Alexánder Sánchez. 2 julio
Max Valverde, viceministro de Cultura. Fotos Melissa Fernández Silva
Max Valverde, viceministro de Cultura. Fotos Melissa Fernández Silva

El Costa Rica Festival Internacional de Cine (CRFIC) no se efectuará en el 2018.

Así lo confirmó el viceministro de Cultura, Max Valverde, en un correo electrónico del 20 de junio. El jerarca mencionó marzo del 2019 como la posible fecha para su realización.

Aunque el exdirector del Centro de Cine, Fernando Rodríguez, finalmente avaló lo comunicado por Valverde, apenas un día antes había dicho que la decisión no era "oficial" y que él "no estaba autorizado" para referirse sobre el tema (Rodríguez dejó la dirección este lunes 2 de julio).

El Centro de Cine es el ente del Ministerio de Cultura y Juventud que organiza el festival anualmente.

"Por diversas razones, derivadas de las lecciones aprendidas luego de realizar con éxito en la Administración pasada cuatro ediciones consecutivas del CRFIC, se ha considerado (...) que a finales del mes de marzo es la fecha ideal para la celebración de un festival", aseguró Valverde en el correo electrónico.

Según Valverde, el cambio de fecha habría sido definido en sesión del Consejo Nacional de Cinematografía –el cual está con vacantes y en proceso de definir sus nuevos integrantes desde el inicio de la nueva administración–.

"La conveniencia de trasladarlo a marzo obedece a razones de fondo (...) y la oportunidad que brinda el cambio de administración en el Centro de Cine para abrir un proceso de diálogo sobre dichas lecciones aprendidas y las oportunidades de mejora", añadió Valverde.

Sin embargo, y a pesar de la confirmación de Valverde del traslado a marzo, el exdirector el Centro de Cine dice que las fechas exactas para la realización del certamen aún son inciertas y que podría ser incluso en abril.

Según Rodríguez, el Consejo Nacional de Cinematografía estaría convocando a un "diálogo" con el sector audiovisual para tocar el temas de las fechas, la conveniencia del traslado del festival y "todo lo que quieran decir", según palabras de la cabeza del Centro de Cine, que la oficina de prensa del MCJ envió a La Nación luego de que se le pidieran más detalles al viceministro Valverde.

"Por eso es que lo de la fecha también es algo relativo, ya que puede ser que el sector diga que finales de marzo no es conveniente por algún motivo o que es mejor en abril. No lo sé", dijo el exdirector del Centro de Cine

"Queremos saber sus opiniones y esperamos que ese diálogo comience a darse la próxima semana. Por eso es que lo de la fecha también es algo relativo, ya que puede ser que el sector diga que finales de marzo no es conveniente por algún motivo o que es mejor en abril. No lo sé, son una serie de consideraciones", dijo Rodríguez.

El exdirector del Centro de Cine dijo que una fecha tentativa para la realización del festival es del 21 al 30 de marzo. Sin embargo, esos días no estarían confirmados. Incluso, según lo dejó entrever Rodríguez, principios de abril sería otra fecha considerada para la realización del certamen.

El CRFIC, que al principio se conoció con el nombre Paz con la Tierra y que el año pasado tuvo un costo de ¢375 millones, se realiza anualmente desde el 2012, variando entre los meses de julio, octubre, noviembre y diciembre.

La cita es el espacio más importante de su tipo dedicado al cine tico, pues los realizadores lo toman como una vitrina y una oportunidad para conectarse con otras figuras del sector audiovisual. Es uno de los tres grandes programas que ejecuta el Centro de Cine cada año, junto a un fondo de producción y un ciclo de cine.

Este lunes 2 de julio, se anunció también que no se realizarían funciones de domingo en ese ciclo de cine, Preámbulo, "a raíz de ajustes presupuestarios que el Gobierno ha dictaminado".

Cuestionamiento de exdirector.

Raciel del Toro, director artístico de la edición del CRFIC del 2017, cuestionó la gestión del festival de parte del Centro de Cine. No estaba al tanto del cambio propuesto al ser consultado por La Nación.

"Si sos una institución que tiene tres grandes proyectos: Preámbulo, El Fauno y CRFIC, y no puedes dar una continuidad anual a uno de los tres, hay ahí una cuestión administrativa, que desconozco porque no soy empleado público, pero hay un fallo que está dando al traste con uno de sus grandes proyectos", expresó.

El Cine Magaly ha sido una de las principales sedes del Costa Rica Festival Internacional de Cine. Fotografía José Cordero
El Cine Magaly ha sido una de las principales sedes del Costa Rica Festival Internacional de Cine. Fotografía José Cordero

Del Toro no ha sido contactado para retomar su función como director para la nueva edición.

"Siempre que hay una nueva dirección hay cambios, pero nadie del equipo del festival (del año pasado) sabe si va a haber cambio o ni siquiera ha existido información de si habrá continuidad del equipo", agregó Del Toro.

De hecho, con respecto a la contratación de un nuevo director artístico para el festival, aún no existe un cartel público presentado ante el Sistema Integrado de Compras Públicas (SICOP).

Al respecto, Valverde comentó que el cartel "sí existe", pero aduce que aún no se ha tramitado vía SICOP. "Eso sucederá en los próximos días", afirmó el viceministro.

"Sí hay, sí hay, él como no está (Raciel del Toro), no tiene claro lo que estamos trabajando aquí a lo interno, pero sí hay cartel. (...); los trámites se están dando para la publicación de un cartel", dijo Rodríguez.

Sin embargo, Rodríguez afirmó que estos trámites quedarán para la próxima administración del Centro de Cine, que a partir de este 2 julio asumió Ana Xóchitl Alarcón.

