Entretenimiento

Crítica de cine: ‘Un asunto de familia’: La familia no es tradicional

El cine japonés, de la mano del buen director Hirokazu Koreeda, logra un filme pleno

Lamentablemente, el cine de latitudes distintas a las de Hollywood llega poco al país. Por eso, nos alegra ver hoy uno de los filmes más distinguidos y el más reciente del director japonés de 56 años, Hirokazu Koreeda: Un asunto de familia (2018, cuyo título original es “Manbiki Kazoku”).

Este filme nos sacude con dureza dramática, de la que va al cuerpo. A la vez, es capaz de emocionarnos con sutileza lírica, de la que va a lo más noble de nuestros sentimientos. Este ejercicio particular de emociones extremas le da gran valor mientras desarrolla su trama.

La historia narrada, de aparente sencillez al principio, se torna más compleja con su devenir despacioso, pero sin tonos solemnes; en tanto, relata la trama con cariño por sus personajes, para llegar a un final donde los sucesos saltan como en una caja de sorpresas. Suceda lo que suceda, el filme nunca pierde el amor por sus personajes, de alguna manera los admira desde sus contradicciones y así los muestra, para que nosotros también los comprendamos y los amemos desde su círculo familiar.

Lo que sucede en Un asunto de familia es que esa “familia” no tiene la hechura tradicional que se le da a dicho grupo; al contrario, es una familia diversa o alternativa, donde ninguna mujer joven ha parido, pero hay un niño y una niña. También hay una abuela que lo es por nombre y cariño, no de manera biológica, y un hombre que es ladrón.

El director Hirokazu Koreeda logra una soberbia caracterización de un grupo humano unido por el amor, sin lazos sanguíneos y que, igual, se llama “familia”. Tal vez podamos comparar con algunas obras de Charles Dickens como Oliver Twist o David Copperfield, pero con la creatividad de la cultura oriental de Koreeda.

Esa familia se va componiendo de a poco. Así, crece cuando durante uno de sus habituales hurtos, Osamu encuentra a una niña sola en la calle y muerta de frío. La recoge. A pesar de sobrevivir en una habitación pequeña y en injusta pobreza (toda pobreza es injusta), la “familia” es feliz, hasta que lo inusitado revela algo que pone a prueba los lazos que los unen como sujetos distintos en un mismo grupo.

Con sentida definición de personajes, valiosas actuaciones (gran dirección actoral), pulida fotografía realista, música oportuna y un montaje particular (del todo apropiado para el manejo de los tiempos), visualmente estupenda y con profundo contenido humanista, la película Un asunto de familia nos exige ver el cine de otra manera y encontrar, así, la obra maestra que ahí se encuentra.

UN ASUNTO DE FAMILIA

Título original: Manbiki Kazoku

Japón, 2018

Género: Drama

Dirección: Hirokazu Koreeda

Elenco: Kengo Kora, Sakura Ando

Duración: 121 minutos

Plataforma: Magaly

Calificación: CINCO estrellas ( * * * * * ) de cinco posibles