?

Yo siempre fui introvertido. Pero siempre tuve ese lado de burlarme de mis compañeros, de hacer bromas pesaditas porque en mi familia todos somos así. Siempre entretenía a mis compañeros, hacía dibujos de mis compañeros con el sexo opuesto. Era el típico bully adolescente.

¿Ha recibido algún reconocimiento por parte de YouTube?

No. Solo me han puesto restricciones de edad a la mitad de mis videos o los esconden de la plataforma y hasta los desmonetizan. Yo siento que a veces la plataforma sería más feliz si yo no existiera. Mi canal es demasiado ofensivo para ellos.

¿Qué tanto le ayudó que sus padres sean los actores Arturo Meoño y Mary Nieves Barahona?

Absolutamente todo. El hecho que me pueda dedicar a YouTube y tenga este personaje es un producto directo con la profesión de mis papás y lo que ellos me inculcaron.

¿Cuáles son sus metas a futuro?

Vamos a hacer una academia online, un curso, un seminario que queremos andar por muchos países incluyendo Costa Rica sobre cómo viralizarse en YouTube cuales son las estrategias, las métricas, como funcionar como una empresa.

¿Cuáles consejos le daría a un chico que quiera seguir sus pasos?

Te pongo un ejemplo, hace poco me invitaron a dar una charla en Panamá y un niño me confesó que iba a dejar de estudiar para dedicarse de lleno a YouTube. Por favor, o sea, no jodás.

Primero hay que tener mucho conocimiento sobre cómo funciona la plataforma. Porque Lonrot es un producto, es un personaje, no es alguien que ande en ropa interior todo el día y se pone frente a la cámara y dice lo que se le ocurre. Cada video que yo produzco tiene guión, tiene estructura, le doy muchas vueltas al tema.

Cada video que se elige para salir en el canal de Lonrot tiene una estrategia de que va a funcionar, que la gente lo va a consumir. Yo sé que hay una relación parasocial– la relación parasocial es cuando una persona ve a otra en televisión o en Internet y piensa que es un amigo cercano– Hay gente que se confunde y piensa que puede ser como mi personaje. Para un niño que quiera ser el próximo Lonrot en algunos años, bueno, que estudie, que terminé mínimo el colegio, que comprenda cómo funciona pegar en Internet. Ojalá que lleve cursos de actuación, de medios, que sepa usar el equipo, también tiene que aprender a hacer guiones. No es fácil, pero hay aprender y comprender lo que la gente consume. Yo me lo tomo en serio, porque para mi esto no es un hobby.