Desde los inicios del CRFIC, los atrasos en la contratación del director artístico y de todo el equipo de trabajo, han sido un obstáculo en ediciones anteriores para la realización óptima del festival. Un festival de cine requiere varios meses de planificación, pues depende de disponibilidad de películas, agendas de invitados y las gestiones de trámites propias de cualquier evento masivo.

Credibilidad en entredicho.

Marcelo Quesada, quien fue director artístico del festival en el 2015 y 2016, dijo que aplazar la realización del festival le resta credibilidad al proyecto.

“Los festivales de cine son construcciones a mediano y al largo plazo, que se basan en la credibilidad y en la confianza. Yo creo que esto le resta credibilidad al proyecto, por lo tanto afecta la confianza que tanto el sector, el público y la industria internacional tenían", argumentó el exdirector del festival.

Marcelo Quesada, quien fungió como director artístico del Costa Rica Festival de Cine en el 2015 y 2016.Fotos: Mayela López
Marcelo Quesada, quien fungió como director artístico del Costa Rica Festival de Cine en el 2015 y 2016.Fotos: Mayela López

"Para mí, un festival que cambia de fecha todos los años se percibe desde afuera como un festival que no se sabe hacia dónde apunta", agregó.

Además, Quesada dijo que los procesos públicos que se deben seguir para realizar el festival han terminado por afectar su realización.

"A nivel internacional hay referentes de festival en los que se conjuntan esfuerzos entre lo privado y lo público. En el caso del CRFIC, los procesos administrativos públicos que lo rodean lo afectan muchísimo. Durante muchos años lo tuvieron en riesgo y finalmente parece que este año lo afectan de una manera todavía más contundente", dijo.

Alianzas con Educación y agenda internacional

Entre los motivos que adujo Valverde para el traslado del CRFIC para marzo del 2019 se señalan posibles alianzas con el Ministerio de Educación Pública (MEP) para llevar estudiantes a las salas y el choque de agenda con el Festival de La Habana en diciembre.

Con el MEP, según el jerarca, "existe la oportunidad de realizar funciones especiales con escuelas y colegios, lo cual es imposible de realizar en diciembre cuando ya los centros educativos se preparan para salir a vacaciones".

El anterior punto se relaciona con uno de los propósitos actuales del Centro de Cine, que es la apreciación del cine desde tempranas edades y la creación de nuevos públicos.

"Existe la oportunidad de realizar funciones especiales con escuelas y colegios, lo cual es imposible de realizar en diciembre", dice el viceministro

"En segundo lugar, las fechas posibles en el mes de diciembre coinciden en su totalidad con el Festival de Cine de La Habana, que este año ya llega a su edición número 40. Es decir, se compite directamente con un festival de mucho recorrido", agregó Valverde.

El viceministro, además, señaló que, en marzo, el CRFIC podría incorporarse a "un carrusel de festivales importantes en América Latina". Esta seguidilla de eventos inicia en Cartagena de Indias y continúa con la finalización del Festival de Guadalajara a mediados de marzo.

Luego de Cartagena y Guadalajara seguiría el CRFIC, para cerrar en abril con el Festival de Panamá y el Bafici, en Argentina.

Esta posición contrasta con la que el Consejo Nacional de Cinematografía tomó en el 2012, cuando sacó el Festival de Cine Paz con la Tierra precisamente de ese carrusel, para "no competir".

Para el Consejo de aquel entonces, integrado en esa oportunidad por Iván Rodríguez, Antonio Iglesias y Enrique Somogyi, no era conveniente que el festival tico se celebrara ni en diciembre ni tampoco en marzo.

Las emociones del CRFIC quedarían relegadas hasta el 2019. Este diciembre no habría Festival de Cine. Gesline Anrango
Las emociones del CRFIC quedarían relegadas hasta el 2019. Este diciembre no habría Festival de Cine. Gesline Anrango

La última consideración señalada por Valverde es clima, pues según señala el jerarca diciembre se ha comportado muy inestable en los últimos años.

"El clima de finales de marzo permite una mayor circulación de público en las actividades al aire libre, a diferencia de diciembre, que en los últimos años se ha comportado frío y ventoso", finalizó.

Sin embargo, Quesada no comparte ninguno de los argumentos dados por el viceministro para aplazar el certamen fílmico.

"Cuando yo estuve involucrado con el festival se evaluaron una cantidad muy amplia de factores, incluso los mencionados, y después de un análisis exhaustivo se determinó que diciembre era la fecha adecuada para hacer el festival", expresó Quesada.

"Respeto el criterio de Max Valverde, pero yo no podría asegurar que esa fecha vaya a mejorar la asistencia y la relevancia del proyecto", dice el exdirector del CRFIC

"La primera mitad del año, específicamente en Latinoamérica, se tiene muchísima competencia. Especialmente se vive en Centroamérica, con el Festival de Panamá, que tiene una estructura mucho más consolidada. Respeto el criterio de Max Valverde, pero yo no podría asegurar que esa fecha vaya a mejorar la asistencia y la relevancia del proyecto", finalizó.

Pero al no realizarse el CRFIC en el 2018, ¿cómo queda el presupuesto del Centro de Cine para este año? ¿Cómo se manejará la no ejecución de este gran proyecto en el presente año?

"Todo se ha planificado en forma debida para los ejercicios presupuestarios de 2018 y 2019 y no debe existir ningún sobrante presupuestario o subejecución", argumentó Rodríguez.

El presupuesto del Centro de Cine para el 2018 es de ¢1.375 millones.