Manuel Herrera. 11 junio
Carolina Guillermet es la autora de la exposición 'La articulación de las contradicciones', que estará durante un mes en el Museo Calderón Guardia. Fotografía: Rafael Pacheco.
Carolina Guillermet es la autora de la exposición 'La articulación de las contradicciones', que estará durante un mes en el Museo Calderón Guardia. Fotografía: Rafael Pacheco.

El Museo Calderón Guardia, en Barrio Escalante (San José) exhibirá por un mes la exposición La articulación de las contradicciones, de la artista costarricense Carolina Guillermet.

La muestra está compuesta por acrílicos de gran formato y serigrafías donde la autora experimentó con el color y las formas. La exposición se mantendrá en la sala capitalina del miércoles 12 de junio al viernes 12 de julio.

A pesar de lo vibrante que pueden resultar las obras que componen La articulación de las contradicciones, estas no escapan del énfasis de la artista en el paisaje urbano –de gran carga simbólica y emotiva– planteados con lógica racional.

En su trayectoria, Carolina Guillermet mantiene relación entre sus obras pictóricas en formatos más tradicionales y entre las intervenciones con trabajo más instalativo, donde las propuestas cromáticas se insertan en la arquitectura y el paisaje urbano, en sus signos, su identidad y en sus formas de desplazamiento.

“Guillermet incursiona, de alguna manera, en lo abstracto geométrico con una marcada tendencia tropicalizada, con la presencia de verdes y naranjas en sus versiones más brillantes, más intensas. Destaca la excelente composición y se torna muy interesante el tema de la yuxtaposición, que vislumbra investigación y continuidad”, mencionó Luis Rafael Núñez, sobre la exposición.

La articulación de las contradicciones resultó de las experimentaciones de color que la artista hizo en un taller de trabajo en el que participó en Ginebra, Suiza.

El historiador de arte latinoamericano de la Universidad Brandeis (Estados Unidos), José Luis Falconi, opinó sobre la exposición: “Los paisajes abstractos de Carolina Guillermet son siempre paradójicos… en tanto son precisos en su disonancia cromática o compositiva, sus pinturas nacen de una delicada pero rigurosa contraposición de colores, a lo que se les suman desafiantes esquemas arquitectónicos, y paisajes casi imposibles”.

Carolina Guillermet jugó con las formas y colores en su nueva exposición. Fotografía: Rafael Pacheco.
Carolina Guillermet jugó con las formas y colores en su nueva exposición. Fotografía: Rafael Pacheco.

Carolina Guillermet estudió arte en Costa Rica, Francia y Suiza. Actualmente, ella es docente en la Universidad de Costa Rica. En el 2016 y 2017 participó en residencias en Pekín (China) y fue becaria en investigación en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo MMCA, en Seúl (Corea del Sur).

En el 2006, la costarricense recibió el premio Aquileo Echeverría en Pintura por la intervención urbana Casas pintadas y por la exposición Ciudades: memoria colectiva, también alojada en aquel entonces en el Museo Calderón Guardia.

Guillermet ha expuesto en forma individual en Costa Rica, Francia y Suiza; además, ha realizado ocho instalaciones en espacios públicos en Suiza y Costa Rica, y grupalmente ha participado en 22 muestras de arte.