Manuel Herrera. 3 julio
Gabriela Alfaro y Álvaro Aguilar son los protagonistas de 'Un mordisco, mon amour'. Fotografía: cortesía Nicole Roman.
Gabriela Alfaro y Álvaro Aguilar son los protagonistas de 'Un mordisco, mon amour'. Fotografía: cortesía Nicole Roman.

Ya con solo el nombre es fácil darse una idea. Un mordisco, mon amour es un cruce entre la comida y el amor, algo que de inmediato resulta atractivo.

Este espectáculo, que se estrenó en el 2016, regresa a escena a partir de esta semana. Con una mezcla de crítica y humor, será remontado y conviene repasar su historia.

La obra es un vistazo a la gastronomía popular costarricense. Mientras se sigue las vidas de dos personas que se dedican al negocio de la comida, lo criollo y lo popular se nos pone de frente como espejo de lo que siempre ha estado allí en nuestra cultura, atravesado por un enamoramiento que crece a medida que el patio de descanso se visita en medio de las jornadas de trabajo.

Este proyecto es una creación conjunta entre Natalia Mariño, la actriz Gabriela Alfaro y el actor Álvaro Aguilar, bajo la producción de Jennifer Monge. Además cuentan con el apoyo del colectivo Grupo 31 y otros colaboradores.

“En este espectáculo se muestra el espejo de las celebraciones populares costarricenses, de esas personas que se encargan de los antojos gastronómicos que compramos de vez en cuando en alguna fiesta patronal o feria. Nos adentramos en un universo de una historia de amor en medio del trajín diario de este trabajo. La versión del 2016 apenas era de 20 minutos y con muy pocos elementos, así que a partir de ella, ha crecido una propuesta escénica y audiovisual en donde conoceremos más a profundidad el mundo de los personajes y sus aventuras”, comentó Natalia Mariño.

Para este año la producción viene firmada por Carmen Teatro, un colectivo escénico que nació en el 2013 como espacio para la investigación y creación escénica bajo la dirección de Natalia Mariño. Desde entonces han desarrollando con éxito varios espectáculos en Costa Rica y el extranjero, entre ellos Viola (1234), montaje galardonado en los Premios Nacionales de Cultura 2015 en la categoría de Mejor Dirección

“La experiencia previa con esta obra nos dejó las ganas de extenderla por el gran potencial que tenía y la grata experiencia con el público. Así que este año, después de un respiro entre otros proyectos realizados, en definitiva sentí el momento adecuado para retomar el montaje, y desarrollarlo a mayor profundidad y en formato extendido. Es la primera comedia de Carmen Teatro.” señaló la directora artística, Natalia Mariño.

Un mordisco, mon amour se presentará en el Laboratorio John Lehmeyer (ubicado 400 metros sur de Servicentro El Higuerón en San Pedro) del viernes 5 al domingo 7 de julio y del viernes 19 al domingo 21 de julio.

El espectáculo se presentará a las 8 p. m. los viernes y sábados, y a las 6 p. m. los domingos.

La entrada tiene un precio por persona de ¢5.000 en preventa y de ¢6.500 el día del evento. Se pueden reservar llamando al 8886-2403 o escribiendo al correo electrónico delcarmen.teatro@gmail.com.