Jorge Arturo Mora. 10 julio
Tatiana Chaves dirige el Taller Nacional de Teatro. Foto: Archivo
Tatiana Chaves dirige el Taller Nacional de Teatro. Foto: Archivo

Han pasado más de dos meses desde que el Taller Nacional de Teatro (TNT) se vio obligado a abandonar el Teatro Óscar Fessler, su centro de ensayos ubicado en barrio Escalante, San José.

Una plaga de pulgas fue la que les hizo imposible permanecer allí a los estudiantes y funcionarios de la institución del lugar, según señala Tatiana Chaves, directora del TNT.

“Tuvimos, recién entrando a la dirección, una situación de plaga de pulgas, ya que en la zona hay una comunidad de mapaches que decidió vivir en barrio Escalante y entraron a las instalaciones. Se tuvo que recurrir a fumigar y sufrimos un éxodo prematuro”, señala la jerarca.

El TNT ya tenía planes de reacondicionar el Teatro Óscar Fessler, pero la reconstrucción no pudo iniciarse porque el proyecto no fue avalado por la Contraloría General de la República (CGR). Paralelamente, se planeó la construcción de un nuevo edificio para el TNT, que no ha iniciado.

Según el reporte que Contraloría General de la República envió a este medio, el 21 de noviembre se denegó una solicitud de autorización para invertir presupuesto del Teatro Melico Salazar en el proyecto de restructuración del edificio.

Chaves, durante la administración Solís Rivera, estuvo a cargo de la Compañía Nacional de Teatro y, para el mandato de Carlos Alvarado, fue nombrada por la ministra Sylvie Durán en el Taller Nacional de Teatro, el pasado 9 de mayo.

Chaves manifiesta que las condiciones en el recinto son insostenibles.

“Las instalaciones del teatro son muy antiguas, por lo que se prosiguió el proceso de alquilar un nuevo edificio, para brindar un espacio que atienda las necesidades de la institución", señala la directora.

Tras consultas de La Nación sobre este asunto, la ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, brindó declaraciones en un correo electrónico.

“Esta situación (la plaga de pulgas) se me comunicó prácticamente desde el inicio. El 14 de mayo del 2018 empezamos con problemas de esta plaga en las instalaciones del TNT, por lo que se elevó enseguida a la administración del Teatro Popular Melico Salazar que procedió a realizar las gestiones de una primera fumigación de emergencia y posteriormente se decidió trasladar las actividades fuera de la sede”, indica el correo.

Según Durán, se han realizado tres fumigaciones en el recinto, efectuadas el 23 de mayo, el 6 de junio y el 25 de junio.

Ante esta circunstancia, los ensayos del Taller Nacional de Teatro han sido reubicados de manera itinerante en el Teatro La Aduana, el Teatro de la Danza, las torres del Centro Nacional de Cultura y las salas de la galería del Teatro Melico Salazar.

“Esto sucede en un proceso de traslado”, señala Chaves, “porque se está construyendo un nuevo edificio para el taller (TNT). Mientras tanto, se alquilará un edificio para las necesidades actuales”.

Alquiler emergente
Sylvie Durán ejerce su segundo mandato consecutivo como ministra de Cultura. Foto: Rafael Pacheco
Sylvie Durán ejerce su segundo mandato consecutivo como ministra de Cultura. Foto: Rafael Pacheco

Ante la consulta sobre la autorización de Presidencia para el alquiler del nuevo edificio del TNT, a sabiendas de la restricción anunciada para nuevos contratos de alquiler, la ministra Durán manifestó que la aprobación se dio en julio por dos razones: la atención de las condiciones del edificio y que el proyecto de construcción no contó con el aval de la Contraloría porque el terreno del Teatro Óscar Fessler y del TNT pertenece al Museo Calderón Guardia, otra institución bajo el alero del MCJ.

Sobre el plazo previsto para la ocupación del edificio alquilado, el ministerio dijo que “el contrato ya está listo y estamos en el proceso de la entrega del inmueble por parte del propietario al TNT, ya que han estado haciéndole una serie de mejoras a solicitud de la administración”.

Según el correo enviado por el ministerio, el presupuesto “proviene del Teatro Popular Melico Salazar y sus programas, recursos que se determinaron por un perito del Ministerio de Hacienda en ¢4.216.806 al mes. No afecta el presupuesto para el presupuesto 2018, ya que estaba contemplado para este ejercicio económico”, señala el MCJ.

El edificio por alquilar se ubica al costado sur del Centro Cultural Costarricense Norteamericano, en barrio Dent.

Con respecto a la construcción del nuevo edificio del TNT, el ministerio proyecta un presupuesto aproximado de ¢1.300 millones; sin embargo, la ministra señala que se deberá gestionar el proyecto de inversión para dotar de un edifico al TNT ante el Banco de Proyectos de Mideplán.

La entidad a cargo de la construcción del nuevo edificio es el Teatro Melico Salazar, ente que cobija al TNT.

Sobre el Teatro Óscar Fessler

Según señaló el ministerio, el Teatro Óscar Fessler presenta varios problemas en sus instalaciones desde hace algunos años, entre ellos el hundimiento de pisos, desagües y problemas de instalación eléctrica.

El MCJ presentó un informe técnico del proyecto de reestructuración total del edificio, pero la Contraloría General de la República negó la autorización para invertir presupuesto del Teatro Melico Salazar, ya que el inmueble es propiedad del Museo Calderón Guardia.

Entonces, ¿qué sucederá con el Teatro Oscar Fessler?

“El Teatro Óscar Fessler está cerrado hace ya dos años por las condiciones del edificio que ya mencionamos. Las condiciones y recuperación del uso deberá ser valorado una vez se pueda ingresar de nuevo”, señala la ministra en el correo.

Se trató de contactar con Luis Núñez, director del Museo Calderón Guardia, sobre las relaciones entre el TNT y el museo pero no se obtuvo respuesta al cierre de la edición.